Guía de Pernambuco

Toda la información que necesitas para viajar a Pernambuco: hoteles, restaurantes y las visitas más interesantes del estado.

Foto: Álvaro Arriba

Cómo llegar

La compañía Iberia(www.iberia.com) ofrece vuelos directos -poco más de ocho horas de duración- los martes, viernes y domingos desde Madrid a Recife a partir de 574 € por trayecto. El Aeropuerto Internacional de Recife está conectado con el centro de la ciudad por autobús o taxi (el trayecto cuesta unos 15 €).

Datos útiles

Cómo moverse
Alquilar un coche de clase económica cuesta unos 90 reales por día (40,50 €). Conducir en Pernambuco resulta sencillo y nada peligroso; solo hay que respetar las señalizaciones. Decenas de radares controlan la velocidad de los vehículos en las principales calles. Los conductores son respetuosos con peatones, bicicletas, pasos de cebra y semáforos. El sistema de autobuses urbanos es efectivo y otra forma interesante de moverse por la ciudad.

Moneda
Real brasileño. Un real brasileño equivale a 0,45 €.

Algunos precios
En Porto de Galinhas, el paseo de 45 minutos en jangada cuesta 10 reales por persona. En el viaje se llega a los arrecifes y se permite el baño en las piscinas naturales que se forman con la marea baja. Alquilar un buggy para cuatro personas cuesta 100 reales al día (con conductor, el precio se encarece). La jornada de aparcamiento en la barra de Maracaipe cuesta 5 reales. Un viaje en taxi desde el centro de la Playa de Boa Viagem a la isla de Recife Antigua cuesta 20 reales (9 €).

Salud
No son necesarias vacunas específicas para viajar a Pernambuco. Más información en los Centros de Vacunación Internacional, Unidades del Viajero de algunos hospitales españoles o en el Ministerio de Sanidad y Política Social (www.msps.es/ciudadanos/proteccionSalud/vacunaciones/home.htm).

Dónde dormir

•En Recife:
La capital ofrece establecimientos de variados precios. La mayoría se concentran en la avenida Boa Viagem.

Atlante Plaza(www.atlanteplaza.com.br). Un hotel de lujo que se encuentra situado en pleno paseo marítimo de la ciudad. Cuenta con muy buenas opiniones de los huéspedes que han usado sus instalaciones.

Hotel Aconchego (www.hotelaconchego.com.br). Un alojamiento más modesto, pero igual de válido para recorrer Recife y la vecina Olinda. Se sitúa en pleno centro de la Playa de Boa Viagem.

Pousada Villa Boa Vista(www.pousadavillaboavista.com.br). Pequeño hotel de 30 habitaciones, asequible, que se levanta en el corazón del barrio de Boa Vista y cuya decoración se basa en obras de artistas locales.

• En Porto de Galinhas:
Un destino de playas y naturaleza, con resorts por toda la línea de costa.

Hotel Village Porto de Galinhas (www.villageportodegalinhas.com.br). Un establecimiento de categoría cuatro estrellas con 184 apartamentos y siete villas.

Best Western Solar Porto de Galinhas(www.solarportodegalinhas.com.br). Tiene 140 apartamentos con vistas al mar.

Hotel Armaçao(www.hotelarmacao.com.br). Se encuentra muy cerca del centro de Porto de Galinhas. Dispone de 188 apartamentos.

• En Olinda:
En el centro de la ciudad hay hoteles pequeños y posadas con encanto.

Hotel 7 Colinas(www.hotel7colinas.com.br). Habitaciones decoradas en estilo rústico con vistas a un bonito jardín. Destaca su piscina al aire libre y tiene un pequeño museo.

Pousada Baobá(www.pousadabaobadeolinda.com.br). Agradables instalaciones y personal amable para un alojamiento que se sitúa en la parte baja de la ciudad, al lado del mar.

Pousada do Amparo(www.pousadadoamparo.com.br). Situada a pocos pasos de la iglesia de Nuestra Señora del Amparo, esta posada ofrece una decoración rústica adaptada al entorno y una buena opción gastronómica en su restaurante.

Pousada dos Quatro Cantos(www.pousada4cantos.com.br). Pequeño establecimiento del centro que ocupa una mansión del siglo XIX.

Dónde comer

Los mercados de Madalena y San José, en Recife, una churrasquería o una barraca (un chiringuito playero) son buenas opciones para conocer la gastronomía brasileña.

Fogo e Brasa Churrasquaria(www.brazilianbullsteakhouse.com). Deliciosa selección de carnes del país en pleno centro de Boa Viagem.Bangue, en el Patio de São Pedro, es también un restaurante recomendado para probar la costela do carneiro. Ya en Olinda, el restaurante Patuá Delícias do Mar(www.restaurantepatua.com.br) ofrece magníficos productos del mar aderezados con agradable música en directo.

Qué hacer

Marco Zero.Es el inicio de todo. El encuentro con la historia de la capital pernambucana y desde donde la rosa de los vientos nos hace girar 360 grados para ver el mar, el Parque de las Esculturas y las calles de la isla de Recife Antigua. Por esta plaza han pasado portugueses, holandeses, judíos, españoles, franceses, británicos. Aquí se vive el carnaval y cualquier manifestación cultural multitudinaria. Es la plaza del pueblo. El auténtico corazón de la ciudad brasileña.

La Calle de Bom Jesus.Es uno de los principales ejes del Recife Antiguo, antiguamente llamada "Rua dos Judeus". Los domingos vibra con su mercadillo de artesanía. Destacan las edificaciones del siglo XVII, la Embaixada dos Bonecos Gigantes (Entrada, 1,7 €. www.bonecosgigantesdepe.com.br)y la primera sinagoga del continente americano, Kahal Zur Israel (Entrada, 1,7 €. www.arquivojudaicope.org.br).

Igreja da Madre de Deus.Conserva imágenes del siglo XVII de la Matriz do Corpo Santoy destaca la construcción de su fachada a partir de materiales extraídos de los arrecifes situados frente a la playa de Boa Viagem.

Patio de San Pedro.En la otra isla que forma el casco histórico de Recife, la Isla de Santo Antonio, de calles y callejones estrechos, se abre a esta plaza que recoge un apasionante catálogo de arquitectura tradicional portuguesa del siglo XVIII. Foro de manifestaciones artísticas, culturales y festivas, que se anima cada día con los bares y restaurantes que ofrecen una amplia selección de platos locales.

Concatedral de São Pedro dos Clérigos.Construida entre los años 1728 y 1782, representa uno de los ejemplos más claros y vistosos del barroco brasileño, tanto en su fachada principal como en la decoración interior. Sus dos torres se elevan como gigantes por encima de los edificios de la Plaza de San Pedro.

Capela Dourada del Convento Franciscano de Santo Antõnio. Del año 1724, impresiona por su revestimiento de oro y su carga decorativa. Esta Capilla Dorada forma parte del convento edificado en el año 1613. Años más tarde, con la entrada de los holandeses en suelo brasileño, fue reconvertido en fortaleza militar.

La Praça da República.Constituye uno de los conjuntos arquitectónicos más bellos de Recife y guarda tras los muros de los edificios que la forman el poder judicial, el ejecutivo y el financiero del estado pernambucano. En esta plaza, Mauricio de Nassau construyó en 1642 el Palacio de Friburgo. Los jardines centrales de la plaza, reformados en 1937 por Burle Marx, dan acceso al Palacio de Gobierno y al Teatro de Santa Isabel, de clara influencia arquitectónica francesa.

Mercados de São José, da Boa Vista, da Madalena y da Encruzilhada.Conocer y pasear por un mercado es meterse en la cocina, en el frigorífico, en el alma de quien habita en una ciudad. La arquitectura neoclásica del Mercado de São José guarda una mezcolanza de productos frescos y artesanales que le dan un toque ecléctico único. En el de Boa Vista, además, los intelectuales recitan sus creaciones en las largas tardes de los sábados. El Mercado da Madalena respira de madrugada y abre sus ojos las 24 horas del día, de jueves a domingo. En la Encruzilhada merece la pena probar la sabrosa gastronomía local en los numerosos establecimientos que ofrecen viandas.

Oficina Brennand.Tan raro como bello. Tan misterioso como místico. Un laberinto artístico que emerge a orillas del río Capibaribe. Un espacio de arte, creado por Francisco Brennand, de valor incalculable y con una amplia colección de estatuas, murales, cuadros y dibujos del artista contemporáneo. (Entrada, 2,6 €. www.brennand.com.br).

Paseo en catamarán.También imprescindible para apreciar las formas moldeadas por los tres ríos que surcan la ciudad. Desde la embarcación vemos la evolución de la urbe, con sus puentes que unen islas y formas de vida. Desde el agua se pasea por el Parque de las Esculturas.

Playa de Boa Viagem. Una de las playas urbanas más bellas de Brasil, desde donde ver el amanecer o la práctica de deportes tan ligados a los arenales como el voley playa. El cielo azul y el agua tibia invitan al baño. Un paseo en jangada nos acerca a los arrecifes de coral que protegen la línea de costa y que abren piscinas naturales en las que bañarse y bucear durante la marea baja.

Carnaval de Recife y Olinda.Hermanas de color y ritmo durante las semanas de carnaval. Diversión e irreverencia. Es el carnaval callejero por excelencia. Las bandas de frevo, los bailarines, los gigantes y cabezudos, las caretas y las máscaras llenan las calles de ambas ciudades, que aparecen repletas de gente de todos los rincones del mundo.

Paseo en "jangada" en Punta Maracaípe.El paseo en una embarcación tradicional de pescadores brasileños permite remontar las aguas del río Maracaípe y, además, adentrarse en el ecosistema único de un manglar adonde acuden a reproducirse los caballitos de mar. Si la suerte acompaña al viajero, tendrá la oportunidad de ver hipocampos (precio de la excursión, 2,6 €).

Fernando de Norohna.Programar una incursión en el archipiélago no resulta fácil porque la entrada de visitantes está limitada, pero merece la pena intentar el acceso a uno de los lugares más bellos del mundo submarino. Exotismo de aguas claras es posible practicar deportes acuáticos y de aventura.

Más información

Oficina de Turismo de Brasil en España:Tlf. 915 030 687.

En Internet: www.embratur.gov.bry www.braziltour.com

Turismo de Pernambuco: www.pernambuco.com.bry www.empetur.com.br

Turismo de Recife: www.recifecvb.com.br

En Facebook: facebook.com/empetu

Pernambuco

Al noreste de Brasil, en la cosa con el océano Atlántico nos encontramos con el estado de Pernambuco que presume de contar con las playas más bonitas de todo Brasil.

Es aquí donde se encuentra la ciudad de Olinda, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco por ser una de las ciudades coloniales mejor conservada del país. Vivir aquí el carnaval es toda una experiencia y es que la mezcla de culturas portuguesa y africana hace de ella una fiesta más que especial.

Otro de los lugares más turísticos de Pernambuco es Recife, capital del estado y primera capital de Brasil. Muchos conoces esta ciudad como la Venecia brasileña porque en su zona antigua cuenta con algunos canales y puentes que lo hace que se asemeje a la ciudad italiana. Además Recife destaca por el gran número de playas que posee en su área metropolitana y por tener un aeropuerto internacional.

Pero si son playas lo que se busca en Pernambuco las mejores están en el Parque Marino del archipiélago de Fernando de Noronha, de origen volcánico. Este archipiélago está formado por 21 islas y es uno de los mejores lugares de Brasil para practicar buceo.

Otros lugares turísticos de Pernambuco son Jaboatão dos Guararapes, Itamaracá, Ipojuca o Serrambi.