10 planes para sortear el frío en Barcelona

Durante los fríos meses de invierno, la Ciudad Condal se llena de actividades con el objetivo de hacer frente al temido sofá, peli y manta.

Adrián Lorenzo
 | 
Foto: TomasSereda/iStock

El frío ha llegado a Barcelona para quedarse. Lluvias, viento, niebla y bajas temperaturas es lo que nos augura el tiempo para las próximas semanas. Sin embargo, el invierno, lejos de ser una estación para quedarse en casa, es la época perfecta para visitar ese museo al que siempre hemos querido ir, la obra de teatro que tanta ilusión nos hace o algo de lo más típico, un riquísimo chocolate con churros. Y es que en lo que a planes se refiere, no cabe duda de que la Ciudad Condal posee cientos de alternativas. Asociada inevitablemente con los meses de verano, es también un destino para ser descubierto durante los fríos meses de enero y febrero, cuando las temperaturas bajan y las primeras nevadas asoman por la playa de la Barceloneta.

Noche de teatro

Desde el mítico musical Dirty Dancing, en el Tívolí de Barcelona; hasta Adossats en el Teatro Roma; o La Visita Inesperada, en el Raval; la agenda cultural de la Ciudad Condal está repleta de actividades pensadas para ser disfrutadas tanto por grandes como por pequeños. De entre todas las obras destaca el nuevo éxito de The Hole, que lleva por título The Hole Zero, con la Terremoto de Alcorcón y el cómico Manu Badenes como maestros de ceremonias.

ferrantraite/iStock

Museos y más museos

Conocer el legado de Miró en la fundación que lleva su nombre, pasear por el Museo Picasso, detenerse en el Museo Nacional de Arte de Cataluña, descubrir las obras del Museo de Arte Contemporáneo… Para muchos no hay nada mejor para sortear el frío que visitar uno de los muchos museos de la ciudad.

Entrañas de la ciudad

La Fábrica del Sol, equipamiento municipal de educación ambiental ubicado en la Barceloneta, ha programa una treintena de actividades para los meses de invierno. Entre las propuestas, todas gratuitas, destaca una excursión guiada a las cloacas de la ciudad. Durante el recorrido tanto locales como visitantes podrán descubrir la Barcelona más profunda a través de laberinticos caminos.

Churros con chocolate

Un plan típico del invierno es quedar para merendar. Y no hay nada mejor que hacerlo con un calentito chocolate con churros en la clásica cafetería de La Pallaresa o Granja Dulcinea. ¿Qué no te gusta el chocolate o los churros? Siempre puedes elegir entre uno de sus múltiples tés o cafés.

Nikada/iStock

Sagrada Familia

En medio del Eixample barcelonés es inevitable quedarse anonadado frente a una de las construcciones más originales del mundo: La Sagrada Familia. Máximo exponente del Modernismo catalán, este templo recibe cada año millones de visitas de todo el mundo. Uno de los mejores momentos para visitar la obra de Gaudí es en invierno, lejos de las grandes oleadas de turistas.

Cine sin límite

Otro clásico para un día gris. Los cines, tanto comerciales como alternativos, se han convertido en los mejores aliados del invierno. Uno de los más populares, entre aquellos que desean ver películas en versión original, es el Maldá Cinema. Se trata de un cine con identidad propia donde con una sola entrada puedes ver hasta ocho películas diferentes en un mismo día.

Salas de escapismo

Se abre la puerta de una habitación y entra un grupo de personas. Se activa una cuenta atrás. 60 minutos para escapar y descifrar todos los enigmas. Ese es el objetivo de las salas de escape, un juego que se ha popularizado a lo largo de todo el territorio nacional. En la actualidad ya hay más de una docena de sitios de este tipo en Barcelona. Algunos de los más populares son: Enigmik Escape Room, The Rombo Code, The Witching Hour y Chicken Banana Room Escape.

Centro comerciales

Clásico entre los clásicos. Es tiempo de rebajas y los centros comerciales de todo el territorio nacional se llenan de personas dispuestas a encontrar esa ganga con la que después poder presumir delante de los amigos. El Maremágnum, el centro comercial ubicado en el muelle del Puerto Viejo de Barcelona, es uno de los transitados.

Hotel Colon Barcelona

Sesión de sauna y spa

La amplia oferta cultural y de ocio que posee la Ciudad Condal estaría incompleta sus centros de salud y bienestar. Los spas se han convertido en el lugar ideal para desconectar de la rutina y recuperar fuerzas. Más aun en invierno, cuando bajan las temperaturas y lo único que apetece es refugiarse al calor. Una buena opción es el spa del Acta Atrium Palace, el del Hotel Colon o el del Gran Torre de Cataluña.

Vista al Aquarium

El Aquarium de Barcelona, con más de 11.000 peces y criaturas marinas de 450 especies diferentes, es el acuario más grande de España y uno de los más impresionantes del mundo. Se trata de un lugar de entrenamiento tanto para niños, que pueden hacer una acampada durmiendo junto a los peces, como para los adultos, que tienen la posibilidad de nadar con tiburones.

 

// Outbrain