El art déco de Tamara de Lempicka llega a Madrid

El  madrileño Palacio de Gaviria acaba de inaugurar la primera exposición retrospectiva dedicada a la figura de Tamara de Lempicka. La selección incluye en torno a 180 piezas procedentes de más de 40 colecciones privadas, museos y prestadores, podrá visitarse en Madrid hasta el 24 de febrero de 2019.

Redacción Viajar
 | 
Foto: Redacción Viajar

El  madrileño Palacio de Gaviria acaba de inaugurar la primera exposición retrospectiva en Madrid dedicada a la figura de Tamara de Lempicka. La selección incluye en torno a 180 piezas procedentes de más de 40 colecciones privadas, museos y prestadores, podrá visitarse en Madrid hasta el 24 de febrero de 2019.

La exposición de Madrid presenta una  contextualización de la trayectoria artística de Lempicka también a través de una puesta en escena inmersiva, donde sus obras están colocadas en ambientes decorados con reconocibles objetos déco. Así se constituye un recorrido en el que las pinturas dialogan con muebles, biombos, lámparas, jarrones, vidrieras, fotografías y grabaciones de época.

Redacción Viajar

Tamara de Lempicka fue pionera en desarrollar el movimiento más característico de la época, marcada por la estética de los años 20 con sus motivos geométricos, colores brillantes y formas rotundas: el art déco. Un estilo clásico, simétrico y rectilíneo que alcanzó su mayor apogeo entre 1925 y 1935, pero que hunde sus raíces en movimientos anteriores como el cubismo y el futurismo, así como en la influencia de la Bauhaus. Lempicka fue una de sus representantes más destacadas en el ámbito de las artes plásticas, para las que planteó toda una revolución.

La muestra, que está despertando una gran acogida por parte del público español, ha sido ya presentada por esta empresa italiana de gestión cultural en otras sedes como el Palacio Real de Milán (2006), La Pinacoteca de París (2013), el Palacio Chiablese de Turín (2015) y el Palacio Forti de Verona (2015), todas ellas han cosechado notable éxito de público y crítica. 

En el verano de 1932, la artista realizó una larga estancia en España, con un viaje que la llevó a Málaga, Sevilla, Córdoba, Toledo y Madrid, documentado por algunos extasiados artículos firmados por los críticos españoles del momento. Aclamada como una diva, admirada por su arte caracterizado por un lenguaje neto y refinado, descrita como un ejemplo de belleza y elegancia, Tamara de Lempicka subrayó en las entrevistas su interés por El Greco y Goya, que estudiaba diligentemente en largas sesiones en los museos españoles.

Redacción Viajar

Dividida en distintas secciones, la muestra da a conocer diversas facetas de la artista, abarcando no sólo sus creaciones sino también el determinante contexto en el que se movió y el estilo de vida que la convirtió en todo un referente de la época. Así, el visitante se hará con una imagen completa de de Lempicka (su pasión por la moda, su bisexualidad, su vasta cultura artística...) gracias a las distintas partes de la muestra: ¡A París! ¡En París, en los años locos!, La casa más moderna de París, Tamara de Lempicka y la Moda, Las amazonas, Naturaleza muerta, Madres e hijos, Alfonso XIII, El manual de Historia del Arte,Tamara de Lempicka, baronesa Kuffner y Visiones amorosas.

// Outbrain