Guía de la III Expedición VIAJAR - B The Travel Brand

Viajar
 | 
Foto: dibrova / ISTOCK

Ruta

De Madrid a Shanghái

Los expedicionarios partirán en vuelo directo de Iberia desde el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas al aeropuerto internacional de Shanghái.

De Shanghái a Lijiang

El viaje a los misteriosos mundos de Shangri-La y del Tíbet comienza con una breve escala en Shanghái, desde donde volaremos a Lijiang. Situada al pie de la Montaña del Dragón de Jade (5.550 metros), es una de las ciudades antiguas más carismáticas de China. Hogar de la minoría naxi y frontera cultural entre la propia China y el Tíbet.

La ciudad antigua de Lijiang

Una zona central cerrada al tráfico esconde un laberinto de callejas donde vive desde hace siglos la minoría naxi. Paredes de madera, tejados que se elevan al cielo, canales en cada cruce y, al final, el Estanque del Dragón Negro, con uno de los más bellos paisajes naturales y urbanos de la región.

Baisha y Shuhe

Alrededor de Lijiang la población naxi conserva sus culturas tradicionales. En los pueblos que surgen en sus valles escondidos la gente vive como hace siglos. Especialmente interesantes por sus reliquias históricas y culturales son lugares como Baisha, con sus magníficos frescos budistas, y Shuhe, con sus carismáticos barrios.

Garganta del Salto del Tigre

En el camino a Shangri-La se encuentra el río Yangtsé, que se abre camino entre las dos grandes montañas de Haba y el Dragón de Jade, creando una profunda garganta que alcanza los 3.900 metros de altura. Una escalinata nos permitirá bajar al cauce del río y comprobar que se estrecha hasta poder ser atravesado por el salto de un tigre.

Shangri-La

Tras una tremenda subida que hace abandonar el mundo chino, un bello valle entre montañas anuncia la llegada a Shangri-La. Enseguida aparecen las primeras señales de la cultura tibetana, las casas de adobe repletas de símbolos religiosos, mujeres vestidas con ropas coloridas, yaks paciendo en las praderas y los chorten (pagodas) cubiertos de banderas de oraciones: un sugestivo preludio a la realidad de entrar a un mundo en el que la religión es el valor predominante.

Monasterio Songzanlin

El principal centro religioso de la provincia de Yunnan y uno de los más grandiosos fuera del Tíbet forma un conjunto inolvidable. Las continuas referencias a una cultura misteriosa se combinan con una belleza arquitectónica integrada en el ambiente natural (entre una colina a su espalda y un lago de frente) y humana (con los barrios de monjes y laicos a su alrededor).

Ciudad antigua Dukezong

Los barrios tibetanos de esta antigua ciudad, punto de parada de caravanas y peregrinos, están concentrados en su extremo oriental. Unas cuantas calles de estilo tradicional alineadas alrededor de dos bellas plazas y, más allá, casi escondidas por la llegada del progreso, hostales, viviendas y restaurantes locales.

Lhasa

Desde Shangri-La volaremos a Lhasa. La capital de la Región Autónoma del Tíbet. A 3.700 metros de altitud, es una de las ciudades más interesantes de nuestro planeta, contando con algunos de los más bellos monumentos construidos por la mano del hombre. Pasaremos la tarde libre para ir adaptándonos a la altura.

Templo de Jokhand

Es el templo más antiguo del Tíbet y el centro espiritual de Lhasa. A su puerta, un continuo flujo de peregrinos se postran sin descanso ante la morada de sus dioses; en su interior, monjes y peregrinos adoran las imágenes santas. Desde sus terrazas se contemplan algunas de las mejores vistas de la ciudad.

Plaza de Barkhor

Esta plaza es un microcosmos del mundo tibetano. Rodea por completo el templo Jokhand y reúne diariamente a miles de peregrinos que denotan, por sus ropas exóticas, que proceden de lejanas tierras.

Monasterio de Sera

Era el más importante centro educativo del antiguo Tíbet. En su interior, destacan los Colegios Serame y Seraje, dedicados a la lógica y la dialéctica; y el Colegio Tántrico, destinado a la enseñanza del budismo esotérico. Todavía hoy se puede ver a veces a los monjes entrenándose en la dialéctica budista.

Palacio de Potala

El edificio más impresionante del Tíbet y uno de los más grandiosos del mundo. Consta de dos partes bien diferenciadas: el Potala Rojo, construido originalmente sobre la colina Roja por el gran rey tibetano Songtsan Gampo en el siglo VII, sobre una montaña en la que se decía habitaba el alma de Avalokiteshvara, y el Potala Blanco, que fue construido casi mil años después por el Quinto Dalai Lama, en 1642.

Monasterio de Drepung

Fue el centro político y religioso del Tíbet con el Quinto Dalai Lama hasta que este convirtió al Palacio de Potala en el centro del poder político. Todavía se conservan algunos de sus edificios administrativos. Entre sus salas destaca el salón Tsonchan, el mayor del Tíbet, donde pueden rezar hasta 10.000 monjes.

Shanghái

Abandonaremos Lhasa con rumbo a Shanghái. Antes de tomar el vuelo de vuelta a España disfrutaremos de un día visitando los lugares más interesantes de esta ciudad, donde la cultura china y la occidental se funden de mil maneras originales. El malecón y el Pudong

A la orilla del río Huangpu se encuentra el malecón, el muelle, frente al que se construyeron los mejores edificios de la época colonial a lo largo de un paseo que hoy se conoce como Bund. Frente al malecón surgió al otro lado del Huangpu, durante la década de los 90 del siglo pasado, el distrito de Pudong, con sus construcciones futuristas, sedes de bancos, multinacionales y hoteles.

Calle Nanjing

Era la calle principal del Shanghái británico y hoy en día es una de las calles más animadas de Asia, con una interesante mezcla de edificios antiguos y modernos. De noche ofrece un espectáculo impresionante con sus miles y miles de luces.

Templo Longhua

El templo más antiguo de la ciudad y el mejor ejemplo de arquitectura budista, mantiene el diseño original de la dinastía Song y una curiosa variedad de estilos iconográficos.

Jardín Yuyuan

Este bello jardín está en el centro de la zona antigua de Shanghái. Mientras su interior muestra uno de los mejores ejemplos del diseño de los jardines chinos, en su exterior todavía se pueden descubrir las últimas calles que mantienen la estructura tradicional de esta ciudad rabiosamente moderna.

Complejo Xintiandi

Uno de los más bellos conjuntos de la arquitectura urbana de entreguerras. Su restauración ha supuesto un hito en el manejo de espacios protegidos y su proyección al futuro.

Cuánto cuesta

El precio final es de 4.430 euros por persona en habitación doble, para los pasajeros que salgan desde el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas. Viajeros individuales y viajeros que deseen salir desde otros aeropuertos deben consultar en los teléfonos, la web o el correo de B the travel brand habilitados para la III Expedición VIAJAR. Las plazas son limitadas y la fecha límite de inscripción será el 28 de febrero de 2018.

Cómo reservar

Se puede reservar plaza en el viaje siguiendo las instrucciones de la web de la Expedición, www.expedicionviajar.com, o directamente en la flagship store de la agencia de viajes responsable de la expedición, B the travel brand, situada en la calle Miguel Ángel, 33, de Madrid. Teléfono de contacto: 91 484 11 11.

// Outbrain