7 deportes del País Vasco que seguramente desconocías

Ligados al trabajo en el entorno rural, estas duras pruebas físicas refuerzan la imagen de forzudos de los vascos.

Adrián Lorenzo
 | 
Foto: Mimadeo/iStock

De actividad rural a deporte tradicional. Durante cientos de años, en el País Vasco se han venido practicando una serie de modalidades deportivas cuyo origen reside en el medio campestre, y que a día de hoy bajo la denominación de Juegos Vascos todavía permanecen vigentes en fiestas, ferias y exposiciones de muchas localidades de Vizcaya, Álava y Guipúzcoa. Son parte de su legado, cultura e identidad. Y es que entre estas disciplinas, consideradas de una alta exigencia física, destacan exhibiciones de levantamiento de piedra, de corte de troncos, de siega con guadaña, además de concursos de barrenadores y arrastre de bloque, entre muchos otros.

Si te gusta la aventura y estás planeando una escapada rodeado de familiares, amigos o pareja a algún enclave del País Vasco, debes saber que más allá de una rica y variada gastronomía, este territorio ha construido alrededor de su idioma una cultura original y creativa.

1. Levantamiento de piedra (harri jasoketa)

De todos los deportes rurales vascos, el levantamiento de piedra es uno de los más conocidos y mediáticos. Quizás uno de los aspectos más llamativos sea el hecho de que los participantes tengan que elevar desde el suelo hasta sus hombros una roca de entre 100 y 326 kilos, valiéndose únicamente de su propia fuerza. Las dos modalidades de competición existentes son: mayor número de alzadas y mayor número de kilos en una alzada.

photooiasson/iStock

2. Tirar de la cuerda (Sokatira)

Tradicionalmente esta disciplina se practicaba en plazas empedradas y frontones donde dos equipos de 8 competidores forcejaban para quién tenía más fuerza tirando de la cuerda. En la actualidad este deporte se realiza sobre hierba o pavimento de goma.

3. Arrastre de piedra por hombres (gizon proba)

El objetivo de esta competición es determinar qué equipo da más vueltas a la plaza arrastrando una piedra en un tiempo prefijado. Dependiendo del número de participantes y del peso máximo del equipo, la roca podrá ser más o menos pesada.

Josu Goñi Etxabe/WikiCommons

4. Corte de troncos (aizkora proba)

El corte de troncos es una competición que surge a partir de la explotación de árboles para la obtención de madera. Son de las pruebas rurales que más dinero mueven en desafíos. No tanto la apuesta que hayan hecho los propios deportistas sino la gente del público. Y es que en las competiciones importantes hay gente que llega a jugarse las escrituras de terrenos, o incluso casas.

5. Siega (sega jokoa)

Los prados irregulares y las profundas pendientes del País Vasco han dificultado, y mucho, a lo largo de la historia el uso de guadañadoras mecánicas, por lo que tradicionalmente los campesinos han preferido utilizar la guadaña manual. De esta actividad campestre nace sega jokoa, un deporte donde gana el participante que más hierba haya cortado en dos horas. Generalmente, al peso.

www.euskadi.eus

6. Barrenador (harri zuleketa)

Las pruebas deportivas de barrenadores consisten en hacer perforaciones en piedra ayudados por una barra larga de acero. Gana la persona que realiza más orificios (generalmente de 13 cm) en un tiempo estimado entre 20 y 30 minutos.

7. Carrera de marmitas (ontzi eramatea)

El fundamento de este juego es realizar una carrera (a relevos o no) llevando una marmita llena de agua en cada mano. Cuando se da el pistoletazo de salida, los competidores intentarán recorrer la distancia estipulada en el menor tiempo posible. El último en llegar es eliminado y en las siguientes rondas se llenan un poco más las ollas.