Las 10 mejores ciudades españolas para descubrir caminando

Las calles peatonales se despliegan para disfrutar con calma de los rincones de la ciudad.

Viajar
 | 
Foto: ISTOCK

Dar un paseo con la quietud de la primera hora de la mañana o el calmo rumor de la media tarde es como un regalo para la vida del urbanita. A pesar de la maraña de tráfico que actualmente las invade, las ciudades fueron hechas para caminar. Desplazándose sobre el suelo adoquinado, aparece la vida auténtica de las ciudades a medida que se suceden los pasos. Seguir una avenida que desemboca en un parque donde respirar, cruzar la esquina y descubrir una coqueta tienda, toparse de pronto con el aroma irresistible de un restaurante o dejarse maravillar por la magnitud de un monumento histórico son situaciones impensables tras el ruido de los motores.

"Se hace camino al andar", así lo recogía la pluma de Machado y se afirma como una verdad indiscutible al dibujar una ruta eligiendo personalmente las calles que recorrer. La certeza de las ciudades se encuentra a pie de calle, por eso, desde Holidu han realizado un estudio sobre las ciudades con mayor porcentaje de zona peatonal. Utilizando la base de datos de Open Street Map, han realizado un estudio calculando el porcentaje de calles peatonales en relación a la cantidad total del calles de cada ciudad. El resultado son estas 10 ciudades españolas perfectas para recorrer andando:

10. Toledo
13,01%, 37 km peatonales
Caminar por Toledo es sinónimo de sumergirse en un escenario épico. Rodeada por el Tajo, el casco de la ciudad es un conjunto de diversos estilos artísticos, plasmados en edificios religiosos, institucionales o plazas. Resulta imprescindible su catedral que, de influencia mudéjar, alberga obras de valor incalculable de El Greco, Rafael, Tiziano o Goya.

9. Barcelona
13,25%, 110 km peatonales

TomasSereda/iStock

La ciudad condal se ha aplicado a fondo en su Plan de Movilidad Sostenible, donde el peatón sea el rey. Del variado turismo que ofrece Barcelona, merece la pena darse una vuelta por el Carrer de Petritxol en el Barrio Gótico, la primera calle peatonal de Barcelona donde Dalí solía merodear en busca de chocolate, el Carrer d´Enric Granados, perfecta para pasear y comer algo, o el Carrer Tallers, que conserva su encanto medieval mezclado con todo tipo de tiendas alternativas.

8. Huelva
13,48%, 26 km peatonales
Huelva posee unas raíces culturales ricas y profundas, que beben de los primigenios tartesios, fenicios o romanos. Esta variada influencia histórica se ve reflejada en sus monumentos urbanos, como la plaza de las Monjas con la estatua de Cristóbal Colón, la Gran Vía como arteria comercial, el Ayuntamiento de estilo herreriano o la catedral de la Merced.

7. Sevilla
14,76%, 102 km peatonales
El aroma a azahar impregna las calles de esta ciudad. La esencia pura de Andalucía se reparte en Triana, en Los Remedios, la Calle Sierpe, la calle Regina o la Calle Feria, donde Murillo aprendió el oficio de pintor. Por supuesto, a sólo unos pasos, esperan sus bellos monumentos: la catedral, la Giralda y el Real Alcázar.

6. Cuenca
14,93%, 23 km peatonales

Adrian Wojcik / ISTOCK

Cuenca es, posiblemente, una ciudad bella y desconocida a partes iguales. Además de las archiconocidas Casas Colgadas, en su casco histórico se ubican la catedral o la Plaza Mayor. La ruta se completa con el Puente de San Pablo, las ruinas del castillo e infinidad de ermitas e iglesias. El placer y la emoción se fusionan al recorrer al anochecer, bajo la tenue luz amarillenta de los faroles, sus calles cubiertas de adoquines, entre laberínticos callejones y rincones llenos de curiosidades.

5. Salamanca
16,60%, 40 km peatonales
La impertérrita ciudad universitaria parece estar diseñada por y para peatones. Las mismas calles que recorriera el pícaro Lazarillo, se despliegan ante las impresionantes obras de estilo churrigueresco, el identificativo arquitectónico de la ciudad castellana. Su magnífica Plaza Mayor, la Casa de las Conchas o su Universidad que ya ha cumplido ocho siglos, se suman a la travesía de las calles de Libreros y Compañía, conformando un amplio paseo donde el arte y la literatura flotan en el ambiente. 

4. Bilbao
18,04%, 44 km peatonales
Desde la orilla de la ría hasta el núcleo urbano, Bilbao es una delicia para el viandante. En la ciudad vasca se puede observar la arquitectura imposible del Guggenheim, el imponente Teatro Arriaga, la Plaza Nueva o la Iglesia de San Antón. Hasta sus sabrosos pintxos se ofrecen en una ruta entre las calles Ledesma, Diputación y Poza, para que el caminante reponga fuerzas.

3. Valencia
18,77%, 136 kkm peatonales

ISTOCK

Además de un paseo marítimo entre la playa de la Malvarrosa y la de las Arenas, Valencia se distribuye entre puntos emblemáticos y entresijos de calles en su centro. La esencia y vida de la ciudad costera se respira en la Lonja de la Seda, el Mercado Central, el edificio de la Generalitat Valenciana y la Catedral en las cercanías de la Plaza de la Virgen.

2. Vitoria - Gasteiz
19,11%, 70 km peatonales
El casco viejo de Vitoria tiene el mejor estado de conservación de todo el País Vasco, salpicado de edificios del siglo XV o los palacios renacentistas de Bendaña y Escoriaza-Esquivel. El recorrido no estaría completo sin hacer una ruta paladeando sus deliciosos vinos de la Rioja Alavesa. La capital vasca se esfuerza por favorecer la movilidad y la accesibilidad a pie, siendo galardonada con el Premio Ciudad que Camina en 2013.

1. Granada
20,94%, 91 km peatonales
Granada enamora al primer golpe de vista. Llena de encanto, la historia de la ciudad fluye, a través de toda su arquitectura. Con su centro restringido al tráfico rodado, es perfecta para sumergirse en ella andando, dejándose embelesar por la Alhambra, las casitas del Albaicín, la Catedral, la Capilla Real o el monasterio de San Jerónimo. Además, sus famosos bares de tapas se convierten en imprescindibles para disfrutar por completo de la alegría que desprenden sus habitantes.