5 hoteles rurales con piscina para el primer chapuzón

Repartidos por toda la geografía española hay hotelitos con encanto y hechizo que a su deliciosa decoración unen una piscina de temporada que ya está abierta para disfrutar del primer chapuzón preveraniego.

Carolina Oubernell
 | 
Foto: yoh4nn / GETTY

Balneario Aguas de Villaharta

Balneario Aguas de Villaharta. | Balneario Aguas de Villaharta

Abrió sus puertas en 1873 en la localidad cordobesa de Villaharta, aunque sus aguas de manantiales naturales ricas en hierro, sulfuro, ácido carbónico y otras propiedades curativas tuvieron su mayor auge a principios del siglo XX. Un valioso bosque de chaparros rodea la finca con deliciosas vistas a Sierra Morena. Su hotel, decorado con la sobriedad de los cortijos andaluces, encierra veintiuna habitaciones. Su restaurante es un homenaje a la cocina de este rincón de la Andalucía alta y en torno a sus blancas estancias destaca la piscina de verano.

Torre do Rio

Piscina de Torre do Rio. | Rusticae

Próximo a Caldas de Reis y a las Rías Baixas, en la conocida comarca gallega del Salnés, hay un hotelito que abrió sus puertas en las viejas dependencias de un complejo textil del siglo XVIII. Se lo conoce con el nombre de Torre do Rio y forma parte del club Rusticae. Su decoración es elegante, armoniosa y cálida, hecha de madera, piedra y el musgo verde y esponjoso de la naturaleza. Posee diez habitaciones, un ambiente tranquilo y sosegado que invita a largos paseos y a disfrutar de su jardín en cuyo centro hay una piscina de temporada con vistas al río vecino.

Box Art La Torre

Box Art La Torre | Box Art La Torre

Está a media hora de Madrid, en Collado Mediano, a los pies de la Sierra de Guadarrama y de unos años a esta parte se ha convertido en un clásico de la alta hotelería de la capital de España. El Box Art La Torre, que forma parte también de Rusticae, es un invento hecho por los mejores arquitectos, un espacio de vanguardia y diseño concebido para la exclusividad y el descanso. Calidez, luz, anchos horizontes, vistas impagables, espacios comunes hechos con delicado gusto, habitaciones con baños de ensueño y un jardín consagrado a la contemplación con una sugerente piscina abierta en estos días que preludian el verano. Otra de sus tentaciones es su restaurante. Se llama Koma y lo dirige el chef Fernando Limón.

Hospedería Bajo El Cejo

Hospedería Bajo El Cejo. | Hospedería Bajo El Cejo

Bajo El Cejo está en el Parque Natural de la Sierra de Espuña, en Alhama de Murcia. Su nombre responde a las grandes rocas calizas que como bizcochos brotan de las laderas de los barrancos y sirven de protección a casas y barrios enteros. La hospedería se refugia bajo uno de estos singulares cejos en torno a tres casas contiguas rehabilitadas, dos de ellas en un antiguo molino desde cuya puerta se escuchan las aguas que caen de un barranco cercano. Posee un jardín con una piscina desde donde se advierte una bonita estampa de los alrededores.

La Fuente de la Higuera

La Fuente de la Higuera

Es uno de los más lindos hotelitos rurales de la ciudad malagueña de Ronda, un espacio rodeado de jardines y olivos, alrededor de una piscina donde refrescarse en los días calurosos de principios de verano. La piedra, la madera o las tejas conviven con espacios elegantes y decorados con mucho esmero, donde no faltan obras de arte originales y muebles hechos a mano. Aunque lo que da carácter al hotel es la luz que entra a raudales por sus ventanas y su proyección hacia el exterior, donde esperan, como preámbulo a la Serranía de Ronda, coquetos jardines y terrazas. Tiene un magnífico restaurante gourmet, con terraza junto a la piscina.