Relax total: los 8 mejores balnearios de Extremadura

Desconecta de todo y conecta contigo en los mejores balnearios de la localidad extremeña. 

Redacción VIAJAR
 | 
Foto: PeopleImages / ISTOCK

Cualquier excusa es buena para desconectar de todo en una piscina, sumergirse en cascadas naturales, relajarse en aguas termales o baños de vapor mientras se disfruta de los entornos con mucho encanto que se esconden en Extremadura. Una mezcla de cualidades curativas y efectos revitalizantes te esperan tras estos 8 balnearios que te propone la redacción de VIAJAR. 

1. Balneario de Alange

Declarado Patrimonio de la Humanidad, el balneario de Alange es un lugar único y rico por su historia; termas romanas de mas de dos mil años de antigüedad se mezclan en sintonía con galerías de duchas y bañeras de mármol del siglo XIX, así como con las técnicas y tratamientos hidrotermales más modernos.

El agua del manantial mineromedicinal es la razón de ser del balneario y de su historia. Es por ello que el agua continúa siendo la base de todos los tratamientos hidrotermales y de belleza. La especial composición que tiene el agua de Alange aporta propiedades terapéuticas que permiten a este balneario ofrecer programas médicos eficaces y naturales para el cuidado de la salud o la prevención de algunas patologías.

2. Hotel – Balneario El Raposo

El Raposo es uno de los pocos balnearios de España especializado en aplicación de lodos naturales. Esta especie de barro tiene su origen en el curso del arroyo cercano al balneario y es en los tanques de maduración donde se recubren de agua medicinal a su temperatura natural, quedando expuestos a los rayos del sol de 5 a 8 meses. Este es el periodo en el que se producen los procesos de oxidación, reducción y fermentación para formar su composición tan particular y sus propiedades terapéuticas.

También, este balneario ofrece a sus clientes una magnifica piscina climatizada y un circuito termal con varios tipos de sauna y tratamientos. Los beneficios que proporcionan estas aguas se centran en la mejora de las dolencias óseas, musculares o circulatorias.

3. Balneario Fuentes del Trampal

Es característico su Manantial de aguas ferruginosas. Esto es, aguas con un alto contenido en hierro. Dentro de las propiedades más destacadas de este agua descubrimos que es ideal para suplir las carencias de hierro (ayuda a las anemias y las hemorragias), problemas dérmicos y tiene propiedades tonificantes que ayudan en las dietas.

Además de las zonas termales, el balneario cuenta con otros servicios como restaurantes, jardines, alojamiento, información turística, que, junto con la naturaleza que rodea el lugar proporciona una enorme tranquilidad y uno de los mas bellos ejemplares de bosque mediterráneo en Extremadura.

4. Balneario de Valdefernando

En este balneario son características sus aguas oligometálicas y radiactivas a una temperatura de 26ºC. Estas aguas son de mineralización débil y entre sus compuestos encontramos cloruros, bicarbonatos, calcio, sodio y magnesio.

El empleo de estas aguas es ideal para tratar el estrés y dolencias realcionadas con el aparato locomotor, artrosis, gota, problemas circulatorio y afecciones de la piel. Esto se hace mediante técnicas como baños termales, de burbujas, inhalaciones, parafangos, presoterapia, hidromasajes, aguas termales, Vichy, etc.

5. Balneario de Salugral

El balneario de Salugral ofrece más de 40 técnicas diferentes y con variedad de modalidades como hidroterapia, crenoterapia, tratamientos corporales y faciales, circuitos termales, servicios fisioterapéuticos, etc.

Las aguas de este balneario son hipotermales y son declaradas mineromedicinales y de utilidad pública. De elevada mineralización, por su calidad y composición se aconsejan en casos de dolencias relacionadas con el aparato locomotor como la artrosis y el reuma, así como para el tratamiento de afecciones respiratorias. Por último, gracias a su componente sulfurado, estas aguas aportan un efecto embellecedor sobre la piel.

6. Balneario Baños de San Gregorio

En plena dehesa extremeña se encuentra el balneario de San Gregorio, concretamente en la localidad extremeña de Brozas. Su origen consta de la época romana, según atestiguan los restos hallados durante una de las restauraciones de sus edificios. El agua de este balneario es procedente del manantial a una temperatura de 22 grados y es indicativa para afecciones reumáticas y del sistema nervioso, aunque también ayuda en los procesos de la dermis y es beneficiosa para el sistema respiratorio.

Además, brozas tiene un llamativo patrimonio artístico-cultural, centrado en las construcciones civiles y eclesiásticas como palacios, iglesias y casas señoriales. Tampoco puede faltar el punto de la cocina local, mediante la cual se puede disfrutar de productos típicos de la zona como la tenca o la perdiz.

Chapuzones de altura: los lagos de montaña más espectaculares de España

7. Balneario Valle del Jerte

Podrás disfrutar de una experiencia que reúne el factor curativo de las aguas termales con el poder revitalizador de la naturaleza. El agua mineromedicinal del balneario fluye del manantial que encuentra en el paraje Vega del Salobral, donde sus aguas son hipotermales de mineralización débil, sulfuradas y fluoradas, beneficiosas para el aparato locomotor, el sistema respiratorio y la piel. Para que se mantengan estas propiedades el agua debe estar regulada sobre unos parámetros muy concretos.

Lo mas llamativo de este balneario es su Patio de aguas, en el que podrás relajarte en diferentes zonas de agua natural y mineromedicinal, mediante las que podrás descubrir terapias y tratamientos orientados a la salud y al bienestar.

8. Balneario Baños de Montemayor

Las aguas de ese balneario provienen de dos manantiales y poseen características únicas que las hacen idóneas para tratamientos de salud y belleza. Estas aguas, declaradas como mineromedicinales, se clasifican como aguas sulfuradas, sódicas y oligometálicas y su temperatura ideal es de 43ºC.

En relación a los beneficios, estas aguas mejora la oxigenación de los tejidos y de las vías respiratorias y ayuda a la relajación muscular. También tiene función antinflamatoria y analgésica.