A esquiar en tren

VIAJAR

Un horizonte blanco. Esa es la imagen con la que sueñan los viajeros que, a través de la ventanilla, persiguen con la vista las cumbres más altas. La aventura comienza a bordo de un tren rumbo a las estaciones de esquí repartidas por España.

No están en el centro de las grandes ciudades, pero las estaciones de esquí españolas, desde las pirenaicas hasta Sierra Nevada, están perfectamente comunicadas con localidades a las que llega el tren. Renfe piensa en los esquiadores, que cuentan con facilidades para desplazarse en sus trayectos con el equipo necesario para que sus vacaciones en la nieve sean inolvidables. Solo hay pues que elegir destino y el medio más adecuado para llegar hasta él. Una pista: va sobre raíles.