Nieve sin esquís en el Valle de Arán

Limítrofe con los Pirineos, la comarca leridana del Valle de Arán es uno de los lugares done la nieve y el deporte están unidos en invierno y no sólo por los esquís.

VIAJAR
 | 
Foto: Jonathan Andrew/Corbis

A caballo, en moto o en trineo de perros son modos diferentes de disfrutar de la nieve en el Valle de Arán sin tener que calzarte unos esquís. El Pla de Beret es el lugar perfecto para este tipo de actividades que se pueden realizar en pareja, en familia o con amigo, como se prefiera.

Los trayectos en trineo nórdico tirado por caballos autóctonos de raza hispano-bretona ofrecen una amplia panorámica del maravilloso paisaje que se va dejando atrás. Un recorrido marcado por el profundo silencio del bosque, únicamente interrumpido por el sonido del trotar y los cascabeles de los caballos. La escuela de equitación del Valle de Arán es quien organiza estas excursiones.

Por su parte, los trayectos en trineo tirado por perros son toda una aventura. Se ofrecen excursiones de 30 minutos, 1 hora o incluso la posibilidad de acceder al Refugi de Montgarri. También existe la posibilidad de realizar salidas nocturnas a la luz de la luna. Aran Experiece ofrece estas excursiones desde 40 € por persona.

Por último, disfrutar de un paseo por las montañas en moto de nieve en Montgarri y Banhs de Tredós es todo un placer para los más atrevidos. Las motos de nieve están disponibles para realizar los recorridos con guía desde Plan de Beret hasta el Refugio de Montgarri y desde Salardú hasta Banhs de Tredòs. Montgarru Outdoor ofrece esta actividad desde 45€ por persona.