Los 5 hoteles más apetecibles de Cadaqués para estas vacaciones

Para que pases un verano de ensueño en un lugar que consiguió enamorar a Salvador Dalí, Picasso, Miró y Duchamp.

Álvaro Martínez Fernández
 | 
Foto: xavierarnau / ISTOCK

Salvador Dalí solía decir que gracias a su belleza había conseguido atraer a docenas de artistas de España hasta sus fronteras. Y es que, de partida, llegar a este pueblo no resulta nada fácil: hay que sortear más de cien curvas para llegar al que, para muchos, es el pueblo más bello de toda Cataluña.

Son más de cien curvas las que hay que sortear para llegar al que, para muchos, es el pueblo más bohemio de Cataluña. Y es que en Cadaqués sus calles y sus casas blancas parecen formar parte de un cuadro. Salvador Dalí, de hecho, solía presumir de que gracias a su presencia, este maravilloso enclave se había llenado de artistas. Y no nos extraña cuando admiramos su belleza...   | Proformabooks / ISTOCK

Bello por tener un casco antiguo de calles laberínticas que hay que recorrer despacio y con muchas ganas de perderse entre ellas, pisando un suelo conocido como ‘rastell’, que está hecho a mano con piedras recogidas a la orilla del mar.

Y no podemos olvidarnos de visitar uno de sus edificios más importantes: la Iglesia de Santa María, desde la que podemos tener una de las más bellas panorámicas de toda la zona: una imprescindible vista de la localidad y su bahía, en la que despunta un islote que sus habitantes llaman ‘Cucurucuc’.

Empezamos la semana desde un pueblo considerado como el más bonito del mundo por el mismísimo Dalí. Y es que Cadaqués sigue manteniendo, a día de hoy, intacta su esencia: la de un pequeño pueblo de pescadores con un toque artístico y bohemio. | Eloi_Omella / ISTOCK

Cadaqués es, ante todo, un sueño veraniego y un lugar que merece una visita todo el año. Y que mejor forma de descubrirlo que hacerlo en uno de estos cinco alojamientos…

1. Boutique Hotel Villa Gala

Elegancia, privacidad y, sobre todo, lujo. Perfecto para los que buscan la discreción combinando el ambiente cálido con una inspiración mediterránea y una decoración de vanguardia cuidada hasta el más mínimo detalle.

Una verdadera joya, situada en un entorno exclusivo con vistas al mar, a las colinas rocosas y al Cap de Creus. Y es que solo su interior ya nos emana un paisaje de piedras naturales y tonos blancos y azules, característicos de la región.

2. Hotel PlayaSol

Si eres amante de las primeras líneas de playa, entonces este es tu lugar. Lo encontramos a pocos minutos del centro y es de los pocos que goza de tener justo enfrente una pequeña playa tranquila con espectaculares vistas al mar y al pueblo.

En sus instalaciones encontraras un diseño elegante y fresco, con habitaciones con vistas al mar y unos refrescantes patios ajardinados donde relajarte y disfrutar de unas plácidas vacaciones.

3. Hotel Blaumar Cadaqués

Destaca por una atención educada y atenta, pero enamora por su limpieza y por la cercana ubicación al centro de Cadaqués y a sus famosas playas y calas. Los viajeros lo catalogan como “un pequeño trozo de paraíso a pocos metros del centro de Cadaqués, ideal para relajarse en su pequeña piscina”.

Pero también destaca por tener unos jardines y unas terrazas preciosas, en las que acabar una jornada de playa en uno de los pueblos más bellos de toda Cataluña.

4. Hotel Arrels

Sus habitaciones no se encuentran agrupadas en un edificio, sino distribuidas de forma que parece un pequeño pueblo dentro de una bella finca con vistas al mar. Tal es así que aquí solo podemos encontrar 13 habitaciones dobles y una individual, cada una con un encanto diferente y especial.

Es, literalmente, el lugar perfecto para los que buscan la discreción y sentir la naturaleza del Cap de Creus y la tramuntana de una forma única.

5. Hotel Cali

Está situado en primera línea de mar, en la misma playa de Port Lligat y rodeado de un paisaje de una excelentísima belleza. Y tiene un encanto más: se sitúa a apenas 50 metros de la casa-museo de Salvador Dalí.

Un lugar con todo tipo de detalles en el que podemos disfrutar desde habitaciones dobles con todas las comodidades, hasta el lujo de las suits con unas espectaculares vistas del mar.