Castañas para Navidad: estos son los mejores bosques para recolectarlas

Una bonita excursión para llenar las mesas y, al mismo tiempo, disfrutar de los últimos coletazos del otoño

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: Helena GH / ISTOCK

No hay Navidad sin este este nutritivo fruto seco que puede comerse crudo, asado o en deliciosas sopas y suculentos postres. Un producto que, por cierto, y según cuentan los expertos, tiene propiedades ideales para combatir la melancolía. La castaña se hace un hueco primordial en las mesas por estas fechas y por eso aquí te contamos cuáles son los mejores bosques de nuestra geografía para recolectarlas. Y, ya de paso, para disfrutar de un agradable paseo (todavía) otoñal:

Castañar Montánchez, Cáceres

Este bosque extremeño es un paraíso para los amantes de las castañas, pero también para los de otros tesoros comestibles tales como las moras, las setas y los espárragos. Pero más allá del festín culinario que este paraje proporciona, es, recorrerlo es, sobre todo, una experiencia fantástica (y nunca mejor dicho). Y es que su acceso es a través de un corto sendero que parte de la plaza de toros de la localidad cacereña para transportar, de pronto, a unos parajes de cuento pintados con amarillos, pardos y rojos sobre un manto mullido de hojas y musgo.

Castañar Montánchez, Cáceres
Castañar Montánchez, Cáceres | Azagala1000 

La ruta es fácil y rápida (apenas de dos kilómetros) por lo que es perfecta para hacer en familia y, si quedan fuerzas, emprender otro camino, el llamado De donde nace, que conduce al nacimiento del Arroyo de los Molinos a lo largo de ocho kilómetros.

Castañar de la Sierra de Aracena, Huelva

La castaña es uno de los rasgos distintivos de esta sierra y de las gentes que la pueblan, hasta el punto de que este fruto forma parte del nombre de algunas poblaciones e incluso aparece en heráldicas municipales. Por eso este castañar, que es un simbólico paisaje de la provincia onubense y que forma parte del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, es ideal para este tipo de excursión.

Castañar de la Sierra de Aracena, Huelva
CarlosR17 / ISTOCK

Porque los castaños crecen campantes y lustrosos en este terreno gracias a sus suelos ricos en hierro y magnesio, pese a haber sido introducido entre los siglos XV y XVI. Dado que es nuestro producto es muy apreciado por los habitantes del lugar (ese potaje de castañas propio de la zona…) es fácil por esta época encontrar cuadrillas de recolectores o apañaores, en busca de este pequeño manjar que tiene distintas variedades y un sinfín de posibilidades.

Fraga de Catasós, Pontevedra

Lo encontramos a las afueras de la villa de Lalín, a medio camino entre Santiago y Orense. Alfombrado de hojarasca, este pequeño bosque mixto declarado Monumento Natural alberga sin embargo algunos de los castaños más altos del continente europeo, que pueden alcanzar los 30 metros y que han sido, por ello, objeto de análisis científicos.

Fraga de Catasós, Pontevedra
Fraga de Catasós, Pontevedra | Jglamela

Castaños cuya madera ha servido para fabricar los pazos de la zona, como aquel que se encuentra en el mismo sendero y que inspiró a Emilia Pardo Bazán su novela de Los pazos de Ulloa. Su fruto, esas castañas tan nutritivas para los meses de invierno, se encuentran desperdigadas por el suelo entre la masa boscosa.