Guía de los monasterios de Tíbet

Toda la información que necesitas para viajar a los monasterios de Tíbet: cuando ir, cómo llegar y otra información relevante para llegar hasta aquí.

Datos útiles

Para visitar los monasterios, circunvalar los edificios, chörten, estatuas, etcétera, en sentido horario, dejando los altares a la derecha de la marcha.

No vestir pantalones ni faldas cortas.

No tomar fotos durante las sesiones de oración ya que, en general, los monasterios principales cobran por ellas, a veces precios abusivos, si bien algunos monjes permiten hacerlo gratis.

No se suele admitir mujeres en las capillas protectoras. Preguntar antes.

Cómo ir

KLM (www.klm.com) vuela a Chengdú, vía Amsterdam, desde 510 euros, i/v. Menús en Business Class firmados por el chef holandés Jonnie Boer (3* Michelin) hasta el 26/10/15. Asientos reclinables 180º en los Boeing 747-400 y pantalla individual de 16 pulgadas, la mayor del mercado.

El vuelo Chengdú-Lhasa lo realiza Air China (www.airchina.es) a partir de 310 euros.

Cuándo ir

Primavera, principios de verano y finales del otoño son las mejores épocas. El Everest está especialmente despejado en abril y mayo. Merece la pena coincidir con alguno de los festivales tibetanos. El de Saga Dawa, el día 15 del 4º mes lunar (abril-mayo), celebra el nacimiento, iluminación, primer sermón, muerte y llegada al nirvana de Buda; oleadas de peregrinos acuden a Lhasa para recorrer los 8 kilómetros del Lingkhor, el principal circuito de peregrinación de la capital.

Requisitos de entrada

Pasaporte con validez de seis meses previos al viaje. Aparte del visado chino (95 euros), se necesita un permiso de la TTB (Oficina de Turismo del Tíbet) para subir a un avión con destino a Lhasa. Lo mejor, para eludir engorros, es recurrir a una agencia de viajes. China Internacional Travel (www.chinatravel-cit.com) realiza dichos trámites.