Guía del Alto Atlas

Toda la información que necesitas para viajar a Alto Atlas, de Marruecos: hoteles, restaurantes y las visitas más interesantes del lugar.

Cómo llegar

Iberia (www.iberia.es), Vueling (www.vueling.com) y Ryanair (www.ryanair.com), entre otras, vuelan directo a Marraquech desde diversas ciudades españolas.

Desde aquí, el Alto Atlas se encuentra a un par de horas por carretera.

Datos útiles

Cómo moverse

Si se decide realizar una excursión por cuenta propia, existen tres refugios: el Tubkal, el Tazaghart (al noroeste) y el Tacheddirt (al noreeste). Se recomienda llevar el mapa La Grande Traversée des Atlas Marrocains, publicado por la ONMT, en el que figuran también los caminos. También se puede realizar un recorrido por el Alto Atlas a través de distintas agencias.

Cuándo ir

Primavera y otoño son las mejores épocas (temperaturas de 20 a 25 grados), aunque cada estación tiene su encanto.

Sanidad

Se recomienda llevar un botiquín personal y pastillas purificadoras para el agua.

Más información

Oficina Nacional de Turismo de Marruecos: www.visitmorocco.com

Dónde dormir

Hay buenos hoteles en Marraquech y Ouarzazate, las puertas de entrada al Alto Atlas. Conviene consultar las webs de los riads de Marraquech, casonas y palacetes reconvertidos en hoteles con encanto:

Royal Mansour Marraquech (www.royalmansour.com). Un oasis de riads elegantes, patios silenciosos y restaurantes de alto nivel con una atmósfera íntima. El hotel está concentrado en torno a un patio principal. Un sistema subterráneo de túneles conduce a los riads de los huéspedes.

Taj Palace Marraquech (www.tajhotels.com).Sus espaciosas habitaciones y suites de lujo están distribuidas entre un magnífico palacio principal y cuatro riads exclusivos. Todas con vistas de las montañas del Atlas y el desierto Palmeraie.

Domaine Royal Palm Marraquech (www.domaineroyalpalm.com). Este nuevo hotel, con 135 villas y suites, abre sus puertas este mes de diciembre. Se encuentra en la planicie de El Haouz, frente al Atlas y a 12 kilómetros del centro de Marraquech.

La Mamounia (www.mamounia.com). Emplazado a la sombra del minarete de la Koutoubia, a un corto paseo de la famosa plaza Jemaa el-Fna y con vistas a los picos nevados del Atlas, cuenta con tres resturantes, una legendaria piscina y 2.500 metros cuadrados de Spa.

Le Berbere Palace (www.leberberepalace.com). Un oasis a orillas del desierto, en pleno corazón de Ouarzazate. Suntuosamente decorado con el reflejo de la arquitectura de las kasbahs, cuenta con buenas instalaciones, piscina y Spa con hammam.

Dar Kamar (www.darkamar.com). Antiguo Palacio de Justicia del pachá Glaoui, Dar Kamar, "La casa de la luna", es un pequeño hotel con encanto en la kasbah de Taourirt, en Ouarzazate, ciudad situada en las faldas del Atlas y a las puertas del desierto marroquí. Con dirección española, tiene doce habitaciones y dos suites climatizadas.

Qué comer

La gastronomía es copiosa, sabrosa y muy especiada. Destacan el cuscús (un guiso de carne y verduras que acompaña a una deliciosa sémola de trigo) y el tajine (estofado de ternera, pollo o cordero acompañado de verduras). Y hay que probar la harira (la sopa nacional), el mechui (cordero), las keftas (albóndigas) y las ensaladas.