Cenar en un edificio de Gaudí

La Casa Vicens y la Escuela de Hostelería Hoffman se unen para completar un proyecto que mezcla arquitectura y gastronomía.

VIAJAR
 | 
Foto: TaviTopai / ISTOCK

Antoní Gaudí (1852-1926) se licenció como arquitecto en 1878. Apenas cinco años más tarde, en 1883, inició su primer gran proyecto, La Casa Vicens. El edificio lo encargó construir el señor Manuel Vicens i Montaner, un corredor de bolsa adinerado e importante durante aquella época que quiso levantar, en pleno distrito de Gracia, una residencia de verano.

Dos años después, en 1885, la casa ya estaba finalizada, destacando inmediatamente entre el resto de edificios barceloneses por sus llamativas formas y colores, que distaban totalmente de lo que por aquel entonces se estaba construyendo en la ciudad.

ValeryEgorov / ISTOCK

En noviembre de 2017, más de 130 años después de su edificación, la Casa Vicens por fin se abrió al público. Ahora el inmueble funciona como casa-museo, y puede ser visitado tanto a través de un guía como de forma independiente. Durante la visita se puede disfrutar del talento desbordante de Gaudí; un talento que en aquellos años apenas estaba desarrollándose, pero en el que ya podía intuirse un genio creador único.

Para la construcción del edificio Gaudí se basó en las casas tradicionales catalanas, aunque le añadió su característico toque personal, con atrevidas formas, colores y elementos decorativos y simbólicos. Uno de los aspectos más particulares de la residencia es, sin duda, su fachada decorada con azulejos y cerámicas de colores, lo que otorga a la vivienda un característico toque árabe.

La Escuela de Hostelería Hofmann en un edificio de Gaudí

La apertura de la casa al público el pasado noviembre iniciaba la relación de colaboración entre Casa Vicens y la Escuela, pues una cafetería del sello Hofmann estaría presente en el jardín del inmueble de forma permanente. Sin embargo, ahora el acuerdo se amplia: Hofmann se ha convertido en el catering preferente del recinto, pudiendo ofertar sus servicios en todas las estancias.

Escuela de Hostelería Hofmann

El restaurante Hofmann, con una estrella Michelin desde 2004, lleva su carta de temporada hasta la Casa Vicens. Ravioli de bogavante, cochinillo ibérico con texturas de fresa o arroz meloso de pato ahumado son algunos de los platos disponibles. Los espacios deberán reservarse con antelación, pudiéndose celebrar el banquete, por ejemplo, en el comedor principal del inmueble.

Asimismo, la mezcla de gastronomía y arquitectura modernista puede también disfrutarse mediante catas guiadas. La llamada “5 Catas Experience” permite, de la mano del sumiller Lluís Manel Barbar, profesor de enología de la Escuela Hofmann, acompañar la visita a la Casa Vicens con maridaje y degustación en cinco de sus espacios.

Por ahora sólo se realizará una experiencia como esta cada mes, con posibilidad de ampliar en el futuro la periodicidad. Además, para septiembre ya está programada una cata guiada centrada en los bombones.