Guía de la Toscana

Toda la información que necesitas para viajar a la Toscana: hoteles, restaurantes y las visitas más interesantes de la región.

Cómo llegar

Vueling (www.vueling.com) opera vuelos directos desde Barcelona a Florencia y a Pisa, y a partir de Semana Santa volverá a poner en marcha su Madrid-Florencia.

A Pisa también vuela Ryanair (www.ryanair.com) desde Madrid, Valencia, Sevilla, Girona, Ibiza, Tenerife Sur y Fuerteventura.

Aunque no están en la Toscana, otras opciones serían el cercano aeropuerto de Bolonia, en el que operan desde España Iberia (www.iberia.es), Vueling y Ryanair, y el de Perugia, al que vuela esta última compañía.

Los precios varían mucho en función de la temporada y la antelación con la que se adquieran los billetes, que en ocasiones se pueden conseguir por menos de 100€ (ida y vuelta).

La naviera Grimaldi Lines (www.grimaldi-lines.com) conecta varios días a la semana Barcelona con Livorno. El trayecto dura unas 20 horas y periódicamente sacan ofertas para familias o grupos numerosos, o incluso para llevar el coche o la moto gratuitamente. Livorno se encuentra a 22 kilómetros de Pisa y a 95 de Florencia, y está comunicada por tren y autobús con ambas ciudades.

Dónde dormir

Una buena alternativa para quienes planean recorrer la Toscana menos evidente, sobre todo si viajan con niños, sería instalarse en un agroturismo del centro de la región y emprender desde allí una excursión diferente cada día. La web www.agriturismotoscana.com así como el motor de búsqueda www.turismo.intoscana.it recogen una buena selección de granjas, bb y hotelitos, casas y apartamentos rurales de todas las categorías y precios.

Si lo que se buscan son alojamientos excepcionales, el sello Relais Châteaux (www.relaischateaux.com) reúne una buena colección. Entre ellos, el Relais Il Falconiere Spa (www.ilfalconiere.com), entre los viñedos y olivares que cercan la coquetísima localidad etrusca de Cortona, en una mansión campestre del XIX con una veintena de habitaciones repartidas por la finca. En él podrá desde hacerse una degustación en la bodega en la que elaboran sus vinos hasta entregarse a los rituales de vinoterapia en su Spa o participar en un curso de cocina toscana de la mano de Silvia Baracchi, su carismática propietaria y alma del restaurante del hotel, que conserva desde hace años una estrella Michelin.

También muy ligado a la buena cocina y al vino, en las cercanías de Siena y la zona meridional del Chianti Clásico, e igualmente bajo el sello de Relais Châteaux abre sus puertas en Castelnuovo Berardenga el Hotel Borgo San Felice (www.borgosanfelice.com), toda una aldea medieval que, tras haber sido abandonada, fue restaurada con mimo y reciclada en alojamiento con encanto. Sus 46 habitaciones y suites se reparten por el palazzo que perteneciera a los marqueses de Taja o por las antiguas casitas del pueblo, arremolinadas en torno a la capilla en la que todavía hoy se ofician bodas. Por sus bodegas pueden hacerse visitas y degustaciones, y su restaurante cuenta con la asesoría del chef toscano Francesco Bracali, coronado con dos estrellas Michelin.

Y también a esta prestigiosa asociación hotelera pertenece, a las afueras de Siena, la Certosa di Maggiano (www.certosadimaggiano.com), la cartuja más antigua de la Toscana, del siglo XIV, que en los años 70 fue transformada en un aristocrático hotel por el arquitecto y decorador Renzo Mongiardino. Apenas 17 habitaciones -el mismo número de celdas que antaño habitaban sus monjes, aunque hoy con mucho más espacio y todas las comodidades imaginables- acogen a sus huéspedes, que podrán zafarse de los vaivenes turísticos de esta bellísima ciudad entre sus claustros, sus jardines exquisitos y su restaurante Il Canto, del innovador chef Paolo Lopriore, una de las mesas más solicitadas de Siena.

Miembro ya de otra cadena hotelera de prestigio, Orient-Express (www.orient-express.com), sobre las colinas de Fiésole y con vistas a Florencia despunta la Villa San Michele (www.villasanmichele.com), un monasterio del siglo XV cuya fachada se atribuye al mismísimo Miguel Ángel. Sus jardines en terraza son todo un espectáculo mimado al detalle por un personal que, como el del hotel al completo, tiene el porte de quienes llevan décadas atendiendo a la flor y nata. Además de frescos y mobiliario de época, una piscina panorámica o un restaurante de nivel en la antigua loggia, tanto sus huéspedes como quienes no tengan el privilegio de alojarse en esta preciosa villa renacentista podrán participar en los cursos de cocina en los que su chef, Attilio Di Fabrizio, les enseñará a preparar platos tan toscanos como una sencilla y exquisita panzanella o, en temporada, las mejores recetas con trufa y boletus.

Más asequibles pero perfectos para saborear una estancia rural son los hotelitos del sello Anghel (www.anghelhotels.it), como Relais Il Chiostro di Pienza, que ocupa un antiguo convento franciscano del siglo XV en la renacentista Pienza, o la casa campestre Le Valline, que se encuentra rodeada por las espléndidas colinas de las Crete Senesi.

Y quienes no se manejen bien con el idioma, pueden también decidirse por los hoteles que la cadena NH (www.nh-hoteles.es) tiene en la Toscana, en los que habitualmente algún miembro de la recepción habla castellano. En Pisa y Siena cuentan con sendos cuatro estrellas muy bien ubicados a tiro de piedra del centro; en Livorno, con el Grand Hotel Palazzo, un centenario cinco estrellas con vistas al mar de Liguria, y entre los tres que suma en Florencia destaca, en el fabuloso meollo peatonal de su casco histórico, el NH Porta Rossa, uno de los hoteles más antiguos de toda Italia, en un palacete originario del siglo XII con frescos y vidrieras decimonónicos y, para una ocasión especial, la suite Monalda, en una torre medieval que despacha una panorámica de 360 grados sobre la ciudad.

Además:

• En Florencia
Florencia cuenta con 13 hoteles cinco estrellas, 60 de cuatro y una infinidad de pensioni (algunas históricas).

Villa San Michele *****.En las colinas de Fiésole, Via Doccia, 4. Tlf 00 39 055 567 82 00. Hotel boutique de lujo.

Savoy *****.Piazza della Repubblica, 7. Tlf 00 39 055 273 51. www.hotelsavoy.itCéntrico y con buenas vistas.

Villa La Vedetta *****.Viale Michelangelo, 78. Tlf 00 39 055 68 16 31. www.villavedettahotel.comUn poco más apartado, con jardines y vistas.

Cosmopolitan ****.Via Baracca, 187. Tlf 00 39 055 422 58 00. www.cosmopolitanhotel.itEstablecimiento moderno y bastante céntrico.

Residenza del Moro. Via del Moro, 15. Tlf 00 39 055 29 08 84. Céntrico, en la calle de los anticuarios, es un establecimiento con un gusto refinado.

• En Siena
NH Excelsior ****.Acaba de abrir sus puertas en pleno centro, junto a la Fortezza Medicea, con el nivel de esta cadena hotelera y buenos precios.

Garden ****.Via Custoza, 2. Tlf 00 39 05 77 56 71 11. www.gardenhotel.it

Hotel Ai Tufi ***.Via Massetana Romana, 68. Tlf 00 39 05 77 28 32 92. www.tifuhotel.it

Hopel Certosa Di Maggiano.Strada di Certosa, 82. 00 39 577 288 180. www.certosadimaggiano.com. Construido en 1314, era el monasterio cartujano más antiguo de la Toscana. Desde 1969 pertenece a la familia Grossi Recordati, que ha acondicionado una de las alas para convertirlo en un hotel exclusivo y tranquilo. Precio: desde 350 €.

• En San Gimignano
Villa San Paolo. Strada per Certaldo. 00 39 577 955 103 y en www.villasanpaolo.com. Esta elegante villa se levanta sobre la colina de San Gimignano, entre espaciosas terrazas cuidadosamente ajardinadas. Precio: desde 175 €.

El agroturismo Pietrafitta(Cortennano Tlf 00 39 577 94 32 00. www.pietrafitta.com) ofrece tres casas rurales (entre 2 y 8 huéspedes) situadas en torno a la histórica bodega documentada en el año 961 y que perteneció al rey Amadeo de Saboya.

• En Pisa
Relais dell''Orologio *****.Via della Faggiola, 12-14. Tlf 00 39 050 83 03 61. www.hotelrelaisorologio.comUn cinco estrellas situado a cien metros de la Torre Inclinada.

Gran Hotel Duomo ****.Via Santa Maria, 94. Tlf 00 39 050 56 18 94. www.grandhotelduomo.it

Hotel D''Azeglio.Piazza Vittorio Emanuelle II. 00 39 50 500 310. Hotel moderno pero con una envidiable vista panorámica sobre la ciudad. Precio: desde 150 €.

• En Lucca
Noblesse *****.Via Sant''Anastasio, 23. Tlf 00 39 05 83 44 02 75.

Piccolo Hotel Puccini.Via di Poggio, 9. 00 39 583 534 87. Situado en el centro de la ciudad, junto a la espléndida Piazza San Michele. Es un hotel pequeño y muy elegante. Precio: unos 100 €.

San Luca Palace ****.Via San Paolino, Tlf 00 39 05 83 31 74 46. www.sanlucapalace.com

• En Arezzo
Badia di Pomaio ****.Pomaio, 4. Tlf 00 39 05 75 37 14 07. www.badiadipomaio.it

Etrusco ****.Via A. Fleming, 39. t 00 39 05 75 98 44 66. w www.etruscohotel.it

• En Grossetto
Gran Hotel Bastiani ****.Piazza Gioberti, 64. Tlf 00 39 056 42 00 47. www.hotelbastiani.com

Hotel Tenuta Livia ***.Aurelia Antica San Lorenzo.

Qué comer

Será difícil comer mal en la Toscana siempre que se huya de esos establecimientos turísticos que tienen la carta traducida a cinco idiomas, aunque en muchos de estos el resultado también puede ser sobresaliente.

Su tradicional cucina povera (cocina pobre) está basada en ingredientes sencillos, pero gracias a su herencia campesina y ganadera las materias primas -desde las verduras hasta los aceites- son de una óptima calidad. Además, las formas de elaborarlas consiguen transformar lo más simple en una exquisitez. Buen ejemplo de ello es la panzanella, una refrescante ensalada elaborada con pan toscano -sin sal- del día anterior mezclado con tomate, cebolla y albahaca como ingredientes esenciales, aderezados con aceite de oliva virgen, un buen vinagre y sal.Otro entrante clásico sería una selección de embutidos como la finocchiona (una especie de salami con hinojo) o los cinta cenese, así como unos crostini o tostas con distintos tipos de patés de pato o cerdo con alcaparras o aceitunas.

A continuación, una minestrone, sopas como la famosa ribollita o pastas caseras tan habituales como los pici, las pappardelle con salsa de liebre o cualquiera con trufa blanca o negra o setas como los venerados porcini.

Para los carnívoros, la opción más célebre es el bistec a la florentina -unos chuletones muy gruesos, preferiblemente de raza chianina-, al igual que las trippe o callos y el jabalí, el venado u otras carnes de caza aromatizadas con hierbas de monte.

Su costa también proporciona buenos pescados con los que se elaboran guisos como el cacciucco, muy típico de Livorno, que se sirve sobre una base de pan al ajo.

Además de unos helados de primera, no habrá que dejar de probar postres como el pastel de castañas o castagnaccio y los cantucci, unos biscotes secos de almendra.

Los buenos quesos -el pecorino de Pienza, diversos ricotta, el grande vecchio di Montefollonico o el marzolino del Chianti, entre otros...- también abundan, al igual que los vinos, con los más reputados de Chianti, el Vino Nobile de Montepulciano, el Brunello de Montalcino, el Vernaccia de San Gimignano y el dulce Vin Santo.

Dónde comer

• En Florencia
L''Osteria di Giovanni. Via del Moro, 18. Tlf 00 39 055 28 48 97. www.osteriadigiovanni.comPertenece a la familia Latini, que regenta otro restaurante hotel cerca de San Gimignano, en Badia a Elmi; ambos acogidos al prestigioso club Ristoranti del Buon Ricordo.

Buca Mario. Piazza Ottaviani, 16. Tlf 00 39 055 21 41 79. Uno de los más antiguos y de los más concurridos; comida típica florentina.

La Loggia. Piazzale Michelangelo, 1. Tlf 00 39 05 52 3232. www.ristorantelaloggia.it. Preciosas vistas.

• En Siena
La Enoteca Italiana. Fortezza Medicea.Tlf 00 39 05 77 22 88 43. www.enoteca-italiana.itOfrece platos exquisitamente maridados con vinos escogidos de su selección.

Enoteca Ristorante Tre Cristi.Vicolo di Provenzano, 1-7. Tlf 00 39 05 77 28 06 08. www.trecristi.com

La Finestra. Piazza del Mercato, 14. Tlf 00 39 057 74 20 93.

Ostería Le Logge.Via del Porrione, 33. 00 39 577 480 13. Este conocido restaurante, bien decorado con madera y mármol, ofrece en un ambiente refinado unos platos muy elaborados con los mejores productos toscanos.

• En Pisa
Antica Trattoria da Bruno. Via Luigi Bianchi, 12. Tlf 00 39 050 56 08 18. www.pisaonline.it/trattoriadabruno

Ristoro Dei Vecchi Macelli.Via Volturno, 49. 00 39 50 20424. Un local acogedor donde degustar un cocina regional renovada, con unos postres realmente excelentes.

• En Lucca
Antica Locanda di Sesto. Via Lodovica, 1660. t 00 39 05 83 57 81 81. w www.anticalocandadisesto.it

Enoteca Il Cuore.Via del Battistero, 2. Tlf 00 39 05 83 49 31 96. www.ilcuorelucca.com

La Bucca Di Sant"Antonio.Via Della Cervia, 3. 00 39 583 55 881. Una variada carta de platos regionales para este restaurante que está considerado como el más famoso de toda la ciudad.

La Mora. Via Ludovica, 1748.
Ponte a Moriano.00 39 583 406 402. Este local es famoso por la excentricidad de sus recetas, como la "zuppa di farro" (sopa de farro) y el "piccione ai pinoli e uvetta" (pichón con pasas y piñones).

• En Arezzo
Antica Trattoria da Guido. Via Madonna del Prato, 85. Tlf 00 39 05 752 37 60. www.anticatrattoriadaguido.it

Ristorante Il Cantuccio. Via Madonna del Prato, 76. Tlf 00 39 057 52 68 30. www.ilcantuccio.it

Qué ver

Lucca
Ciudad medieval amuralladaconstruida sobre vestigios romanos. No se pierda la Piazza del Anfiteatro, uno de los principales centros en la urbe. Tiene forma elíptica y en ella se encontraba el antiguo anfiteatro romano. Hoy es el principal centro comercial de la ciudad.

Paseando por via Fillungodescubrirá alguna de las mejores iglesias de Lucca, como San Frediano (siglo XIII), que luce en su fachada un excelente mosaico bizantino. También merece nuestra atención San Michelle. En su interior destaca el espectacular lienzo de Filipino Lippi de los santos Jerónimo, Sebastián, Roque y Elena.

La Catedral góticade la ciudad presenta una fachada de mármol y un campanario del siglo XIII.

La Casa de Puccinies el lugar donde nació el compositor y conserva su mobiliario, el piano y otros recuerdos. El recinto permanece abierto de 10 a 18 horas.

Pisa
Los principales monumentos de la ciudad están sitúados en torno a la Piazza dei Miracoli:
Catedral. Tiene una fachada decorada con motivos de mármol y puertas de bronce. En el interior hay un bello púlpito con tallas de Pisano.

Baptisterio.Edificio circular con otro bello púlpito labrado por Pisano. Construido en el siglo XIV.

Torre Inclinada.Es, en realidad, el campanario de la Catedral. Se empezó a construir en el año 1173 por Bonanno Pisano. En total alcanza 55 metros de altura.

Camposanto. Tiene galerías cubiertas de preciosos frescos, realizados por grandes artistas como Veneziano o Gozzoli, entre otros.

San Gimignano
Es la ciudad medieval mejor conservada de Toscana. Rodeada de una triple hilera de murallas, sus 14 torres del siglo XIII le aportan un perfil único. La visita imprescindible es la Piazza dei Duomo, donde están el impresionante Palazzo Vecchio y la Colegiata, del siglo XVI.

Detrás del Duomo (Catedral) se abre la Piazza dei Pecori, donde, a pesar de sus reducidas dimensiones, hay dos interesantes museos, Museo de Arte Sacro y Museo Etrusco.

Piazza Della Cisterna. El nombre procede del pozo del siglo XII que hay en el centro. Está rodeada por interesantes palacios de los siglos XII al XIX y por la Torre del Diavolo.

Volterra
La Piazza del Priories una maravilla medieval, donde destacan el Palazzo del Priori(1208-1254) y el Duomo, de estilo románico (siglos XII-XIII), pero a lo que se viene aquí es a ver el Museo Etrusco. En 25 salas se exponen restos desde la prehistoria hasta la época romana y más de seiscientas urnas etruscas notables del siglo VI a.C.; cuenta con numerosas piezas de cerámica, monedas y armas.

Siena
El centro de la ciudad está presidido porLa Piazza del Campi, escenario de la popular carrera del Palio, que se celebra cada verano siguiendo las mismas normas promulgadas en el año 1721. El edificio más destacado es el Palazzo Publico, del siglo XV, que aparece rematado por la llamativa Torre de Mangia. Con sus 90 metros de altura permite ver cualquier punto de la ciudad. En una de las salas del palacio se encuentra también el Museo Cívico, que alberga numerosas obras de una gran importancia, como la excelente "Maestà" de Simona Martín.

En la parte más antigua de la ciudad de Siena se alza la Catedral, impresionante edificio de mármol blanco y negro. Entres sus tesoros, destacan el coro, el campanario y el púlpito - que es obra de Pisano-.

Una visita a la Villa Toscana de los Médici
En los alrededores de Florencia, los arquitectos encontraron el mejor escenario donde reflejar el exquisito gusto renacentista. Las familias más ricas e importantes de la región empezaron a construirse unas increíbles mansiones, las conocidas villas toscanas. En ellas no sólo llamaba la atención su decoración y exquisito aspecto, sino también los increíbles jardines que las rodeaban con magnífi cas estatuas, estanques... Algunas de estas villas están abiertas al público y su visita es un magnífi co colofón de un completo viaje por Toscana:

Villa Della Petraria. A cinco kilómetros de Florencia. Los Médici no sólo desplegaron su poder en la Florencia urbana sino que también se dedicaron a construir alguno de los mejores palacios rurales. Sus jardines de ensueño enamoraron a Vittorio Emanuele II, que la escogió como residencia particular en el periodo en que Florencia era la capital de Italia.

Villa Demidof.En los alrededores de Pratolino. La colosal estatua que aún se mantiene en pie, obra de Giambologna, constituye el mejor ejemplo de la belleza que en su día tuvo esta residencia. El parque que rodea a la villa, abierto entre los meses de abril y octubre, es uno de los mejores espacios naturales en los alrededores fl orentinos.

De compras

Para moda y complementos, la famosa firma Salvatore Ferragamo, original de Florencia; su sede está en el Palazzo Spini Feroni (Via Tornabuoni, 2) y es uno de los palacios más bellos de Florencia. Su museo es uno de los más visitados. Roberto Cavalli, también florentino, tiene su boutique en Via Tornabuoni, 83. La mejor seda y piel (bolsos, guantes, corbatas, bufandas...) en Via Calzaiuoli; también se pueden encontrar en el Mercado de San Lorenzo, abierto todos los días, excepto el lunes. Anticuarios de calidad hay por toda Florencia. Algunos de los mejores se concentran en la Via del Moro. También en torno a la Iglesia de Santa Croce y en el Corso se encuentran tiendas bien surtidas. Los mejores embutidos, aceites y vinos pueden encontrarse en el popular Mercado de San Lorenzo (salame toscano, prosciutto, berenjenas y tomates secos). En el Ponte Vecchio se encuentran la mayoría de las joyerías de Florencia. Una parada obligatoria es la farmacia de Santa Maria Novella (Via della Scala, 16; la entrada no se ve desde la calle, hay que adentrarse por un largo portal-corredor). Es la más antigua de Europa, ya que fue abierta en 1221; aparte de medicinas tradicionales (también medicamentos actuales), se puede comprar la fragancia Acqua della Regina, que fabrican ellos mismos y tiene un gran éxito.

San Lorenzo y Mercato Centrale. Desde Piazza San Lorenzo (junto a la estación de trenes) hasta Via dell''Ariento, en todo el entorno de la Iglesia de San Lorenzo, en el centro histórico de la ciudad, puede encontrar el que está considerado el mercado más importante, con ropa, artículos de cuero, artesanía, recuerdos... También víveres y delicatessen. Cierra lunes y martes.

Sant''Ambrogio. Localizado en Piazza Ghiberti y Piazza Sant''Ambrogio, el mercado se extiende por el interior y al aire libre. Si pasea por fuera descubrirá los puestos de frutas y verduras frescas, de ropa, de flores, de zapatos y de artículos para la casa; entre después si está buscando carne fresca o pescados, pastas, tiendas de comida o buen queso. ¿Tiene usted hambre? Entonces puede tomar asiento en el restaurante interior (bueno y barato). El mercado está abierto todos los días (a excepción del domingo) a partir de las 7 y hasta las 14 horas.

Mercado delle Cascine. Localizado en un parque muy hermoso, el Parco delle Cascine (el más grande de Florencia), cada martes, por la mañana, abre (desde las 7 hasta las 14 horas) el que probablemente es el más grande y el más barato mercado de la ciudad. Si busca frutas, verduras, ropa, comida en general, artículos para la casa, antigüedades, tarjetas telefónicas, zapatos o cualquier cosa que pueda necesitar, puede encontrarla aquí. Y, después de las compras, se puede dar un agradable paseo por el parque.

Mercato delle Pulci. El famoso rastro de Florencia, situado en Piazza dei Ciompi, permanece abierto todos los días de la semana desde las 9 hasta las 19.30 horas. Si puede, vaya el último domingo del mes, cuando los puestos se prolongan por las calles aledañas. Allí puede encontrar muebles, objetos antiguos, grabados, monedas y joyas. Puede también hallar tesoros entre las curiosidades y libros polvorientos. Merece una visita porque permite echar un vistazo a la Italia del pasado a través de estos artefactos exhibidos en los puestos desordenados.

Mercato del Porcellino.Artículos en paja florentina, bordados a mano, mercancías de cuero, objetos en madera, flores, en Piazza del Mercato Nuovo, todos los días de 8 a 19 horas, excepto domingo y lunes por la mañana.

Mercados en otras villas

También hay mercados semanales en Castellina (ruta del chianti), los sábados; en Poggibonsi, los martes; en San Gimignano, los jueves, en la plaza de la Cisterna; en Siena, los miércoles, y en Colle Val d''Elsa, los sábados. En Arezzo existe una importante feria de anticuarios todos los primeros sábados y domingos de mes.

Fiestas populares

En Florencia, el calcio es un precedente del fútbol, dicen, ya que se remonta al siglo XV; se celebra en la Piazza Santa Croce, frente a la iglesia, durante el mes de junio. Los jugadores van vestidos de época. Los días 15 y 16 de agosto es la Feria delle Cascine, y se venden grillos enjaulados. El Maggio Musicale Fiorentino, aunque dedicado a la música clásica, es también enormemente popular y se desarrolla en diversos teatros y sedes de la ciudad durante los meses de mayo y junio.

En Fiésole también se puede acudir a un festival de verano de música, teatro y cine, de junio a agosto.

En Siena, la fiesta de Il Palio es célebre a nivel planetario (y Patrimonio de la Humanidad); es una carrera de caballos en la que compiten las 17 contrade de la ciudad. Tiene lugar en la Piazza del Campo y dura apenas dos minutos de infarto, pero durante todo el día están desfilando los caballeros jinetes y su colorista séquito, con música, baile de banderas... Las fechas oficiales son el 2 de julio y 16 de agosto, aunque puede haber "sesiones" extraordinarias. Durante todo el año se realizan procesiones y desfiles para llevar sendos estandartes de las contrade a la catedral.

En Arezzo, el torneo de la Giostra del Saraccino es una especie de justa medieval con 18 jinetes que luchan contra un estafermo que representa a un sarraceno; tiene lugar el primer domingo de septiembre. Otra manifestación muy popular es el Concurso de Polifonía de Arezzo (Guido de Arezzo fue el inventor de la moderna notación musical).

Datos útiles

Cómo moverse

Para recorrer a fondo la Toscana resulta imprescindible contar con un coche. A través las webs de compañías como Avis (www.avis.es), Budget (www.budget.es) o Europcar (www.europcar.es) puede contratarse un vehículo a partir de 120€ la semana. Lo más conveniente suele ser hacer la reserva desde España para recoger y depositar el coche directamente en el aeropuerto de Italia. Bastará con presentar el carné de conducir convencional y una tarjeta de crédito. Las carreteras son en general buenas y están bien señalizadas, aunque conviene comprar un mapa de la región, como los de Touring Editore, para poder improvisar sobre la marcha pero con garantías. Habrá que extremar la precaución de no conducir hasta el interior de muchos cascos históricos. Los carteles marcados como ZTL indican que se trata de una Zona de Tráfico Limitado y que los no residentes tendrán que aparcar fuera. Las multas no tienen clemencia ni con los turistas despistados.

Abundan las empresas en las que alquilar bicicletas y, cuando el tiempo acompaña, también es una delicia agenciarse una Vespa para recorrer la campiña. En www.pastrimotors.it las alquilan por 60€ al día o 340€ la semana.
Duración del viaje

La Toscana es algo menor que Galicia, pero suma tantos tesoros que incluso si no se pisara por las ciudades más monumentales de Florencia, Siena o Pisa, una semana sería lo mínimo, y aun así sería imposible verlo todo.

Cuándo ir

De abril a junio, así como septiembre y octubre, son los mejores meses para viajar a la Toscana gracias a que el clima, si no se coincide con alguna semana demasiado lluviosa, suele ser estupendo y hay menos turismo que durante el verano, cuando incluso algunos de sus rincones más secretos pueden verse atestados de admiradores. Si la prioridad es huir de las aglomeraciones, el invierno, no muy frío, es el momento adecuado.

Más información

Oficina de Turismo de Italia. Calle Serrano,120. 1º dcha. 28006 Madrid. Tlf.?91 567 06 70. Permanece abierta al público de lunes a viernes, de 10 a 13 horas.

En Internet: www.italia.it, www.enit.it y www.turismo.intoscana.it