Cinco hoteles con chimenea alrededor del mundo para ver la nieve tras el cristal

De Alaska a los Alpes, pasando por la Patagonia chilena 

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: asbe / ISTOCK

Si algo bueno tiene el frío es que obliga a buscar la calidez. Es tiempo de arremolinarse bajo la manta y asistir al crepitar del fuego, mientras los copos se deslizan al otro lado de la ventana. En estos hoteles desperdigados por el planeta las horas pueden ser eternas a la orilla de la chimenea con la compañía de un buen libro y una buena copa de vino.

Amangani Hotel (Wyoming): romanticismo al pie de las montañas

Amangani Hotel

Y no de unas montañas cualquiera, sino de las del Grand Teton, el deslumbrante parque nacional de Estados Unidos, situado al noroeste del estado de Wyoming. Aquí se emplaza este legendario hotel, justo en un punto privilegiado en el que se domina el valle de Jackson Hole y se divisan los majestuosos montes de Teton. Su rompedora arquitectura de arenisca, cristal y madera ha alumbrado una fórmula magistral: la de adaptar el estilo rústico del oeste americano al minimalismo del este europeo. Ideal para estos días fríos, en sus suites con chimenea y en su spa de influencia asiática no cabe imaginar más lujo y sofisticación.

Sheldon Chalet (Alaska): exclusividad en un lugar remoto

Sheldon Chalet

Lo de menos es la chimenea en medio del salón, flanqueada por enormes ventanales que transparentan el paisaje blanco. Lo de más es su emplazamiento en el Parque Nacional de Denali, en los flancos de la montaña más alta de América del Norte. Así es este hotel considerado entre los más exclusivos del mundo. Una maravilla de la ingeniería en un paisaje inhóspito de hielo y nieve. En realidad, se trata de una cabaña de lujo de apenas cinco habitaciones, asentada sobre una colina de glaciares y a pocos pasos del monte Denali, anteriormente llamado McKinley. Que los huéspedes lleguen en helicóptero y sean recibidos con champán y marisco es solo una de sus extravagancias.    

Top Hotel Hochgurgl (Austria): paraíso para los amantes del esquí 

Top Hotel Hochgurgl

Situado en Otztal, a 2.150 metros de altitud, se trata de uno de los hoteles más altos del mundo. Precisamente por ello, sus pistas cuentan con la que, para muchos, es la mejor nieve virgen de Europa, lo que le convierte en un edén para los amantes del deporte blanco. Aquí, frente a su chimenea, hallarán el descanso perfecto tras una dura jornada. Clásico pero elegante, rústico pero romántico, también este Relais & Chateau es uno de de los más lujosos de la firma, con una cocina gourmet que hace las delicias de los esquiadores  foodies y un área wellness que es todo un referente.

San Lorenzo Mountain Lodge (Italia): paisaje de cuento

San Lorenzo Mountain Lodge

El más bello paisaje invernal se despliega frente a este hotel escondido entre los bosques vírgenes de Val Pusteria, en los Alpes italianos. Aquí, en lo que parece una escena de cuento, lo que fuera un antiguo pabellón de caza del siglo XVI es hoy una bonita casa alpina, amueblada con antigüedades y gusto contemporáneo, pero con un marcado estilo tirolés. Todo en este lugar rezuma calidez, desde el aroma a esencias naturales que desprenden sus habitaciones hasta el crepitar del fuego en la chimenea del salón, donde el tiempo transcurre lento y apacible como siempre debiera ser.

Awasi Patagonia (Chile): calidez en el fin del mundo

Awasi Patagonia

Sólo la Patagonia puede brindar esa mítica sensación de hallarse en el fin del mundo. Especialmente si el alojamiento tiene lugar en este hotel mimetizado con la naturaleza magistral del chileno parque nacional de las Torres del Paine. Cálidas y tremendamente acogedoras son sus doce villas cúbicas, construidas sobre pilares e inspiradas en los antiguos refugios patagónicos. Desperdigadas por una reserva privada y distribuidas de tal forma que cada una goza de total privacidad, todas cuentan con vistas a la estepa, los lagos, los bosques y las montañas. Sus interiores rústicos, provistos de estufa a leña y sala de estar, proporcionan la calidez perfecta para una estancia inolvidable.