Esquiar en el Círculo Polar Ártico

Las estaciones de esquí en Suecia se extienden desde Riksgränsen en el círculo polar ártico hasta la parte central de las montañas suecas en el noroeste.

VIAJAR
 | 
Foto: Jonas Kullman/Skistar

Suecia posee alrededor de 200 estaciones de esquí de todas clases: desde estaciones familiares con instalaciones y actividades para niños hasta bulliciosos resorts con una amplia vida nocturna, restaurantes y bares après-ski. Pero sin duda una de las ventajas de esquiar en Suecia es el número de visitantes, mucho menor que en otros lugares de Europa, lo que hace que las pistas estén menos congestionadas. Además, al estar en latitudes septentrionales, la mayoría de las estaciones de esquí garantizan nieve entre Navidad y Pascua. Así, se puede esquiar con la puesta del Sol de media noche de fondo en primavera/verano y la cortina multicolor de la aurora boreal en invierno.

Snowparks
Aunque la mayoría de las estaciones de esquí de Suecia tiene tienen snowparks y terrain parks para niveles de iniciación, intermedios y expertos, cabe destacar el snowpark de la estación de esquí de Åre, en el centro del país, en el área de Bräcke, que consta de una línea verde, una roja y una negra, un half-pipe, una barandilla y una pista de snowboard cross, además de family park con tres saltos, tres cajones y ground waves.

Niños y el deporte blanco
Todas las estaciones suecas disponen de pistas para niños y de ayuda inmediata en caso de que los pequeños choquen y se amontonen. Además instructores expertos en las diferentes escuelas de esquí les pueden enseñar a esquiar y mejorar su técnica. Hay que destacar que en algunas estaciones los niños más pequeños disponen de un telesilla con cinturón especialmente adaptado que les permite subir las pistas. Además existen servicios de guardería y de canguro disponibles en las estaciones más grandes.

Diversión en la nieve y el hielo
Muchas estaciones de esquí organizan actividades para que los niños disfruten. Algunas, incluso, poseen parques temáticos que cuentan con pistas para trineo, búsquedas de tesoros o barbacoas para los más pequeños y con safaris en moto de nieve, esquí campo a través o jacuzzi para los mayores. Otras actividades de las que se puede disfrutar en las montañas suecas son la pesca bajo el hielo o el patinaje sobre lagos helados.

// Outbrain