Guía de Milán

Toda la información que necesitas para viajar a Milán: hoteles, restaurantes y las visitas más interesantes de la ciudad.

Foto: Tino Santiso

Cómo llegar

Cerca de Milán hay dos aeropuertos: Malpensa y Linate (para vuelos domésticos).

También es posible llegar a través del aeropuerto Bergamo-Orio al Serio, donde aterrizan los vuelos low cost. Casi todas las líneas aéreas europeas operan en ellos.

En los tres casos hay servicio de transporte hasta Milán, por tren o autobús.

Datos útiles

Cómo moverse

La red de Metro y los tranvías son la mejor forma de moverse, pues llegan a todos los lugares de interés de la ciudad con bastante rapidez.

Hacerse con la MilanoCard para moverse por Milán, da acceso a todos los medios de transporte público, algunos museos y otras ventajas (www.milanocard.it/es).

Cúanto cuesta

• Un café: 2,50-3€.

• Una cerveza: de 3€ en el popular barrio de Brera a 6€ en la Galleria Vittorio Emanuele.

• Un taxi desde el aeropuerto al centro: entre 90 y 100€.

• Un taxi desde la Estación Central al centro (Piazza del Duomo): entre 15 y 25€, dependiendo del tráfico.

• Una cena en un restaurante de moda: 75€.

• Un menú económico: entre 13 y 16€.

• Un paquete de tabaco rubio americano: 4,50€.

Costumbres

En la ciudad de Milán hay costumbres que nunca pueden faltar: el café y el aperitivo. Para ello hay multitud de propuestas. Las más clásicas, en torno a la Plaza del Duomo, y las de más carácter, en el barrio de Brera. Además del Jamaica, Sans Égal (Vicolo Fiori, 2) ocupa un callejón del barrio de Brera. Sirve almuerzos al mediodía, copas por la tarde y se transforma en pub musical por la noche. Angela (Vía Ruggero di Laura, 15), cerca del recinto ferial, es una pastelería que sirve desayunos de ensueño. Zucca in Galleria (Plaza del Duomo, 21) es famoso porque aquí se inventó el Campari, a finales del siglo XIX. Cova (Vía Montenapoleone, 8) es una pastelería fundada en 1817. Es el lugar ideal para tomar una buena taza de chocolate. Magenta (Vía Carducci, 13) está frecuentado por jóvenes elegantes. Es un café histórico para desayunar y tomar un aperitivo de tapas.La Biciclette (Vía Conca del Naviglio, 10) es un local de ambiente postmoderno y muy agradable que hace unos magníficos brunch.

Más información

Turismo de Milán: www.milaninfotourist.com

ENIT-Agenzia Nazionale del Turismo: www.enit.it

Dónde dormir

La red de alojamientos es amplia y variada, pero sus precios son altos.

Seven Stars Galleria
www.sevenstarsgalleria.com

Para los más exclusivos, este hotelocupa la primera planta de la Galleria Vitorio Emanuele, en el corazón de Milán.

Carlyle Brera
www.hotelcarlyle.com

En el artístico barrio de Brera.

Chateau Monfort
www.hotelchateaumonfort.com

No lejos del centro y con buena comunicación, ofrece una decoración acorde con este palacio.

3Rooms
www.3rooms-10corsocomo.com

En el Corso Como 10 este alojamiento especial cuenta contres habitaciones con el diseño más chic de Milán.

Bristol
www.hotelbristolmil.it

Cerca de la Estación Central, este hotel es de precio medio y calidad aceptable.

Art Hotel Navigli
www.arthotelnavigli.com

En el barrio de Il Navigli, es ideal para aprovechar la vida nocturna.

NH Fiera Milano
www.nh-hoteles.es

Perfecto para los que quieren visitar la Expo 2015.

Grand Hotel et de Milan
Vía Alessandro Manzoni, 29.
Tlf. 00 39 02 723 141
www.grandhoteletdemilan.it

El hotel operístico de la ciudad por antonomasia. En su Suite 105 residió Giuseppe Verdi los últimos años de su vida, conservándose aún algunos de los muebles. Cercano a La Scala, en él también se hospedaron Richard Wagner, Pietro Mascagni y Umberto Giordano. Igualmente, es posible alojarse en las habitaciones que ocuparon famosos cantantes como el tenor Enrico Caruso y la diva María Callas.

Excelsior Gallia
Piazza Duca d''Aosta, 9.
Tlf. 00 39 02 678 51
www.excelsiorhotelgallia.com

Este imponente y lujoso hotel era el favorito de la mítica soprano María Callas y del gran director de orquesta Arturo Toscanini cuando actuaban en La Scala, así como también del escritor Ernest Hemingway durante sus estancias en Milán.

AC Milano
Vía Tazzoli, 2.
Tlf. 00 39 02 204 242 11
www.ac-hotels.com

Sus 17 plantas son fruto de la reestructuración integral de la torre de uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad, la antigua sede de Correos. Está situado en el corazón del barrio más vanguardista de Milán y próximo al Corso Como (la calle del diseño por excelencia) y a la Ciudad de la Moda.

Rosa Grand Milano
Vía Pattari, 5.
Tlf. 00 39 02 8831
www.starhotels.com

Céntrico y asequible. Está detrás del Duomo y a unos pasos del Corso Vittorio Emanuele.

Nhow Milano
Vía Tortona, 35.
Tlf. 00 39 02 489 88 61
www.nh-hotels.com

Está a poco más de dos kilómetros del centro, pero la conexión con tranvía es buena y rápida. Se trata de un hotel de cuatro estrellas de la cadena NH, moderno, de diseño. Las habitaciones son espaciosas y confortables. La marca Nhow busca sorprender con conceptos que se mueven entre la innovación y la provocación, el confort y la tecnología, entre la irreverencia y la excelencia. Esta cadena cuenta con 11 establecimientos repartidos entre el centro de la ciudad y los alrededores.

Four Seasons
Vía Manzoni, 29.
Tlf. 00 39 02 770 850 88
www.fourseasons.com

Es un monasterio del siglo XV que ha sido perfectamente restaurado. Sus habitaciones resultan magníficas.

Hermitage
Vía Messina, 10.
Tlf. 00 39 02 318 170
www.hotelhermitagemilano.com

Muy refinado. Sus habitaciones son amplias y luminosas. El restaurante Il Sambuco tiene fama de ser uno de los mejores de la ciudad.

Spadari al Duomo
Via Spadari, 11
www.spadarihotel.com

Cerca de la catedral. Tiene sólo 40 habitaciones que están equipadas con muebles de diseño y pinturas originales de artistas contemporáneos. Muy chic.

UNA Hotel Tocq
Via A de Tocqueville, 7d.
www.unahotels.it

Es el templo milanés del diseño contemporáneo. Situado entre los bares más "marchosos" de la ciudad, es frecuente ver a famosos entre sus pasillos.

Dónde comer

Bice (Vía Borgospesso, 12. Tlf.?00 39 02 760 025 72. www.bicemilano.it). Desde 1926, ahora regentado por la tercera generación de la actual propietaria, Beatrice Ruggeri, es el ristorante de referencia para degustar la cocina tradicional milanesa, con platos como el Ossobuco di vitello alla milanese con risotto. Entre los postres, destaca la Meneghina calda con grand marnier.

Cracco (Vía Víctor Hugo, 4. Tlf.?00 39 02 861 040. www.ristorantecracco.it) Este restaurante de lujo es el marco donde ejerce el chef Carlo Cracco, uno de los cocineros más prestigiosos de Italia, que reinterpreta la mejor cocina tradicional milanesa a los gustos modernos, como en su risotto al azafrán con jugo de cilantro. Con dos estrellas Michelin, tiene también una selecta bodega con más de 1.800 referencias.

Trussardi alla Scala (Piazza della Scala, 5. Tlf.?00 39 02 806 882 01. www.trussardiallascala.it). Localizado en el Palacio Trussardi, se halla justo enfrente de La Scala. Su carta sigue las estaciones y está en continua evolución.

Biffi Scala Toulà (Piazza della Scala, 3. Tlf.?00 39 02 86 66 51. www.toularestaurant.com). Junto a La Scala, es otra de las mejores mesas de Milán.

Dolce Gabbana Gold (Piazza del Risorgimento. Tlf.?00 39 02 757 77 71. www.dolcegabbana.es/gold). El primer restaurante de lujo conceptual de la firma Dolce Gabbana. En consonancia con sus diseños y creaciones, la alusión al oro en su nombre ya dice mucho de su propuesta culinaria, con platos como el pescado crudo con caviar y ostras. No obstante, para dar sabor italiano su carta también incluye recetas clásicas sicilianas.

Le Briciole (Vía Camperio, 17. Tlf.?00 39 02 804 114). Buena relación calidad-precio. Aunque las pizzas ya no se encuentran entre su oferta desde hace años, tiene algunos platos recomendables, como la tagliata a la rúcola y el brasato piamontés, así como buenos postres caseros, como el tiramisú.

Il Verdi (Piazza Mirabello, 5. Tlf.?00 39 02 659 07 97). Con un nombre que homenajea al gran compositor, en este económico restaurante se puede degustar un buen arroz a la milanesa.

Da Bruno (Vía Maurizio Gonzaga, 6. Tlf.?00 39 02 804 364. www.ristorantedabruno.biz). Un restaurante cercano al centro financiero de Milán y especializado en cocina italiana típica.

Savini. (Galleria Vittorio Emanuelle II). No hay mucho más que decir de Savini. Este legendario establecimiento, situado en las mismas galerías Vittorio Emanuelle, sirve comidas a un público muy selecto, entre ellos muchos artistas de La Scala.

Il Sambuco(ver hotel Hermitage). Las especialidades de la casa son el pescado y el marisco.

Boeucc(Piazza Belgioioso, 2). En este establecimiento sirven platos típicos de Lombardía y cocina tradicional. El ambiente resulta agradable y tranquilo. La relación calidad/precio está muy bien.

Shu Milano Restaurant Fashion Bar(Vía Molino delle Armi, 27). Decoración de diseño, con una buena cocina de fusión.

Orti di Leonardo(Vía de Togni, 6). El huerto de Leonardo ofrece buena cocina tradicional en un ambiente elegante.

Antica Osteria Milanese(Vía M. Camperio, 12). Es una típica trattoría italiana, sin lujos, que se llena de hombres y mujeres de negocios. No es nada caro, comer aquí cuesta unos 18 1.

Pescheria de Claudio(Vía PonteVetero, 16). Es la más antigua y famosa de Milán. Una gran variedad de platos de pescado servidos de mil una manera. Se ha ganado a pulso una selecta clientela fija.

Latteria(Vía San Marco, 24). Ubicado en el barrio de Brera, está especializado en cocina tradicional italiana. El menú cuesta unos 35 1.

Para los bolsillos más populares, Milán está llena de pizzerías y trattorías. Aquí, además de las pizzas, la cocina milanesa y de la región de Lombardía satisface los paladares más exigentes. Sin embargo, cabe destacar los barrios de Brera y de los Navigli, que están plagados de buenos restaurantes. Destacamos:

Il Torchietto(Vía Antonio Sforza, 47). En la zona de los Navigli, es una trattoría tradicional que ofrece una excelente relación calidad/precio.

Alfredo(Vía Borguese, 14). Es famoso por su cocina típica milanesa. Está especializado en risottos.

DÓNDE TOMAR EL APERITIVO
Zucca in Galleria (Piazza del Duomo, 21). Un lugar obligado, pues aquí se inventó el Campari a finales del XIX.

Magenta (Vía Carducci, 13). Este acogedor café histórico, próximo a la Basílica de San Ambrosio, es también un buen lugar para tomar el aperitivo con pinchos y tapas a la italiana.

De copas

Terraza del Hotel dei Cavalieri (Piazza Missori, 1. Tlf.?00 39 02 885 71). La azotea de este hotel, en pleno centro financiero, es uno de los after work preferidos por los milaneses debido a sus impresionantes vistas de la torre del Duomo y las cúpulas de los Palacios Piacentini y Merono.

Caffé Verdi (Vía Giuseppe Verdi, 5. Tlf.?00 39 02 863 880). Cócteles y salón de té en este café que lleva el nombre del compositor de La Traviata. También venden carteles de ópera y de películas italianas famosas.

Jamaica (Vía Brera, 32). En el barrio bohemio de Brera, por lo que muchos de sus clientes suelen ser artistas. Está especializado en cócteles.

Naviglio Grande. La zona de los antiguos canales está lleno de locales muy animados por la noche.

That´s Amore(Viale Monte Santo, 8). Es uno de los locales con más tradición de Milán. La clientela es muy elegante. Aquí se reúne la "gente guapa".

De compras

Las mejoras tiendas de Milán se encuentran en el llamado Quadrilatero d''Oro, entre las calles Montenapoleone, Manzoni, della Spiga y Corso Venezia. Allí se encuentran la megatienda de Armani (Manzoni, 31), la joyería Damiani (Montenapoleone, 10), Gibo (Sant''Andrea, 10) y sus colecciones pop-art, la tienda de sombreros de señora Alan Journo (Vía della Spiga, 36), además de las tiendas oficiales de las firmas Prada, Versace, Moschino, Dolce Gabana, Gucci...

Fuera del Quadrilatero destacan La Vetrina di Beryl (Statuto, 4) donde están los zapatos más excéntricos que uno pueda imaginarse; la Rinascente (Piazza del Duomo), donde dicen que Giorgio Armani empezó como escaparatista: y la "ultramegexclusiva" 10 Corso Como (en la calle del mismo nombre), considerado el establecimiento más in de toda la ciudad. Sus productos están firmados por los mejores diseñadores del mundo. Afile su tarjeta de crédito, pero no deje que el resplandor del lujo le deslumbre.

Además de la ropa y los complementos de firma que pueden adquirirse en las tiendas de la Galleria Vittorio Emanuele y en el Quadrilatero d''Oro, una de las mejores compras que pueden hacerse en Milán son las gastronómicas, como los diversos tipos de pasta y el típico panettone, bizcocho relleno con pasas y frutas escarchadas, que en Navidad y Año Nuevo también se ofrece con pepitas de chocolate.

ENTRADAS PARA LA SCALA

Reservas por teléfono (24 h., 2 entradas por llamada): Tlf.?00 39 02 860 787. En Internet: http://lascala.milano.it

Qué ver

DUOMO
Es la tercera catedral más grande del mundo católico, solo superada por la de San Pedro de Roma y la de Sevilla. Su fachada es impresionante, destacando sus pináculos de piedra, arbotantes, gárgolas, más de 3.500 estatuas, vidrieras polícromas y enormes columnas. En esta construcción de estilo gótico, realizada en mármol blanco, lo más interesante es pasear por su azotea, adonde se puede subir en un ascensor de pago.

GALLERIA VITTORIO EMANUELE II
Esta elegante galería comercial, repleta de cafés y tiendas de lujo, es conocida como el salón de Milán. Inaugurada en 1877, en su origen fue una de las primeras edificaciones en Italia con techos abovedados de hierro y cristal.

TEATRO DE LA SCALA
Construido entre 1776 y 1778, se trata del coliseo de ópera más célebre del mundo. Su interior sorprende por su decoración suntuosa, con predominio del color rojo, y por su excelente acústica. La visita a su Museo Teatral aledaño es obligada, con dos salas dedicadas íntegramente a Verdi.

CASTELLO SFORZESCO
Este enorme castillo-fortaleza da cuenta del poder que tuvo la familia de los Sforza, con una imponente fachada en cuyo centro se levanta la Torre del Filarete. Aquí habitó Leonardo da Vinci y en la actualidad su interior alberga varios museos donde se exponen restos arqueológicos, tapices, artes decorativas, instrumentos musicales y colecciones de pintura y escultura, entre las que se sobresale la Pietá Rondanini, la última obra de Miguel Ángel.

SANTA MARIA DELLE GRAZIE (CENACOLO VINCIANO)
En el refectorio de este convento del siglo XV se conserva el famoso fresco de La Última Cena, una de las obras maestras de Leonardo. La extrema fragilidad de la obra hace que se haya establecido un riguroso control de las visitas para evitar los cambios de temperatura y humedad. La visita está restringida a grupos de un máximo de 25 personas, que solo pueden permanecer 15 minutos en el refectorio.

BASÍLICA DE SAN AMBROSIO
Fundada en el año 379 por San Ambrosio, esta iglesia de estilo románico lombardo conserva las reliquias del santo patrón de la ciudad, cuya festividad del 7 de diciembre es celebrada tradicionalmente con el estreno de la temporada de ópera en La Scala.

PINACOTECA AMBROSIANA
Sita en un palacio que cuenta también con la que probablemente ha sido la primera biblioteca pública de Europa, abierta en 1609. Su museo conserva obras de Leonardo, Botticelli o Caravaggio.

PINACOTECA DE BRERA
Se trata del mayor museo de pintura del norte de Italia, que recorre la historia de la pintura transalpina desde el Trecento (siglo XIII) hasta el siglo XX, a través de obras de artistas como Mantegna, Bellini, Piero della Francesca, Rafael, Tintoretto o Caravaggio.

BRERA Y NAVIGLI
Son los dos barrios más pintorescos y con mayor encanto de Milán. El primero es la zona de los artistas, con sabor bohemio. Los Navigli, por su parte, son los antiguos canales fluviales construidos por Ludovico Sforza, con proyecto de Leonardo da Vinci. Ahora son dos de los enclaves más animados de la ciudad.

TUMBA DE VERDI (CASA-REPOSO PARA MÚSICOS)
Verdi donó sus derechos de autor para levantar esta residencia (Piazza Michelangelo Buonarroti, 29) con el fin de que los autores menos afortunados pudieran vivir aquí el resto de sus días.

CHIRAVELLE
En esta abadía, la combinación de gótico francés y románico lombardo es un gran ejemplo de arquitectura cisterciense.

MONTENAPOLEONE
Es el eje central del barrio de la moda o Quadrilatero d´Oro.

NAVIGLIO GRANDE
La zona de los antiguos canales, con sus casas típicas, los anticuarios, las terrazas, los restaurantes y los clubs nocturnos, se ha convertido en uno de los barrios más animados de Milán.

ESTADIO GIUSEPPE MEAZZA
Vivir un partido de fútbol en el antiguo estadio de San Siro es toda una experiencia en una ciudad que vive dividida entre los tifossi del Inter y los del Milán, dos equipos históricos del fútbol mundial.