Guía de las Islas Svalbard

Toda la información que necesitas para viajar a Islas Svalbard: hoteles, restaurantes y las visitas más interesantes de las islas.

VIAJAR
 | 
Foto: Juan Carlos Muñoz

Cómo llegar

Pueden conseguirse vuelos a Oslo a muy buen precio desde Madrid, Barcelona y numerosas ciudades costeras frecuentadas por noruegos con compañías como Norwegian o Ryanair, mientras que de Oslo a Longyearbyen, la minúscula capital de las Svalbard, los vuelos parten de unos 160 euros.

Cuándo ir

Aunque a Svalbard se puede ir durante todo el año, pues sus temperaturas invernales son más moderadas que en otros lugares situados a la misma latitud, la noche polar desde mediados de noviembre hasta comienzos de enero hacen que apenas haya luz durante las horas diurnas. No ocurre así en la primavera, verano y otoño. Aunque es solo durante el estío cuando los barcos pueden circunnavegar las islas por ser máximo el deshielo.

Recomendamos aprender a vestirse por capas antes de viajar a las Svalbard. Incluso en pleno verano habrá que ir bien equipado contra el frío.

Dónde dormir

La oferta hotelera, aunque discreta, ha crecido mucho en los últimos años, con pequeños hotelitos.

Base Camp
basecampspitsbergen.com
Todo en madera y muy mimetizado en el entorno con su ambiente de campamento de tramperos.

Svalbard Hotel
svalbardbooking.com

También hay posibilidad de hacer noche en unos pocos hoteles de Barentsburg y Pyramiden, gestionados por la empresa minera rusa Articugol (tourism@articugol.ru).

Isfjord Radio y Nordenskiöl Lodge
basecampspitsbergen.com

Mucho más exquisitos que los anteriores, están perdidos en mitad de la naturaleza y desde ellos se puede salir a hacer excursiones por el glaciar o el desierto helado, aunque siempre en compañía de un guía armado por si acechara un oso polar.

Hotel Spitsbergen
www.rica-hotels.com
Instalado en un edificio histórico en la zona alta de Longyearbyen, ofrece magníficas vistas de la ciudad y el fiordo Adventfjorden.

MS Fram
www.hurtigrutenspain.com/es
El barco mejor diseñado para las expediciones polares es un confortable alojamiento con cubiertas y salones para permanecer atentos a la vida ártica. Las excursiones diarias en botes neumáticos permiten un contacto pleno con el paisaje de las Svalbard a través de paseos, caminatas por glaciares y recorridos en kayak.

Dónde comer

De las mejores opciones para cenar en Longyearbyen, el restaurante Kroa y el mítico Huset, con cocina de mucho nivel y una bodega con más de 20.000 botellas.

Aunque para una copa, nada como el Karlsberger Pub, o KB para los habituales.

Excursiones

Desde la capital pueden emprenderse excursiones en barco con empresas como Henningsen u organizarse la estancia completa, a medida, con Basecamp Explorer, con recorridos en motos de nieve o sobre esquís, en trineos de perros o también en barco, así como caminatas por las montañas y los glaciares en busca de auroras boreales.

Más información

En Turismo de Noruega y VisitSvalbard.

// Outbrain