El rastro de la huellas de la nieve

Debido a su olfato periodístico, Gabi Martínez (1971) se propuso resolver las incógnitas del asesinato del científico español Jordi Magraner en Afganistán. Martínez viajó al Hindu Kush tras su pista. "Solo para gigantes" es el resultado.

Pablo Fernandez

Apenas un mes después del esperpento de la isla de Perejil, en concreto el 8 de agosto de 2002, un extraño suceso sobresalía entre las noticias de los periódicos veraniegos. El investigador español Jordi Magraner había aparecido muerto en su casa de la región afgana de Chitral. El zoólogo, de 43 años, fue degollado junto a un empleado de 12 años. Magraner, a sueldo del Mueso Nacional de Historia de París, conocía bien Afganistán. Durante quince años había pasado temporadas en la cordillera del Hindu Kush. Su obsesión era encontrar un rastro del mítico Yeti.

Cuando el asesinato sucedió, Gabi Martínez tenía 31 años. A pesar de su juventud, este barcelonés, fogueado en revistas como Ajoblanco y Qué leer, ya tenía en su currículo un puñado de libros que mostraban su querencia por los temas viajeros (Solo marroquí, Diablo de Timanfaya, Anticreta, La isla Daniel y Hora de Time Square). Y para Martínez aquel suceso quedó en un segundo plano. Sin embargo, la historia de Magraner pedía una segunda oportunidad. Hace cuatro años se cruzó en su camino. Y desde entonces no le ha abandonado. Fruto de esa obsesión ha llegado a las librerías Solo para gigantes, una "novela de no ficción" que describe al naturalista valenciano como un hombre asombroso, valiente y contradictorio. Diez años después de su muerte, nadie ha sido condenado por el asesinato de Magraner. Se le ha acusado de espionaje, de tráfico de drogas e incluso de pedofilia. Rumores. Lo único cierto es que realizó una ingente ayuda humanitaria y que se convirtió en un gran defensor de la etnia kalash.

Para intentar desentrañar este caso, Gabi Martínez viajó al escenario del crimen y se entrevistó con alguno de los sospechosos. A pesar de tratarse de un curtido viajero, pasó miedo en Chitral. La última noche, antes de regresar a España, decidió atrincherarse en su habitación, con una navaja en las manos, en espera de lo peor.

Más allá de la novedad, los amantes de la literatura viajera harán bien en apuntar el nombre de Gabi Martínez en su carta a los Reyes Magos. En los últimos años este barcelonés se ha labrado una reputación como un consistente narrador de su generación. Entre su bibliografía al respecto destacan Los mares de Wang, donde se acerca a la compleja sociedad china contemporánea, y Una España inesperada, una jugosa recopilación de reportajes de viajes alrededor de nuestro país. Descacharrantes crónicas desde el hotel Bali de Benidorm, la feria del Rocío o los campos de entrenamiento del Athletic de Bilbao en Lezama.

Lecturas para el avión: Las amenazas del fundamentalismo
Título: Katiba
Autor: Jean-Christophe Rufin
Edita: Ediciones B
Precio: 18 €

Katiba es una novela de suspense que se adentra en las entrañas de los grupos fundamentalistas islámicos. De fondo, la sospecha de un ataque terrorista contra Francia. Jean-Christophe Rufin, autor de best sellers como El abisinio, sabe lo que se trae entre manos. No en vano es uno de los fundadores de Médicos sin Fronteras, además de antiguo presidente de Acción Contra el Hambre y ex embajador de Francia en Senegal. Un bagaje que se vislumbra en cada página de una novela que bien podría ser un reportaje periodístico.