9 hoteles rurales encantadores de España

Ubicados en medio de la naturaleza ofrecen un plan diferente de vacaciones. En ellos, el descanso es obligatorio.

Viajar
 | 
Foto: asiandelight / ISTOCK

Una escapada a alguno de los hoteles rurales con más encanto de España puede resultar unas vacaciones inolvidables. Antiguas masías, conventos, cortijos o modernos hoteles de diseño situados en pequeños pueblos o en la naturaleza que ofrecen el descanso que se ansía. Todos tienen en común un trato personalizado y una gastronomía de calidad, así como la posibilidad de realizar actividades relacionadas con el entorno, tales como la horticultura, caminatas, o cursos de cocina. Así, Skyscanner han seleccionado los hoteles rurales con más encanto de España. ¿Estás listo para descubrirlos?

Novavila Design Wine Hotel
Santo Tomé de Nogueira, Pontevedra

Novavila Design Wine Hotel

Este hotel enoturístico situado en las Rías Baixas ofrece una combinación de modernidad y tradición, así como una experiencia gastronómica de alto nivel. Esta casa familiar aúna la pasión de la familia Vilanova Peña por el mundo del vino con la de la decoración. Las habitaciones tienen nombre de uvas locales y en ellas se combinan muebles y adornos de la tierra con detalles de último diseño. Como curiosidad hay que añadir que todos los objetos de decoración están a la venta. En cuanto a la gastronomía, el Hotel Novavila cuenta con productos típicos de las Rías Baixas, como el vino albariño de la casa. Además, el alojamiento ofrece conocer la bodega, recibir clases de taichí o masajes terapéuticos yrecorridos esta bonita zona de Galicia. Precio: 175€ la noche, con el desayuno incluido.

Casa Rural El Vihuelo
El Bosque, Cádiz

Casa Rural El Vihuelo

Cádiz tiene algunas de las playas más bonitas de España, sin embargo, también cuenta con un interior que ofrece múltiples oportunidades de turismo. Una de ellas es visitar el paraje del Parque Natural de la Sierra de Grazalema, un lugar espectacular en el que realizar rutas de senderismo y otras actividades, como escalada o parapente. Una de las bases para disfrutar de esta zona es El Vihuelo, uno de los hoteles rurales con más encanto de España. Ubicado entre los pueblos de El Bosque y Ubrique, se encuentra en un antiguo molino de aceite, que data del siglo XIX. Cada habitación está decorada de una manera diferente, en un estilo rústico, pero con todas las comodidades. Además, cuenta con una piscina desde la que contemplar las montañas y los habitantes de la zona. Sus dueños atienden de manera personal a los huéspedes y sirven un delicioso desayuno cada mañana. Además de conocer Grazalema, muy cerca de este hotel rural con encanto encontrarás el yacimiento arqueológico de Ocvri, una ciudad romana que data del siglo VI a.C., y el convento de los capuchinos de Ubrique, del siglo XVII. Precio: 75€ la noche, con desayuno incluido.

La Almendra y el Gitano
Níjar, Almería

La Almendra y el Gitano

Ana y Ángel, Almendra y Gitano, encontraron un edificio casi en ruinas en esta zona desértica de Almería, se enamoraron del rincón y decidieron construir un hotel rural con mucho encanto que tiene por lema  el "culto al silencio". En los alrededores no hay carreteras ni casas, sino montañas que se pueden contemplar desde los jacuzzis de sus suites, las terrazas individuales de las habitaciones o desde la terraza de 360 grados del aljibe. Las habitaciones están decoradas en un estilo minimalista, en el que los colores blancos son los predominantes. En los alrededores destacan las playas de Cabo de Gata -a 5 kilómetros-, así como rutas de senderismo a través de los que disfrutar de fuentes árabes y parajes singulares, aguas en las que practicar buceo o piragüismo y la posibilidad de rutas en 4x4. Precio: 130€ la noche, con desayuno incluido.

Hotel del Sitjar
Calaceite, Teruel

Hotel del Sitjar

Ubicada en una casa del siglo XVIII en el pueblo de Calaceite - declarador Conjunto Histórico-Artístico y Bien de Interés Cultural-, esta casa  de 9 acogedoras habitaciones es perfecta como punto de partida para conocer interesantes parajes y lugares como un yacimiento en el que se encuentran restos fósiles de dinosaurios, otro de pinturas rupestres o hacer hacer rutas de senderismo junto al río Matarraña o por el Parrisal de Beceite. Rodeada de viñedos, olivos y almendros, la casa es un un edificio típico de la comarca de Matarraña, con paredes de piedra y vigas de madera. Al entrar, se pueden contemplar 4 silos centenarios iluminados de su bodega, gracias a un suelo acristalado. Además tiene una pequeña piscina para refrescarse en los días de más calor y un cuidado restaurante con una terraza con vistas a los puertos de Beceite. Precio: 90€ la noche, con desayuno incluido.

Hotel-Bodega Finca de los Arandinos
Entrena, La Rioja

Hotel-Bodega Finca de los Arandinos

La decoración de este hotel corrió a cargo de David Delfín quien se inspiró en los países nórdicos, influencia que se nota en los colores claros y la madera tanto en las habitaciones como en el resto de espacios. Este proyecto de enoturismo da un especial protagonismo a las vides, por lo que la mayoría de las habitaciones tiene vistas a los viñedos que lo rodean. En cuanto a las actividades que ofrece, están relacionadas con el vino y las bodegas que lo rodean -Elciego, Samaniego, Laguardia, Ezcaray-. Además, este hotel rural cuenta con un 'spa' rodeado de viñedos y olivos con sauna finlandesa, baño turco, piscinas y duchas ciclónicas.  Precio:  116€ la noche, con desayuno incluido.

Hospedería Convento de la Parra
La Parra, Badajoz

Hospedería Convento de la Parra

La Hospedería Convento de La Parra se ubica en un antiguo convento de monjas clarisas. El edificio data del siglo XVII, pero está completamente remodelado con un estilo muy cuidado. Las antiguas celdas se han transformado en cómodas habitaciones con un aire rústico. En cuanto a las instalaciones, cuenta con una bonita piscina, varias zonas 'chill out', rincones de lectura y una mesa de juegos. Además, cuenta con un restaurante situado en el antiguo refectorio del convento en el que sirven platos típicos con un toque vanguardista. En los alrededores, los pueblos blancos de Badajoz y las dehesas son los protagonistas. Precio: a 112€, la noche.

Mas Vivent
Vilamaniscle, Gerona

Mas Vivent

Situada en el Parque Natural de l'Albera, esta preciosa masía cuenta con un bello entorno donde los alcornoques, las vides y los olivos son los árboles predominantes. Cuenta con tan solo 8 habitaciones de un estilo rústico, pero completamente climatizadas, y algunas de ellas con vistas al Empordà. Además de su belleza, lo más interesante son las actividades que ofrece: rutas caminando o en bici por el Ampurdán, kayak o esnórquel en el cercano Cap de Creus y una gastronomía acompañada por vinos de Denominación de Origen Empordà. Precio: 160€ la noche, con desayuno incluido.

Hotel Sant Joan de Binissaida
Vilamaniscle, Menorca

Hotel Sant Joan de Binissaida

Aunque Menorca es conocida de sobra gracias a su costa, este hotel se ubica en el interior, en una casa señorial del siglo XVIII. Cuenta con 12 habitaciones, cada una con una personalidad propia, y algunas tienen vistas al mar. Reciben nombres de grandes compositores de música, pues el propietario es un apasionado de la ópera. Uno de los aspectos que más llamativos, además de su enorme piscina, es que se trata de un establecimiento comprometido con la sostenibilidad. Por ello, cuenta con un sistema de depuración ecológica de aguas, una planta de energía fotovoltaica y un huerto que abastece a su restaurante, entre otros detalles. Precio: 175€  la noche, con desayuno incluido.

Hotel Quinta de Villanueva
Villanueva de Colombres, Asturias

Hotel Quinta de Villanueva

Esta casa, indiana, ubicada en Villanueva de Columbres, data de comienzos del siglo XX y fue financiada con la fortuna que habían amasado en México y Chile una pareja de emigrantes asturianos. Aún se puede apreciar detalles señoriales como su portería de caoba, su escalera o los frescos de los techos. Este hotel rural tiene 19 habitaciones en las que se mezcla mobiliario nuevo y colonial. En cuanto a las actividades que ofrece, destaca la llamada Ruta Indiana, que transcurre por las construcciones de quienes se marcharon a "las Américas" y regresaron con una fortuna. Además, al estar a unos pasos de los Picos de Europa, las actividades relacionadas con la montaña están garantizadas. Precio: a partir de 70€ la noche.