Actividades en azoteas: los mejores planes con vistas en Barcelona

Son planes por todo lo alto: desde monólogos hasta partidos de tenis. Se abre la veda de las azoteas. Actividades con la ciudad bajo tus pies.

Actividades en azoteas: los mejores planes con vistas en Barcelona
Actividades en azoteas: los mejores planes con vistas en Barcelona / El Palace Barcelona

Lo llevan diciendo los 'influencers' desde que Instagram todavía usaba el filtro Valencia. Si pones un ‘skyline’ de fondo, hasta la foto más mediocre se convierte en un éxito. Son los planes más cotizados cuando llega el calorcito: los eventos en azoteas, experiencias que en Idealista no bajarían de 1.800 al mes. Desde conciertos, teatro y monólogos, hasta yoga y tenis, y siempre con unas vistas que triunfarán en Instagram. Prometido, estos planes siempre estarán a la altura.

Terrats en Cultura

Festival en terrazas

Los expertos en terraceo son Terrats en Cultura, que llevan ya más de una década llenando las azoteas de Barcelona y L’Hospitalet con propuestas culturales y multidisciplinares para todos los gustos y edades. El 1 de junio arranca la nueva temporada, que se extenderá hasta el 27 de julio, y que viene con una agenda que incluye desde danza y música hasta ‘stand-up’, poesía y teatro. En total, 5 propuestas musicales y 10 de artes escénicas en 11 terrazas (y, shhh, las ubicaciones son secretas: te avisarán dónde ir 48 horas antes del espectáculo). 

Esta edición, la doceava, promete ser un éxito. A dos semanas de empezar, ya está colgado el cartel de “entradas agotadas” en varios de sus espectáculos. Sí, están más solicitados que el teléfono de Illa tras las elecciones. Las entradas oscilan entre los 12 y 18 euros, e incluye consumición. Eso sí, si compras antes del 30 de mayo, tienen un 20% de descuento.

Terraceo modernista

Música en azoteas emblemáticas

Las azoteas del ciclo de Terrats en Cultura no son las únicas que se llenan de planes en cuanto empieza a picar el sol. ¿Buscas un plan monumental? En la Casa Batlló (paseo de Gràcia, 43) tienes la receta modernista con las Noches Mágicas, otro clásico que llega con el buen tiempo. Los ingredientes de este éxito son sencillos: la azotea del espectacular edificio, música en directo, luces nocturnas y copas. Un plan romántico que te ecumbrará como el Julio Iglesias de Tinder.

Casa Battló

Casa Battló

/ Istock / benedek

Y, en una terraza vecina, la de la Pedrera (paseo de Gràcia, 92), más de lo mismo. Con La Pedrera Esencial & Night Experience, podrás visitar el edificio modernista como si estuvieras en pleno viaje de LSD: a través de un espectáculo inmersivo que concluye con un ‘videomapping’ de los guerreros de la Pedrera que coronan su azotea. 

No es el único plan de terraceo en la agenda de la Pedrera. Apúntate, también, las noches de Talents Jazz en La Pedrera, un ciclo organizado juntamente con instituciones musicales de renombre de la ciudad (Liceu, ESMUC, Taller de Músics…) para promover el jazz que se hace en Barcelona. Del 30 de mayo al 26 de julio con, en total, 22 conciertos. Y, ojo: la entrada no solo incluye el concierto, también una copita de cava y una visita a las buhardillas del edificio.

Planes en hoteles

Haz el guiri en Barcelona

Contrariamente a lo que piensas, los hoteles no son solo para guiris. Más allá de acoger a marabuntas de asiduos a las chanclas con calcetines, los hoteles de la ciudad no dejan de organizar actividades para los locales. Fiestas, ‘djs’, conciertos y hasta festivales han convertido estas azoteas en ‘hot spots' del tardeo. Aire libre, copas, música y un aforo reducido son los encantos de estos planes que cada vez atraen a más fans.

La lista de tardeos hoteleros es interminable. Está el Negresco Princess (Roger de Llúria, 16 - 18), el Renaissance (Pau Claris, 122), el Generator (Còrsega, 373), el Ocean Drive (Aragó, 300), el Sofitel Skipper (avenida del Litoral, 10), el W Barcelona (Rosa dels Vents, 1) o The Hoxton Poblenou (Diagonal, 205), entre decenas de ejemplos más.

Pero, entre las largas agendas de ocio hotelero, toca destacar el plan del cinco estrellas Kimpton Vividora (Duc, 15), que ha ido un paso más allá y ha decidido montar su propio festival en una de sus suites. Guárdalo en tu calendario: el 19 de mayo vuelve el Kimpton Vividora Fest, que cuenta con Blanca Paloma y La Habitación Roja en su cartel, y durante el cual, además de música, habrá experiencias de arte. Y ya, tras el concierto, súbete a su terraza para acabar la velada con una copita y con vistas al Gòtic perfectas para el postureo. 

LaTerrazza

El club de electrónica ‘open air’

En una de las muchas plazas del Poble Espanyol (avenida Francesc Ferrer i Guàrdia, 13), cada fin de semana se instala un ‘must’ del ocio barcelonés. Es LaTerrazza, el ‘Open Air Club’ dedicado a la electrónica, con planes de jueves a domingo, ‘non-stop’. Aunque es famoso por sus fiestas veraniegas hasta la madrugada, también tiene una nutrida programación de fiestas ‘Sunset’, es decir, de tardeo, que empiezan a las 19 h y acaban a medianoche, y cuyos carteles están también bien curados. Y sí, con vistas a Monjtuïc y al campanario del Poble Espanyol, así que sales con ‘story’ asegurada.

Deporte en azoteas

Sudando con vistas

En la terraza del Mandarin Oriental (paseo de Gràcia, 38-40) hacen el saludo al sol lo más cerca posible del astro: en su azotea. Es una de las sesiones de yoga que pondrían los dientes largos a Ícaro, organizadas por Frizzant (Gran Via de les Corts Catalanes, 692). Las clases, que buscan «una relajación profunda» y «recargar las pilas», utilizan el aire libre, las envidiables vistas y las instalaciones de lujo del hotel de cinco estrellas para arrancarte un 'om' en cuanto te tumbes sobre la esterilla. 

No es la única terraza que Frizzant dinamiza con yoga y meditación. Al Mandarin se le suman la azotea modernista de La Casa de Les Punxes (avenida Diagonal, 420), el Jardín del Hotel Palace (Gran Via de les Corts Catalanes, 668) y el ‘rooftop’ del ME (Casp, 1-13).

¿Has visto ‘Challengers’, lo último de Luca Guadagnino? Seguro que, desde que la viste, estás obsesionado con coger una raqueta y jugar con las bolas (absténganse segundas lecturas). Una recomendación para aspirantes a tenista: el Bonasport (Vista Bella, 11). El nombre de la calle no engaña, a los pies del Tibidabo, este club tiene unas terrazas con vistas envidiables. Aquí puedes desde jugar al tenis hasta hacer ‘spinning’ con Barcelona a tus pies. 

Última recomendación en terraza. Bueno, esta, en un interior de illa (más o menos lo mismo). Es la Depique Golf Academy (Travessera de Gràcia, 72), un club de golf urbano que ha convertido el interior de una isla de edificios en un campo de golf. Nota para novatos: intenta que tu ‘swing’ no apunte a ninguna ventana.

Síguele la pista

  • Lo último