Apúntate a la nueva y exclusiva expedición de VIAJAR: Safari por Zimbabue

La revista VIAJAR propone a sus lectores formar parte de una nueva expedición, organizada por B the Travel Brand. Un Safari en Zimbabue, la tierra que acoge el escenario de una de las leyendas más atractivas de África, además de las reservas de fauna salvaje más espectaculares del continente y las cataratas victoria.

Redacción Viajar
 | 
Foto: Shumba138 / ISTOCK

VIAJAR y B the travel brand le proponen una nueva Expedición VIAJAR. Un viaje excepcional, de 12 días de duración, que llevará a los expedicionarios al país que inspiró la leyenda africana de Las minas del rey Salomón.

Comenzará en Harare, la capital de Zimbabue, continuará por las misteriosas ruinas del Gran Zimbabue y los sagrados Montes Matobo, se detendrá en el Parque Nacional de Hwange para disfrutar de sus bosques y su fauna salvaje y concluirá en el extraordinario escenario natural definido por las cataratas Victoria, de las que dijo Livingstone que hasta los ángeles deberían detener su vuelo para contemplarlas.

guenterguni / ISTOCK

Un viaje abierto a la participación de los lectores, del 4 al 15 del próximo mes de mayo, que contará con la participación del director de VIAJAR, Mariano López, y del gran fotógrafo de viajes Tino Soriano, y que nuevamente nos llevará a descubrir uno de los lugares más fascinantes del planeta.  

¿Quieres irte de expedición con VIAJAR? Aquí puedes encontrar toda la información, detalles y precios

Programa de la VIII expedición VIAJAR

 

Harare y el santuario de rinocerontes

A solo 40 km de la bulliciosa Harare, la capital de Zimbabue, que visitaremos el primer día, se encuentra Thetford Game Reserve, un santuario de rinocerontes que propone un singular acercamiento a estos magníficos animales, en peligro de extinción. Una experiencia única en la vida.  

Goddard_Photography / ISTOCK

El misterioso Gran Zimbabue

Las ruinas más antiguas, grandes y misteriosas de África inspiraron la leyenda africana de Las minas del rey Salomón. En 1871, el explorador alemán Karl Mauch creyó haber descubierto en este lugar los restos de Ofir. Las construcciones, de muros circulares, estaban levantadas sin argamasa, como las fenicias. En sus proximidades había cientos, si no miles, de yacimientos de oro. Un río comunicaba el lugar con el puerto de Sofala, en el Índico. Mauch determinó que era el lugar de donde había salido el oro que llegó hasta Salomón. Su teoría y sus aventuras llevaron a Henry Rider Haggard a escribir Las minas del rey Salomón y la saga de aventuras de Allan Quatermain. 

Goddard_Photography / ISTOCK

Parque Nacional de Matobo

Alberga una de las mayores concentraciones de África de leopardos gracias a sus frondosos bosques, a la abundancia de antílopes y a la alta población de una de sus presas favoritas: los damanes. También es un extraordinario oasis para la avifauna, con la mayor concentración de águilas negras del mundo. Situado a unos 35 kilómetros al sur de Bulawayo, protege un territorio formado hace unos dos mil millones de años. Fue declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad en 2003. 

 

Rocas y rinocerontes

El área suroccidental de Matobo, conocida como Whovi Game Park, está dedicada a la protección de los rinocerontes, blancos y negros. Las pinturas rupestres de Matobo acreditan que este fue un lugar afamado por sus rinocerontes, que se reintrodujeron a principios de los años 60. Es un excelente lugar para intentar avistar ejemplares de esta especie cada vez más amenazada y para contemplar los impresionantes equilibrios de las rocas de Matobo, refugios naturales desde hace miles de años. 

brytta / ISTOCK

“Los cinco grandes” en Hwange

El Parque Nacional de Hwange es la reserva más grande de Zimbabue. Acoge más variedad de mamíferos que cualquier otro parque nacional del mundo. Es famoso por su población de elefantes, que se congregan por miles durante la estación seca. También por su variedad de antílopes, que permiten avistar especies tan singulares como el gran kudu y el antílope sable. Será el territorio donde la Expedición intentará avistar los cinco grandes mamíferos de África: león, leopardo, elefante, rinoceronte y búfalo del Cabo.

paulafrench / ISTOCK

Reserva de licaones

Hwange cuenta con la mayor población en África de licaones, perros salvajes africanos, una especie gravemente amenazada por el riesgo de extinción. Se estima que el número de ejemplares en Hwange supera los 160, gracias a los esfuerzos de la organización Painted Dog Conservation, cuya estación de rescate visitaremos durante la Expedición. 

jez_bennett / ISTOCK

La mayor maravilla de África

Las cataratas Victoria son una de las grandes maravillas naturales del mundo. No son las más altas (el récord lo posee la cascada del Salto del Ángel, en Venezuela), ni las más anchas (lo son las de Khone, en Laos), ni las que más volumen de agua vierte por minuto (ganan las de Iguazú, Brasil), pero forman la mayor cortina de agua en la Tierra. Vierten 550 millones de litros por minuto. Mayo es un mes excelente para contemplar las cataratas Victoria. El explorador y misionero escocés David Livingstone fue quien las bautizó con el nombre de su reina: Victoria I, la tatarabuela de Isabel II. El 16 de noviembre de 1855, David Livingstone avistó las cataratas y dijo de ellas que eran “la mayor maravilla que he visto en África”.

evenfh / ISTOCK

Crucero por el río Zambeze

El río Zambeze es el cuarto río del continente africano por longitud y el mayor de los que vierten sus aguas al Océano Índico. Disfrutaremos de su curso antes de llegar a las cataratas. La navegación por el río en un tranquilo y romántico crucero nos permitirá avistar los animales que habitan en la ribera y contemplar el inolvidable momento en que el Sol tiñe de rojo al atardecer las aguas del poderoso Zambeze. 

volschenkh / ISTOCK

Vuelo en helicóptero

Al explorador y misionero David Livingstone le pareció también que el cielo debía intervenir en el formidable despliegue de la naturaleza que crean las cataratas Victoria: “Hasta los ángeles en su vuelo deberían detenerse –escribió– para contemplar un espectáculo como este”. Volaremos sobre las cataratas en helicóptero para completar nuestra visión del escenario y el formidable espectáculo natural que maravilló a David Livingstone. 

Poblado de Chinotemba

Los kololo llamaban a las cataratas “mosi oa tunya”, el humo que truena, una descripción que coincidía bastante con la que aplicaban los antiguos habitantes de la zona. Los zezuru las llamaban “mapopoma”, estruendo, y los ndebele las denominaban “manza thunqayo”, el agua que se eleva como humo. Los tonga creían que allí donde se estrellaban las aguas del río y nacía el arco iris se ocultaba una divinidad. Para los nambia, las cataratas eran “chinotemba”, el lugar que truena. Cerca de Victoria Falls está el poblado de Chinotemba, el lugar donde reside la mayor parte de la población local del área. 

Parque de las Cataratas Victoria

El encuentro de millones de litros de agua contra la pared vecina genera un formidable estruendo acompañado de una nube de vapor que se puede ver a 60 kilómetros de distancia. La presencia del arco iris es constante. A veces se forman dos o más arcos iris. También es posible ver la formación del arco iris de noche, con Luna llena. Un espray que parece nacido del arco iris envuelve y llena de energía a los visitantes. Recorreremos el Parque de las Cataratas Victoria bajo la mirada de sus habituales habitantes: monos y antílopes. 

TraceRouda / ISTOCK

Cómo participar en la Expedición

Información sobre vuelos, alojamientos, precio y el programa completo del viaje a Zimbabue en la página www.expedicionviajar.com y en B the travel brand Experiences (c/ Miguel Ángel, 33. Madrid. Tel.: 91 484 11 11). Plazas limitadas.