El Castillo de Soutomaior, nuevo símbolo de las Rías Baixas

El Castillo de Soutomaior de Pontevedra será musealizado en abril para conocer su historia de una manera más inmersiva.

VIAJAR
 | 
Foto: arousa / ISTOCK

El Castillo de Soutomaior se presenta como la nueva apuesta de la Diputación de Pontevedra para dar a conocer el patrimonio de las Rías Baixas. Situado en el municipio homónimo, este castillo sirvió como fortaleza desde su construcción en el siglo XII y, más tarde, se convirtió en la residencia de nobles, marqueses, y -según cuentan las leyendas- hasta fantasmas.

Turismo Rías Baixas

En el próximo mes de abril, el recinto se musealizará, es decir, se decorarán sus estancias con objetos y ropajes creados para sumergir al visitante en las historias que albergan sus muros. Se mantendrán las visitas teatralizadas y las celebraciones de eventos esporádicos como bodas o reuniones, pero se incorporarán al calendario talleres y actividades que aún están siendo definidos por la Diputación de Pontevedra.

Una de las figuras destacadas en este proceso de musealización, será la Marquesa de Ayerbe, una mujer progresista y amante del arte. Nacida en el Castillo de Soutomaior en 1875, María Vinyals fue escritora y articulista, y transformó el castillo en un punto de encuentro entre artistas plásticos, dramáticos y literarios. Emilia Pardo Bazán, María Barbeito o Carmen de Burgos eran algunas de las ilustres invitadas al domicilio de los Marqueses de Ayerbe.

En cuanto al recinto amurallado, se desconoce su origen, pues no se han encontrado documentos que daten cronológicamente sus elementos arquitectónicos o su situación política. Sin embargo, se cree que el Castillo de Soutomaior se fortificó durante la Edad Media, presumiblemente en los últimos cien años de esta época.

Deputación Pontevedra

En los extramuros se sitúan los majestuosos jardines, entre cuyas flores destaca la camelia. Tanto, que en 2012, el jardín del Castillo de Soutomaior fue reconocido como el primer Jardín de Excelencia Internacional de España y séptimo de Europa por la Sociedad Internacional de la Camelia.

El castillo se puede visitar de martes a domingo desde las 10 hasta las 20 horas, por un precio de 2 euros por persona. A partir de mayo, con el horario de verano, se abrirá el castillo todos los días de 10 a 21 horas.

// Outbrain