Guía del Estado de México

Toda la información que necesitas para viajar al Estado de México: hoteles, restaurantes y las visitas más interesantes del estado.

Foto: Danny Lehman

Datos útiles

Cómo llegar
Se puede viajar a Toluca en avión desde Madrid o Barcelona, pero la proximidad del Estado de México a la capital del país, el Distrito Federal, aconseja, como mejor opción de viaje, volar primero al D.F. y viajar, luego, en automóvil o autobús hasta Toluca, un recorrido que llevará poco más de media hora. Iberia (www.iberia.es) enlaza con vuelos directos Madrid y la capital mexicana, y Aeroméxico (www.aeromexico.com) vuela directo a la Ciudad de México desde Madrid, y con escala en París desde Barcelona. United Airlines (www.united.com) ofrece vuelos desde Barcelona y Madrid a Toluca con escalas. Los vuelos tienen una duración de trece horas.

Cuándo ir
Cualquier época del año es adecuada para visitar este increíble Estado. El clima es templado la mayoría del año, aunque en invierno es posible experimentar bajas temperaturas en los pueblos situados a mayor altitud sobre el nivel del mar. Cabe destacar que desde finales de octubre es posible asistir a la llegada de la mariposa monarca en alguno de sus santuarios abiertos al público. Es un espectáculo natural que cualquier viajero debería conocer al menos una vez en la vida.

Cómo moverse
La mejor opción para recorrer el Estado es utilizar un vehículo propio o de alquiler. Hay numerosas agencias de alquiler de automóviles en los aeropuertos tanto de Toluca como de Ciudad de México. La opción más económica es utilizar la red de autobuses. En Toluca se encuentra la Central de Autobuses de Toluca (calle de Felipe Berriozábal esquina con Paseo Tollocan). Se recomienda la línea de autobuses ADO (www.boletotal.mx).

Más Información
Secretaría de Turismo del Estado de México. www.edomexico.gob.mx/turismo

Dónde dormir

Hotel El Santuario. Valle de Bravo. www.elsantuario.com Sobre la cima de una montaña de cuarzo se levantan sus 64 suites de lujo y el resto de sus instalaciones. Cada una de las habitaciones de este hotel, espacioso, rústico y exclusivo, está identificada con los hexagramas del I Ching, grabados en cada una de las puertas, que invitan al visitante a dejar fuera del recinto toda la agitación cotidiana y le disponen a la máxima relajación. Las habitaciones, decoradas con materiales y elementos naturales de la región, cuentan con complementos de aromaterapia, pisos de reflexología y una fuente al costado de la cama para la relajación, así como con muebles de diseño y lavamanos de vidrio horneado. Desde 80 euros.

Hacienda Panoaya. Amecameca. www.haciendapanoaya.com Singular hotel y Spa que cuenta con amplias y soleadas habitaciones de decoración típica, con impresionantes vistas a los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl. El hotel forma parte de un complejo que incluye un parque natural donde es posible realizar actividades como tirolina, utilizar botes de pedales en el lago de la hacienda y pasearse entre los venados. Su Spa ofrece una gran variedad de masajes y tratamientos. Una de sus ofertas más interesantes es el vuelo en globo frente a los volcanes. Desde 33 euros.

Hotel Ixcal. Malinalco. http://hotelixcalmalinalco.com Hotel de apariencia en un principio sencilla, pero que oculta una increíble mezcla de modernidad, comodidad y tradicionalidad. Está ubicado a cinco minutos del centro histórico de Malinalco, al que se ha llegado a llamar "el verdadero Pueblo Mágico" del Estado de México. Un hotel con visión moderna, Ixcal se compromete con el medio ambiente y presenta un diseño amigable con la ecología. Ofrece también un restaurante de gastronomía típica, así como cocina internacional. Algo único es su servicio de temazcales: baños de vapor con hierbas aromáticas construidos de piedra, de origen prehispánico. Desde 127 euros.

Biohotel. Metepec. www.biohotel.com.mx Situado en el corazón de Metepec, Biohotel ocupa una casa típica remodelada que combina la modernidad con la elegancia del pasado, y con las últimas tecnologías bioclimáticas. Además, Biohotel ha creado la primera terraza verde, llamada así por su uso de tecnología bioclimática sostenible para el cuidado del medio ambiente. Desde 70 euros.

Quinto Sol. Teotihuacán. www.gshoteles.com.mx Excepcional por su emplazamiento, a cinco minutos de la Zona Arqueológica, este hotel destaca por la amabilidad de su servicio y la comodidad de su atmósfera y de sus instalaciones. Pertenece a una cadena con hoteles en la mayoría del país.

Del Rey Inn. Toluca. www.delrey.com.mx Localizado en la zona hotelera de Toluca, el hotel afirma cumplir un doble propósito: proporcionar un ambiente cómodo y único de relajación para viajes de vacaciones y brindar un lugar bien equipado para viajes de negocios, convenciones y congresos. Ofrece 250 habitaciones, a precios desde 70 euros.

Dónde y qué comer

Pulque, chorizo y barbacoas
Punto de convergencia de muchas culturas, el platillo más distintivo de la cocina regional es el chorizo, en especial el de Toluca, que en tiempo fue sede del mercado de embutidos más importante del país. Otros derivados preparados con la carne del cerdo son los chicharrones, las manitas de puerco en vinagre, el queso de puerco y los chorizos verdes preparados con aromáticas hierbas. Los sabores de la tierra también se expresan en delicias tales como los nopalitos en salsa de chipotle, el huitlacoche en crema o en quesadillas, la flor de calabaza, los frijoles que pueden encontrarse en cualquier platillo, y tamales sensacionales, como los rellenos de queso de cabra. También abundan las recetas con truchas, quesos, nueces, mangos y guayabas, los dulces de tamarindo y las barbacoas de cordero. En cuanto a bebidas, son reconocidos los licores de frutas de Tenancingo, los moscos de Toluca y la miríada de variedades de una bebida prehispánica de famosa capacidad energética y medicinal: el pulque.

La Finca de Adobe. Metepec. www.fincaadobe.comCreación de la reconocida chef y gastrónoma Rosita Sánchez, La Finca de Adobe nació en el lugar donde se hallaba el rancho La Purísima, con la idea de conservar la arquitectura y los materiales de antaño, en especial el adobe. Es un restaurante de platillos típicos del Estado. En su menú hay manjares como las tortitas de flor de calabaza, capeadas y rellenas de queso en salsa verde, o el chorizo toluqueño a las brasas. Precio medio: 35 euros.

Villa Dulce. Villa Guerrero. Tlf. 00 52 714 146 04 70. Original restaurante que ofrece a sus comensales exclusivos platillos elaborados a base de flores: rosas, claveles, cempasúchil, buganvillas y jamaicas. Villa Dulce cuenta con un menú de más de 200 platillos entre los que se encuentran los crisantemos rellenos de atún, la codorniz en pétalos de rosa, los chiles rellenos de flor de jamaica, la ensalada de rosas o el pastel de margaritas. Precio medio: 30 euros.

La Gruta. San Juan Teotihuacán. www.lagruta.com.mx Creado alrededor de 1906 por órdenes expresas del general Porfirio Díaz, el restaurante se localiza en el interior de una gruta que se cree fue excavada por los toltecas en épocas prehispánicas y que se utilizaba para el almacenaje de granos. Ubicado a algunos metros de la zona arqueológica de Teotihuacán, este lugar permite una convivencia cercana con la naturaleza. Ofrece platillos típicos, pero con un toque creativo tales como la sopa de flor de calabaza, pechuga rellena de huitlacoche en salsa de chile poblano y los sopes de cochinita pibil. Precio medio: 23 euros.

Qué hacer y qué ver

Teotihuacán. Es uno de los lugares arqueológicos más impresionantes del país y del mundo. Las construcciones más famosas de la antigua ciudad, que ocupa unos 20 kilómetros cuadrados, son las majestuosas Pirámides del Sol y de la Luna, a las cuales se les atribuye una antigüedad de 17 siglos. Se dice que llegar a la cima de cualquiera de ellas proporciona suerte y una sensación única de energía. También en esta zona están la Calzada de los Muertos, el Templo de Quetzalcóatl, el Palacio de los Jaguares y el Palacio de las Mariposas. La entrada cuesta 2,5 euros. Se puede sobrevolar la zona arqueológica en globo. www.volarenglobo.com.mx

Toluca. Conocida antaño como La pequeña Francia, por la cantidad de edificios que posee inspirados en arquitecturas galas, la capital del Estado de México es un destino seguro para los que desean empaparse de la cultura típica de la región. Sus famosos Portales, ubicados en el centro, símbolos de la ciudad, son construcciones que datan del siglo XIX. A finales de octubre, Los Portales acogen la Feria del Alfeñique, en la que se venden dulces típicos. La ciudad tiene 18 museos de los más variados temas, siendo los más importantes el Museo de Bellas Artes y el de Numismática. Digno de mención es también el espectacular Cosmovitral. El edificio que aloja este jardín es una estructura estilo art noveau de hierro forjado y cristal; los vitrales que lo componen están diseñados por Leopoldo Flores.

Metepec. Pintoresco pueblo, a escasa distancia de Toluca, que es conocido por sus artesanías en barro y cerámica, en especial por el famoso "árbol de la vida". Un paseo por el pueblo debería incluir la visita al conjunto arquitectónico formado por la iglesia y el exconvento franciscano de San Juan Bautista de Metepec, la capilla del Calvario, una caminata por el cerro de los Magueyes hasta la ermita y un recorrido por los talleres artesanales. Si es lunes de tianguis (mercado), hay que detenerse a comer un taco de plaza, a disfrutar de la puesta del sol desde el cerro de los Magueyes y a quedarse, luego, escuchando música en los bares y peñas de los alrededores. También se pueden visitar las fuentes danzarinas, que se encuentran enfrente del palacio municipal y que se activan a las 20 horas.

Nevado de Toluca. El majestuoso Nevado de Toluca o Xinantécatl presume de ser el único volcán en el mundo a cuyo cráter se puede llegar por carretera. Ubicado a casi 50 kilómetros de Toluca, con casi cinco mil metros de altitud, desde sus alturas se puede apreciar una vista única del Valle de Toluca. En su cráter se ubican dos lagunas de agua potable: la del Sol y la de la Luna. En ambas es posible pescar a la trucha arcoíris y realizar actividades como el buceo de altura y el alpinismo, con previa autorización. El volcán forma parte del Parque Nacional del Nevado de Toluca, que con sus 51.000 hectáreas de extensión es una de las reservas más visitadas del país. Debido a la estrechez del camino en algunos puntos, se sugiere realizar el último tramo hacia el cráter a pie.

Valle de Bravo. Hermoso Pueblo Mágico del Estado de México, su principal atractivo es la presa o laguna donde se realizan una gran variedad de deportes acuáticos y de aventura. El pueblo en sí es famoso por su arquitectura típica de la época colonial. Cuenta también con tres campos profesionales de golf de 18 hoyos y un sinfín de excelentes restaurantes de comida típica e internacional, tiendas de arte, artesanía y artículos de decoración. A principios de noviembre se desarrolla el conocido Festival de las Almas. También es famoso el Festival de Música y Ecología (marzo).

Santuarios de la Mariposa Monarca.La Reserva de la Biosfera de la Mariposa Monarca fue creada para proteger el entorno natural y el hábitat de la mariposa monarca y ocupa una superficie total de 56.000 hectáreas. Existen doce importantes colonias o santuarios. Cuatro de ellas están abiertas al público y entre ellas destacan las de La Mesa y El Capulín, en el Estado de México. La llegada de la mariposa monarca es en otoño, y es uno de los espectáculos naturales más impresionantes del mundo: más de 20 millones de estos hermosos seres llegan cada año a los bosques de México.

Tepotzotlán. Distinguido como uno de los cuatro Pueblos Mágicos del Estado de México, Tepotzotlán ofrece al viajero dos de las joyas más espectaculares del arte novohispano: los antiguos colegios jesuitas de San Martín y San Francisco Javier, obras maestras del estilo barroco churrigueresco del siglo XVIII. Además, el antiguo colegio de San Francisco Javier alberga hoy el Museo Nacional del Virreinato, que posee notables retablos del siglo XVIII y un excepcional Camarín de la Virgen. También destacan los paisajes del Parque Estatal Sierra de Tepotzotlán, que alberga un acueducto de más de 400 metros de longitud.

Estado de México

El corazón del país se encuentra en el Estado de México. Situado en el centro de la nación colinda con los estados de Querétaro e Hidalgo al norte, con Morelos y Guerrero al sur, con Michoacán al oeste, con Tlaxcala y Puebla al este, y rodea al Distrito Federal.

Habitado por el pueblo indígena de los aztecas (también llamados mexicas) el territorio que ocupa el Estado de México posee, gracias a ellos, numerosas zonas arqueológicos y restos de esta cultura que hacen de este lugar de México uno de los más interesantes del país.

Una de estas zonas es la de Teotihuacan, el lugar donde los hombres se convierten en dioses. Esta antigua ciudadela azteca fue, en realidad, un de los centros de ceremonias más importantes de América durante la época precolonial con una gran influencia tanto política como religiosa.

Otras zonas arqueológicas del Estado de México son Teotenango, Tlalpizahuac, Acambay, Texcoco, Tlalmepantla y Toluca.

Pero no todo es arqueología aquí sino que las calles y edificios de las ciudades y pueblos del Estado de México cuentan con una clara influencia colonial muy interesante de conocer. Además, su gastronomía y su artesanía son reclamos que no se pueden dejar escapar.