Guía de Lovaina

Toda la información que necesitas para viajar a Lovaina: hoteles, restaurantes y las visitas más interesantes de la ciudad.

VIAJAR
 | 
Foto: Luis Davilla

Cómo llegar

Llegar a Lovaina resulta fácil. Hay vuelos directos a Bruselas desde casi una veintena de ciudades españolas con compañías como Brussels Airlines, Iberia, Air Europa, Vueling y Ryanair, en ocasiones con precios que no llegan a los 100 euros ida y vuelta. En el aeropuerto de Bruselas es sencillo tomar allí mismo el tren que, en apenas un cuarto de hora, le deja a uno en la céntrica estación de Lovaina.

Cómo moverse

La red ferroviaria de Bélgica es perfecta para moverse por el país. En Lovaina todo está al alcance de un paseo; eso sí, casi siempre sobre adoquines. Los servicios de autobuses son adecuados para trasladarse a los alrededores. Se encuentran taxis fácilmente en las paradas.

Alquilar una bici resulta de lo más recomendable para recorrer lugares esenciales fuera del estricto centro, como el Gran Beaterio, y de paso camuflarse entre los locales, acostumbrados a rodar por su ciudad haga el tiempo que haga. Las alquilan en pleno casco viejo en Leuven Leisure, cuyos políglotas socios –con un estupendo castellano– además organizan recorridos a pie o en bici por los alrededores. Asimismo, en su tienda-oficina ofrecen maridajes con los dos productos más típicos de Bélgica: el chocolate y la cerveza, un matrimonio sorprendentemente bien avenido si se saben combinar.

Dónde dormir

Pentahotel
pentahotels.com

Por todo el casco viejo hay muchos alojamientos para todos los bolsillos, como el inmejorablemente ubicado Pentahotel, un hotel cuatro estrellas de ambiente desenfadado donde puede conseguirse la habitación doble a partir de unos 130 euros.

De Pastorij
depastorij.com

De tres estrellas, De Pastorij, con solo siete habitaciones o, de estar lleno –algo bastante habitual–, el Theaterhotel, el Hotel Malon o el Martin’s Klooster.

Martin’s Klooster
martinshotels.com

Cerca del centro, con mucho encanto y habitaciones singulares, de amplios baños y algunas decoradas con obras de arte flamenco.

The Lodge
www.lodge-hotels.be

En el barrio de Herverlee. Una antigua granja que trabajaba para el Castillo de Arenberg bellamente rehabilitada. Está junto al castillo. El hotel es perfecto para descansar fuera del bullicio y gozar de los jardines y bosques del castillo. (Kantineplein, 3. 00 32 16 50 95 09)

The Boardhouse
boardhouse.be

Situado también en Herverlee. Un espacio tranquilo entre chalés ajardinados. Tiene un restaurante con una carta de lo más original a la hora de pedir los platos con vinos convenientes para los mismos. (Jules Vandenbemptlaan, 6ª. 00 32 16 31 44 44).

Dónde comer

Würst
wurstdogs.be

Salir con los amigos parece un vicio en Lovaina, tan rebosante de animadísimos locales que se diría una ciudad medio mediterránea. De lo más curioso, los perritos de nivel de Würst, el local que abrió el televisivo chef Jeroen Meus para llevar a las alturas este habitualmente humilde tentempié.

Zarza
zarza.be

Para una ocasión especial, una cena en Zarza, cuyos sofisticados platos están pensados para maridarse con algunas de las cervezas más sorprendentes –de abadía, de frutas…– que produce este país.

Trente
trente.be

Trente marca la diferencia por su alta gastronomía en la gastronómica calle Munstraaat, 36. Es un centro donde abundan los restaurantes italianos y demás cocina fácil y rápida para los estudiantes. Excelente su bacalao marinado y sus arenques al estilo de Flandes; eso es, con verduras. (Tlfn. 00 32 16 20 30 30)

Julia en Elias
juliaenelias.be

El Julia en Elias suma el aliciente de ubicarse dentro del antaño Colegio Trilingüe que fundara Erasmo de Rotterdam.

Baracca
baracca.be

Estupenda la burrata y demás platos italianos del Baracca.

Kokoon
kokoon.be

Estupenda también la terraza, si el tiempo acompaña, del Kokoon, en una zona donde se agolpan los restaurantes de cualquier nacionalidad.

Tijd a Tijd

Pequeño pero exquisito. Cocina belga. Buena carta de vinos. Está situado en una plaza tranquila, junto al campus. (Hogenschoolplein, 15. 00 32 16 29 12 12).

De 3 Tonghen
de3tonghen.be

Un restaurante sencillo pero cálido. Está ubicado en un callejón cercano al centro. La sorpresa: especialidades mediterráneas... bien hechas. Ejemplo: unos deliciosos chipirones con verduras. (Busteidengang, 6ª. 00 32 16 29 41 43).

Qué ver

Ayuntamiento
En el corazón del casco viejo, este espectacular edificio gótico es el orgullo de Lovaina. En el siglo XIX, mucho después de su construcción, se le añadieron a su fachada 236 estatuas que, cual salón de la fama, retratan muy fielmente a hombres ilustres –y alguna que otra mujer– de la historia de la ciudad: desde Tomás Moro y Erasmo de Rotterdam hasta Napoleón Bonaparte. Sus salones se usan para bodas y otros eventos. Visitas guiadas, cada tarde a las tres (4 euros).

Biblioteca de la Universidad
(Monseigneur Ladeuzeplein, 21. Con cita previa. 00 32 16 32 46 60). Muestra una selección de manuscritos, libros y documentos en la Sala Andreas Valerius; en otra sala se expone lo que fue la vida de los estudiantes de la Universidad Católica de Lovaina a través de documentos, ilustraciones y grabados. Víctima de la I Guerra Mundial reconstruida con capital norteamericano. En su tiempo albergó tres millones de libros; hoy cuenta con un millón pues el resto está repartido por las diversas facultades. Su torre recuerda a la Giralda. La mezcla arquitectónica es notable. Muchos solo suben hasta su torre para admirar la ciudad a vista de pájaro, pero también merece la pena curiosear por la sala de lectura y demás dependencias de este edificio neorrenacentista, símbolo del renacer de Lovaina tras la barbarie nazi (7 euros).

Edificios de la Universidad
Al margen de la Biblioteca, toda Lovaina está sembrada de dependencias universitarias tan interesantes de visitar como el Rectorado (Universiteitshal), facultades como la de Ingeniería, dentro del castillo de Arenberg, o colegios y residencias en nobles edificios históricos como el Atrechtcollege, el De Valk, el Van Dalecollege, el Heilige-Geestcollege o, entre muchos más, el Pauscollege.

Gran Beaterio
El Groot Begijnhof, como se dice en neerlandés, es, con el campanario de San Pedro, uno de los dos monumentos de Lovaina Patrimonio de la Humanidad. Aunque, más que monumento, es un barrio entero, y adorable. En sus casitas de ladrillo visto, a orillas de los brazos del río Dyle, se instaló en plena Edad Media una comunidad de beguinas. Sin ser monjas, llevaban una vida muy religiosa, aunque también mucho más libre de lo que la época permitía a las mujeres. Hoy el complejo pertenece a la Universidad, que aloja aquí a profesores y alumnos de los últimos cursos, dicen las malas lenguas que para garantizar la tranquilidad del lugar. El paseo por la zona es una delicia, al igual que lo es el Pequeño Beaterio, no tan grande pero también muy coqueto y más cerca del centro.

M-Museum Leuven
Este transgresor museo, en una mansión centenaria ensamblada a un edificio de vanguardia, presume de aliñar su colección permanente con fotografías, piezas de diseño y videoarte que cambian constantemente y ponen en un contexto actual sus esculturas góticas o sus pinturas flamencas del XIX, abriéndolas a nuevas interpretaciones. También buscan sorprender sus exposiciones temporales, así como las preciosas vistas de Lovaina desde su azotea, con un bar en los meses de calor. Cierra los miércoles (12 euros).

Iglesias y abadías
La principal de San Pedro (Sint-Pieterskerk), reconstruida tras la guerra en la plaza principal de Grote Markt, alberga una impresionante Última Cena del pintor primitivo flamenco Dirk Bouts (en el Tesoro, acceso 7 euros), así como un campanario inscrito, junto a otra treintena de ellos en Francia, Valonia y Flandes, como Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Es la parroquia más antigua de la ciudad. El coro y la sillería acogen la Sala del Tesoro, donde se exponen objetos religiosos y obras de arte. También merece la pena acercarse a admirar la fachada de la jesuita Sint-Michielskerk y la planta gótica de Sint-Geertruikerk, así como alguna de las cuatro abadías de los alrededores de Lovaina.

Spoelberchmuseum 
(Naamsestraat, 40. Sólo abre el segundo sábado de cada mes, excepto festivos). Exhibe el legado Spoelberch de obras de arte tales como objetos de plata, porcelana china, muebles y pinturas de los siglos XVI al XIX.

Museo Nacional de los Scouts
(Capilla Antigua Abadía de Santa Gertrudis. Sint-Geertruiabdij, 5. 00 32 16 25 72 70). Historia del movimiento scout.

Beaterio Mayor
Un pequeño pueblo dentro de la ciudad. Se accede por la calle Schapenstraat. Las casitas, que antes alojaban a las beatas, son ahora residencias para algunos universitarios y profesores de la Universidad.

Castillo de Arenberg
​​​​​​​
Un palacio renacentista edifi cado sobre un primer castillo del siglo XIV. El actual se remonta a la primera mitad del XVI. De estilos neogótico y renacentista. El duque de Arenberg lo donó a la Universidad Católica. Jardines y estanques esmeradamente cuidados.

Más información

Recomendamos

Adquirir el IluvLeuven Ticket, que permite visitar la Biblioteca Universitaria, el Ayuntamiento, el Tesoro de la iglesia de San Pedro y el M-Museum Leuven al precio reducido de 16 euros, además de la entrada a la exposición En busca de Utopía.

Turismo de Bélgica, Flandes y Bruselas

World Trade Center, ed. Este. Pl. 6, 08039 Barcelona. 93 508 59 91.

En la web de Turismo de Flandes, con todos sus contenidos traducidos al castellano, y en inglés, francés y en neerlandés para el que se atreva en Turismo de Lovaina.

// Outbrain