La guía más relajante: los mejores balnearios de la península

Nada mejor que un balneario para relajarse. Cuentan con termas naturales que constituyen un verdadero lujo sensorial. Activan nuestra circulación sanguínea, potencian el sistema inmune y depuran el organismo. Por si fuera poco, reducen el riesgo de las contracturas musculares. Y, lo principal, regeneran tanto emocional como psíquicamente.

Redacción VIAJAR
 | 
Foto: Kudla/Shutterstock

Se consideran aguas termales a aquellas que tienen al menos una temperatura 4 ºC más elevada que la media anual de su emplazamiento. El calentamiento generado por las formaciones geológicas subterráneas es la causa de esa diferencia térmica.

España es un país privilegiado, también, en termoturismo. Cuenta con una amplia y excepcional oferta de balnearios en todo el país. A continuación, vamos a sumergirnos en un recorrido excepcional por los mejores establecimientos turísticos dotados con aguas termales.

Balneario de la Virgen | Salvador Foto

Jaraba, Zaragoza: Hotel Balneario de la Virgen

A unos 90 minutos de la capital maña, entre el Cañón y Hoces del río Mesa, este balneario cuenta con cinco manantiales con aguas regeneradoras que fluyen a una temperatura de entre 30 y 34 grados. Desde el siglo II se les asocian poderes curativos, tanto es así que el contenido de sus fuentes eran consideradas como agua de las ninfas.
Además del lago termal exterior y la romántica cueva, es un enclave turístico que ofrece otros grandes atractivos. El Monasterio de Piedra, en Nuévalos, se encuentra muy cercano. Además, es un escenario óptimo para observar a las aves y practicar deporte al aire libre.

Alhama de Aragón, Zaragoza: Hotel Balneario Alhama de Aragón. Sin salir de esta provincia aragonesa, nos encontramos con uno de los balnearios más antiguos de España. De origen árabe, todavía conserva sus termas iniciales del siglo XII.

Totalmente actualizado, incluye una espectacular piscina exterior y un reconfortante circuito termal, así como servicios spa. Entre ellos, masajes, saunas y muchos más.

Balneario Lanjaron | Balneario Lanjaron

Lanjarón, Granada: Hotel Balneario de Lanjarón

Nos desplazamos al sur de España, en las inmediaciones de la Sierra Nevada de Granada, para disfrutar de nuevos chapuzones de salud. Entre formidables montañas, nos encontramos con una ubicación privilegiada y aguas termales famosas por su pureza. De hecho, proceden de seis manantiales mineromedicinales situados en el parque nacional.

El disfrute termal, aquí, es completísimo. Además de una piscina con cascada, diferentes chorros y opciones cuello de cisne, vamos a contar con espectaculares experiencias sensoriales. Entre ellas, una piscina de ingravidez que garantiza la plena relajación muscular.

Balneario Vichy Catalán | Balneario Vichy Catalán

Cales de Malavella, Girona: Balneario de Vichy Catalán

Es otro de los nombres propios que siempre asociamos a la excelencia termal. La temperatura media de sus aguas se sitúa en 37 ºC y, además, ofrece una amplia zona dedicada a los servicios estéticos y a la relajación general.

Entre sus principales atributos, podemos destacar que dispone de un espacio termal destinado a niños de entre 6 y 13 años. La estética de sus instalaciones es, además, muy atractiva. En cuanto avanzamos por el camino arbóreo de la entrada principal, ya empezamos a desconectar.

Balneario La Hermida | Balneario La Hermida

La Hermida, Cantabria: Hotel Balneario La Hermida

En este hotel de cuatro estrellas equidistante entre Santander, los Picos de Europa y el valle de Liébana, la relajación termal está garantizada. Sus aguas están consideradas entre las mejores de Europa por sus propiedades mineromedicinales. Tanto es así, que destacan por su carácter hipertermal clorurado-sódico con una elevada mineralización.

Se encuentra a orillas del río Deva, ubicado en un espectacular desfiladero. Lo más llamativo es que sus aguas brotan de forma espontánea, a 60 ºC, desde tres manantiales diferentes.

Balneario Puente Viesgo | Balneario Puente Viesgo

Puente Viesgo, Cantabria: Balneario de Puente Viesgo

También se encuentra muy cerca de Santander, a solo 28 kilómetros, este complejo termal dotado con el llamado Templo del Agua, un circuito reconstituyente y regenerador como pocos.
Entre sus características más originales figuran los tratamientos de fangoterapia, que combinan agua y barros variados con propiedades curativas y estéticas. Sus instalaciones incluyen opciones como jacuzzis, camas de agua y otras propuestas termales.

Balneario de Panticosa | Balneario de Panticosa

Panticosa, Huesca: Balneario de Panticosa

El Pirineo aragonés es otro de los escenarios termales emblemáticos de España. Escoltado por enormes montañas con más de 3000 metros de altura, es uno de los más populares y visitados en nuestro país.

Dispone de varias partes diferenciadas, aunque la más carismática es la conocida como Termas de Tiberio, cuyas aguas surgen a 53 ºC de temperatura. La piel es la principal beneficiaria de estos tratamientos termales, pues se regenera y embellece al mismo tiempo.

Podríamos seguir enumerando opciones, como las Thermas de Griñón en Madrid, Castilla Termal Burgo de Osma en Soria, Castilla Termal Balneario de Olmedo en Valladolid y Thalasia Costa de Murcia, en esta provincia mediterránea. Las posibilidades, que son inagotables y muy satisfactorias, se encuentran repartidas por todo el territorio. Sin duda, siempre es un buen momento para relajarnos en los mejores balnearios peninsulares de nuestro país.