5 tesoros exclusivos de Cartagena

La tierra de la que partieron los épicos Asdrúbal y Aníbal, el hogar del genio Isaac Peral, y de los literatos Carmen Conde y Antonio Oliver, posee tesoros dignos de descubrir. Cartagena, con el litoral Mediterráneo más virgen y menos urbanizado de nuestras costas, alberga una extraordinaria riqueza histórica, y valiosa diversidad natural. Es un auténtico puerto de culturas en el que atracar.

Irene González
 | 
Foto: Hakat / ISTOCK

Cartagena atesora gran riqueza en biodiversidad, en arquitectura, y en historia. Posee un alto grado de endemismos botánicos, así que, gran parte de su territorio, se encuentra legalmente protegido. Esta desconocida ciudad es la cuna de una gran historia y mayor cultura. Cartagena fue fundada como Qart Hadasht por el cartaginés Asdrúbal el Bello en el 227 a. de C., sobre un asentamiento anterior llamado Mastia. Aquella importante ciudad conoció su apogeo durante la época romana con el nombre de Carthago Nova. Y tras la desaparición del imperio, bajo el nombre de Carthago Spartaria, formó parte de los dominios bizantinos en la península. Pero tras su toma por los visigodos, entró en decadencia. A partir del siglo XVI se potenció su papel militar debido a la importancia estratégica de su puerto.

Por ello, su litoral es uno de los menos urbanizados de todo el Mediterráneo. Y gracias a su posición estratégica, ha sido habitada desde tiempos muy remotos por diversas civilizaciones, que han dejado marca en su rico patrimonio cultural a lo largo de su extensa historia. Hoy, la urbe es el santuario para los amantes dela historia, tiene tanta, que haría palidecer a grandes ciudades europeas, no en vano posee el Parque Arqueológico Urbano más grande de todo el viejo continente. Para llegar a la profunda y desconocida Cartagena, nada mejor que recorrerla en 5 rutas. La arqueológica es una de las mejores del país. El Augusteum, del I a. de C., está integrado por los restos de dos edificios públicos de época romana. En el barrio del Foro Romano se aprecia la renovación urbana del I a. de C., cuando se levantaron el Teatro y el Foro.

Pocos saben que Cartagena goza de una gran cantidad de edificios modernistas, que la convierten en una de las ciudades más importantes del país, en este tipo de arte. La ciudad e Isaac Peral son uno, y conocer las evoluciones del genio resulta muy interesante en el Museo Naval. Y el Museo Nacional de Arqueología Subacuática, hace las delicias por sus magníficos tesoros hallados en las profundidades. Y Cartagena también disfruta de la naturaleza, con varios espacios protegidos, y dos Parques Naturales: Calblanque, Monte de las Cenizas y Peña del Águila; y la Sierra de la Muela, Cabo Tiñoso y Roldán.

Ruta arqueológica

Lord_Kuernyus / ISTOCK

Su imprescindible Museo Arqueológico se sitúa sobre la necrópolis de San Antón, de finales del IV de C., donde destaca la colección epigráfica, una de las más importantes de la península. Su Muralla Púnica, construida en el 227 a. de C., y que cerraba la ciudad, es un referente. Impresionante el tramo de calzada romana, a cuyos lados hay restos de dos viviendas del I a. de C. Se aprecian las aceras, los muros y los pavimentos decorados. Pero lo más destacable es la decoración con pinturas al fresco de las paredes del comedor de la Casa de la Fortuna.

Ruta neoclásica

En el Cuartel de Instrucción de Marinería, el antiguo cuartel de Presidiarios y Moros, del XVIII, está el excepcional Museo Naval, en el que destacan las zonas dedicadas a Isaac Peral, y los submarinos. El original del primer submarino inventado por el cartagenero se expone en la antigua calderería del Arsenal. De la Muralla de Carlos III, básica para la defensa de la ciudad, se conserva el tramo entre las desaparecidas Puertas del Muelle y San José, y las defensas del Arsenal. El parque Maestranza de Artillería es sede del Archivo y del Museo Militar.

Ruta modernista

AnikaSalsera / ISTOCK

A finales del XIX se vivió un auge de la sierra minera de Cartagena-La Unión, por lo que se desarrolló una potente y acaudalada burguesía que gustaba mostrar su riqueza a través de la arquitectura. Levantaron palacetes, casonas, un nuevo ayuntamiento, una estación de ferrocarril, fábricas, y centros de enseñanza en el novedoso, para la época, estilo modernista. De obligada visita es el Gran Hotel, el Casino, el Palacio de Aguirre, hoy sede del Museo de Arte Moderno. Bellísimas las casas Maestre, Llagostera, y Cervantes.

Ruta Subacuática

El Museo Nacional de Arqueología Subacuática está semienterrado en un edificio de cristal y metal. Lúdico, pedagógico e interactivo, el museo acerca a la desconocida arqueología submarina. El Museo cuenta con unas amplias colecciones que empiezan en época fenicia con los pecios Mazarrón 1 y 2, y el yacimiento del Bajo de la Campana. También expone los objetos hallados en la región, entre los que destaca una magnífica colección de ánforas, y el cargamento de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes.

Ruta de Costa y cumbre

EREEE / ISTOCK

Cartagena disfruta de varios espacios protegidos, y cuenta con dos Parques Naturales. Entre su paisaje protegido están, la Perdiguera, la Mayor, la del Ciervo, la Redonda y la del Sujeto, cinco islas de origen volcánico. Y su mar Menor, un humedal de importancia internacional, fue declarado por Naciones Unidas como Zona Especialmente Protegida. Las playas de la Hita y de Las Amoladeras; el saladar de Lo Poyo, son imprescindibles. Y sus montes bajos el Carmolí, San Ginés y Cabezo del Sabinar, ideales para rutas senderistas.