8 recónditas y deslumbrantes playas de El Bierzo

Son desconocidas y casi ocultas zonas de baño y tranquilidad, que se recrean en el mágico, recóndito y exuberante Bierzo. Son rincones inmejorables para pasar el día al aire libre, parajes ideales para disfrutar de un chapuzón, libre de cloro y sal. Nos bañamos en 8 (casi) secretas playas fluviales de El Bierzo, que jamás podrías haber imaginado.

Irene González
 | 
Foto: Irene González

Las playas fluviales de León ofrecen una alternativa sorprendente y gratuita para darse un chapuzón, porque en verano no todo es costa o piscina. Y el siempre asombroso Bierzo cuenta con muchas de ellas, increíbles para pasar una jornada al aire libre. Son lugares ideales para disfrutar de un chapuzón, sin cloro ni sal, en las aguas más refrescantes de los ríos leoneses. Son ocho opciones diferentes te esperan en León, donde si hay playa pero fluvial. Un sugerente cambio de la arena y la sal del mar, por el césped, el agua dulce de los ríos y una naturaleza despampanante. Son la mejor alternativa a las piscinas llenas de gente en busca de esquivar el bochorno. Las conocidas como playas fluviales son el mejor plan de las tardes leonesas. Son las zonas naturales de baño, como marca la tradición, las de toda la vida.

Son un regalo de la naturaleza, para que visitantes y vecinos puedan darse un chapuzón y refrescarse, sin tener que conducir durante horas hasta el litoral. Este tipo de entornos acuáticos ganan adeptos año tras año, constituyen una alternativa atractiva y gratuita a las piscinas de hormigón, y sin necesidad de entradas ni gorros de baño. Resultan muy atractivos para aquellos que quieren volver a las raíces, a lo que siempre ha sido tradición en los pueblos, nadar en el río, siempre rodeado de un paisaje inigualable.

Una de las alternativas más apetecibles para aguantar el calor del verano es acercarse a alguna de las numerosas playas fluviales que se esconden en El Bierzo. Hoy desconocidas para la mayoría, siempre han sido siempre los lugares habituales de baño de sus pueblos. Con los nuevos tiempos, estos espacios totalmente naturales de sol y sombra, se han convertido en nuevos espacios de ocio para el verano. Son inmejorables remansos de paz, espacios libres, zonas de baño autorizadas, ideales para las vacaciones y tiempo libre, porque el río ofrece un encanto natural único. Están en tierras de bosques, molinos, puentes romanos, conventos y monasterios, arquitectura tradicional, inmejorables truchas, soberbios vinos Denominación de Origen Bierzo, y excelentes carnes y embutidos. ¿Se puede pedir más?