Los bosques más bellos de Cazorla para disfrutarlos en otoño

El mayor pulmón verde del país modifica sus colores con la llegada del otoño.

Manuel Mateo Pérez
 | 
Foto: venemama / ISTOCK

El Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, el mayor espacio natural protegido de España, es estos días en que se anuncia el otoño una tentación para los amantes del senderismo y la bicicleta de montaña. El mayor pulmón verde del país cambia de color, se escucha la berrea y los pueblos que se asoman a él invitan al caminante a conocer mejor su patrimonio histórico, la gastronomía popular y sobre todo los caminos que se adentran en sus bosques.

Caminar Cazorla, Segura y Las Villas es fácil. Existe, de hecho, una ruta circular que se conoce con el nombre de Bosques del Sur y que discurre por las masas arbóreas más valiosas del parque. En su territorio se despliega un sendero circular de 478 kilómetros que atraviesa el corazón del parque, un gran recorrido que conecta sus lugares más bellos. Bosques del Sur es un gran recorrido con el número 247, una oportunidad única para conocer los secretos que encierra el gran macizo montañoso jiennense, sus pueblos y aldeas, sus gentes, la gastronomía y costumbres, la flora y fauna de un lugar único catalogado como Reserva de la Biosfera.

Fotomicar / ISTOCK

Atraviesa dieciocho de los veintitrés municipios del parque y está articulado en veintiuna etapas, once derivaciones y seis variantes. El sendero permite andarlo en ambos sentidos. Comienza desde cualquiera de los dieciocho términos municipales por los que discurre.

El nivel de dificultad de cada una de las veintiuna etapas está indicado según el método oficial de los GR (gran recorrido) y PR (pequeño recorrido). Una de las grandes apuestas en Cazorla, Segura y Las Villas ha sido la recuperación de emblemáticas casas forestales, convertidas desde ahora en refugio para caminantes y senderistas. Todas ellas están convenientemente señalizadas y mantenidas. Orillan los caminos, son lugar de encuentro de amantes de la naturaleza y los espacios abiertos y quedan próximas a zonas de acampada controladas y otro conjunto de refugios, alojamientos rurales y hoteles que fortalecen la infraestructura de la ruta.

Fotomicar / ISTOCK

La ruta atraviesa tierras de Siles, Benatae, Orcera, Segura de la Sierra, Hornos de Segura, Beas de Segura, Sorihuela de Guadalimar, Villanueva del Arzobispo, Iznatoraf, Villacarrillo, Santo Tomé, La Iruela, Cazorla, Quesada, Hinojares, Pozo Alcón, Peal de Becerro y Santiago-Pontones. Además, incluye aldeas emblemáticas del parque por su belleza y su tipismo, entre las que destacan Cañada Morales, Belerda, Arroyo Frío, Coto Ríos, Fuente Segura, Pontón Alto y Pontón Bajo, La Toba, Los Anchos, Poyotello y algunas más. Recorrer el GR 247 Bosques del Sur es comprender y valorar las riquezas que encierran estas sierras. Las etapas de este maravilloso viaje a pie discurren por parajes naturales de extraordinario valor ecológico.

Es el caso del nacimiento del río Guadalquivir o del río Segura, cuyas aguas frías y cristalinas brotan de una poza ubicada en el término de Santiago-Pontones, uno de los mayores territorios municipales de Andalucía. El recorrido atraviesa, además, los embalses del Aguascebas, Anchuricas y La Bolera, además de parajes como Puntal de la Misa, Arroyo Frío, la cumbre de Banderillas, Caballo Torraso, el mirador de Juan León o Peñalta, el calar del Espino, la montaña de Navalperal o el pico de El Yelmo, una de las alturas emblemáticas del parque.