Abre en Asturias un "Pueblo 5 estrellas"

En pleno Valle del Sueve, frente a los Picos de Europa, el complejo Puebloastur combina las comodidades de un alojamiento de lujo con la experiencia de vivir en una aldea asturiana.

Luis Uribarri

Vivir en un pueblo asturiano de montaña, con su hórreo, iglesia, panera, molino y lavadero, con el sonido de las vacas pastando y el canto del gallo al amanecer, pero alojado con todas las comodidades y servicios de un gran hotel del siglo XXI. Es lo que ofrece el complejo hotelero Puebloastur, que ha abierto sus puertas el 1 de marzo. Una desconexión total con el mundo que es a la vez una iniciativa pionera en alojamiento rural y un ejemplo sobre cómo rescatar del abandono a los pueblos y aldeas de montaña asturianos, una forma de integrarlos en el siglo XXI a la vez que se mantienen sus esencias.

Puebloastur no es una casa rural, tampoco un hotel al uso. Es lo que se podría denominar "un pueblo 5 estrellas". Está en la aldea de Cofiño, un rincón escondido en pleno Valle del Sueve y frente a los Picos de Europa. Las vistas son espectaculares, concebido todo el complejo como un gran balcón y mirador a la naturaleza. El icono del pueblo-hotel preside su avenida principal: la gran estatua "Newton", de Salvador Dalí, que los lugareños han bautizado con cariño como "el negru gigantón".

Ubicado a 18 km de la costa asturiana de Colunga, a 12 km de Cangas de Onís y a 20 km de la basílica de Covadonga, Puebloastur es una promoción del Grupo Nature, integrado por empresas y servicios turísticos ubicados principalmente en Asturias. Ofrece en total 30 habitaciones completamente equipadas, algunas en casonas centenarias que han sido cuidadosamente rehabilitadas para mantener su estructura original. Hay varias categorías de habitaciones, desde la estándar hasta las suites y junior suites. Todas son de categoría 5 estrellas Gran Lujo y están orientadas hacia el valle y los Picos de Europa. La idea es ofrecer al huésped que llegue hasta aquí una experiencia rural diferente y única, que combine el alojamiento de lujo y la alta gastronomía asturiana con la vida tranquila y bucólica de una aldea de montaña.

Los amantes de la buena gastronomía han sido muy tenidos en cuenta. Dos restaurantes, Puebloastur y El Halcón, bajo la dirección del reconocido chef Ramón Celorio, ofrecen desde las clásicas fabes asturianas hasta propuestas reinventadas y sugerentes como los callos de pixin o la crema de puerro asado, huevas y costrón. Los postres, exquisitos y caseros, ponen la guinda perfecta a la experiencia gourmet.

El hotel incluye asimismo un Clinic SPA con una amplia gama de tratamientos, un bar con terraza, servicio personalizado y mayordomía 24 horas, servicio de habitaciones 24 horas, aparcamiento gratuito, piscina exterior, salones sociales y terraza chill-out, una pista forestal de trekking y jogging y una senda de montaña para paseos ecuestres. Las habitaciones incorporan cosméticos exclusivos de la firma Hermés, un iPad para las órdenes básicas y para comunicarse con recepción, edredones y almohadas de pluma de ganso, wifi gratuito y duchas de cascada y bañeras vintage. Próximamente este pueblo-hotel incorporará una tienda de productos asturianos tradicionales, una panadería propia, una granja con carácter asturiano, huertos ecológicos e invernaderos y construcciones tradicionales: hórreo, panera, molino, lavadero y bolera profesional asturiana. Además, se habilitará un área del río para zona de baño, un centro ecuestre y un gimnasio. Como oferta complementaria, muy cerca de sus instalaciones se ubican dos restaurantes asturianos con estrella Michelin. La filosofía parece clara: desconectar y disfrutar del lujo de un pueblo en un pueblo de lujo.

Los precios de la estancia en Puebloastur parten desde los 200 euros por noche en habitación Panorámica Nature en temporada baja (habitación para dos personas, 10 por ciento de IVA incluido). Una Gran Suite en temporada alta alcanza los 2.300 euros la noche.