No lo abandones: playas para ir con tu perro

Porque como dice el famoso anuncio, él nunca lo haría. Llévate a tu mascota de vacaciones a estas zonas de baño caninas

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: cynoclub / ISTOCK

Aunque no en todas está permitido, sí hay numerosos arenales a los que se puede acudir con el amigo más fiel. Estas son sólo siete de nuestras playas especialmente indicadas para los que no renunciar a viajar con su mascota: 

Playa de la Rubina (Girona)

Fue la primera playa oficial para perros en España, ubicada en Castelló D’Empúries, en Empuriabrava, al sur de Roses y muy cerca del Parque Natural Cap de Creus. Es de arena fina y oleaje moderado, un emplazamiento ideal para que los perros corran en libertad sin necesidad de ir atados. Hasta cuenta con un restaurante en el que tienen un menú canino.

Playa de Santa Cruz (La Palma)

La capital de la más verde de las islas canarias recuperó su playa el pasado año gracias a unas obras en el frente litoral. Y lo mejor de todo es que lo hizo acotando una zona separada de la arena para el uso de los perros. Se trata de un espacio de piedras en el callao de la parte sur, donde las criaturas caninas podrán retozar en libertad… sin salir convertidos en croquetas.

MartinPrescott / GETTY

Playa Rec del Molí (Girona)

El municipio de L'Escala tiene en esta playa un amplio espacio reservado a los bañistas con perro. Nada menos que la mitad de los 370 metros de que consta el arenal. Se trata de una playa considerada semi urbana (está bastante cerca de la localidad) y famosa por su abundante fauna submarina. Un bello paraje de arena fina, dunas y rocas al que también las mascotas pueden tener acceso.

Binigaus (Menorca)

Esta playa de aguas cristalinas y fina arena blanca es uno de los múltiples paraísos vírgenes de la más coqueta de las Baleares. Aquí también los perros son bienvenidos, algo muy interesante puesto que con ellos se puede llegar a través de uno de los Camí de Cavalls, una ruta maravillosa al borde del mar en pleno contacto con la naturaleza. Un camino para que ambos disfruten de lo lindo.

damedeeso / ISTOCK

Playa de la Maza (San Vicente de la Barquera)

Tranquila y raramente atestada, esta playa semiurbana en uno de los rincones más valorados de Cantabria permite el acceso de los perros, que incluso pueden pegarse un merecido chapuzón en sus aguas mansas, sin oleaje. Será por esta calma por lo que se la conoce comúnmente como la Playa de los Vagos. Sea como sea, es una delicia pasear por su arena dorada en compañía de tu mascota. 

El Campello (Alicante)

Todo este municipio se ha convertido en un baluarte del movimiento pet friendly con varias playas en las que se permite su acceso. Entre ellas, una parte de la cala del Barranc d'Aigües, junto a la desembocadura del río D’Aigües, en una zona apartada del norte, acotada para el baño de los animales. También para ellos y sus dueños está la playa de Punta del Riu.

Playa de Torre del Mar (Málaga)

En esta larga playa de fina arena del municipio malageño, un tramo de unos 4.000 m2 cercano a la desembocadura del Río Vélez es territorio canino. Tanto que hasta cuenta con una zona de pipican de 150 m², una zona de juegos para las mascotas (con columpios, barras de equilibrio y una rueda para saltar) y una fuente para personas y perros. Todo un lujo para estos seres peludos.