Guía de Kioto

Toda la información que necesitas para viajar a Kioto: hoteles, restaurantes y las visitas más interesantes de la ciudad.

Cómo llegar

Turkish Airlines (www.turkishairlines.com) ofrece vuelos a Osaka y Tokio con una breve parada en Estambul. La compañía turca ofrece desde España 70 vuelos semanales a Estambul desde seis aeropuertos nacionales: Madrid, Barcelona, Málaga, Valencia, Bilbao y Santiago de Compostela, todo vuelos directos.

Datos útiles

Cómo moverse

Kioto es una ciudad extensa, pero relativamente dominable. Además, cuenta con un excelente servicio de metro y autobús. Los metros y los trenes funcionan desde las 5.20 hasta las 23.55. La Oficina de Turismo facilita información sobre rutas en taxi o en autocar, alquiler de coches o bicicletas, itinerarios y visitas guiadas. El autobús turístico enlaza los lugares más célebres. También se puede utilizar un "ginrikisha" -carrito tirado por una persona- o un tren abierto, sobre todo en zonas como Arashiyama. Pero lo ideal es caminar por una urbe tan fascinante que invita a ser saboreada despacio.

Moneda

El yen. Un euro equivale a unos 163 yenes.

Más información

Oficina de Información Turística de Kioto.Estación Central. Horario: de 10 a 18.

En Internet:
Prefectura de Kioto:www.pref.Kioto.jp
Ciudad de Kioto:www.city.Kioto.jp

href="http://www.kyoto.travel" target="_blank"www.kyoto.travel

www.gotokyo.org

Dónde dormir

En Kioto, la oferta hotelera es amplia y variada, y se puede optar por un hotel de estilo occidental (de 10.000 a 50.000 yenes por persona y noche, según la categoría), un "ryokan" (de 6.000 a 30.000 yenes), un hotel de negocios (de 4.000 a 9.000 yenes), una pensión o un "minshuku" -cama y desayuno al estilo japonés- (de 4.000 a 12.000 yenes). También se puede pernoctar en algunos templos budistas (de 3.000 a 10.000) y en algunos albergues juveniles (precio medio, 3.000 yenes), como el Utano.

La experiencia del "ryokan"
Alojarse en un "ryokan" (www.ryokan.or.jp)-establecimiento típico japonés- es toda una experiencia que conjuga numerosos detalles: la arquitectura de madera, el jardín, la comida -servida en el salón-dormitorio-, el dormir sobre un futón que se extiende sobre el tatami, la obligación de descalzarse, el vestirse con quimono o "yukata", el baño caliente, la sensación de belleza y de calma... En general, conviene reservar con bastante antelación. En Kioto hay muchos "ryokan" y hay que saber elegir. Entre los de precio medio, recomendamos el Hiraiwa, el Kyokay el Kinmata. Y entre los más caros el Hiiragiya(www.hiiragiya.co.jo), Yuzuya(www.yuzuyaryokan.com), el Yachiyo, el Tawarayay el Sumiya.

Dónde comer

Kioto presume de una cocina propia y refinada, síntesis de los tres estilos tradicionales: el "yosoku", a base de carne, preferido por la nobleza de la antigua corte; el "kaiseki", que precede a la ceremonia de té y utiliza los productos frescos; y el "shojin" vegetariano, tradicional de los monasterios budistas. El sake (la "bebida de los dioses") es el acompañamiento ideal. Hay restaurantes especializados de "soba", "yuba", "sukiyaki"... La cocina local se puede degustar en zonas como Arashiyama, Gion, las terrazas fluviales de Pontocho y la avenida Kawaramachi, donde hay una oferta amplia de cocina internacional.

De compras

Kioto es famosa por su artesanía: cerámicas, porcelanas, sedas, quimonos, espadas, abanicos... Hay tiendas y talleres especializados en cerámica de Kiyomizu, papel Kyokarakami o telas tintadas "yuzen", pero casi todo se puede encontrar en los grandes almacenes de Shijo Kawara-machiy Shin Kyogoku. En el mercado de Kobo-ichi, que se celebra el 21 de cada mes junto al templo Toji, se venden antigüedades y objetos de segunda mano. El mercado de Nishiku Ichiba-de 9 a 17 horas- es otro lugar básico, si se trata de productos alimenticios.

Qué ver

Higashiyama o Montaña del Oeste
Aquí se concentran algunos de los templos más hermosos: Sanjusangen-do, construido en 1266, alberga 1.001 estatuas de kannon (divinidad budista de la misericordia).

Kiyomizu-dera (siglo VIII)
Es uno de los templos budistas más antiguos de Kioto. Desde su terraza de madera se obtiene una buena vista de la ciudad.

Santuario Heian
Levantado en 1895, tiene grandes jardines famosos por sus cerezos y lirios.

Ginkaku-ji
De 1489, alberga singulares jardines de arena con esculturas que representan el monte Fuji.

Pabellón de Plata y el barrio de Gyon
Una zona ideal para pasear y disfrutar de la vida nocturna tradicional.

Kinkaku-ji o Pabellón Dorado
En 1950 quedó completamente arrasado por culpa de un monje demente. Ha sido reconstruido varias veces, pero siempre aparece luminoso con su revestimiento de pan de oro.

Un paseo por los jardines más célebres debe incluir los templos de Daitoku-ji y Rioan-ji, conocido por su jardín de rocas y arena blanca.

Castillo Nijo
Antigua residencia de un shogun (1603), se alza en pleno centro de la urbe, con sus vastos jardines. Nijo ofrece una buena perspectiva de la arquitectura de los samuráis, elegante, simple, con espacios de madera decorados con pinturas en las paredes.

Ponto-cho
También en el centro, es un callejón antiguo que se ha hecho célebre gracias a la película Memorias de una geisha. Las casas de té de Ponto-cho son famosas por su exclusividad, sobre todo las que dan al río. Con un poco de suerte se ve a las geishas entrar o salir de alguna de estas casas, vestidas con sus kimonos y con su peculiar forma de caminar.

Gion
Es el barrio de ocio de la ciudad. Un paseo diurno permite descubrir tiendas de antigüedades en la calle Shinmozendori. Por la noche, la zona está llena de animados bares. Por su emplazamiento en las colinas de la zona sur tiene especial encanto el santuario Fushimi Inari, uno de los más importantes conjuntos sintoístas.

Qué comer

En los restaurantes no hay que preocuparse si no se habla japonés: basta señalar con el dedo las reproducciones de los platos que se ofrecen en los mostradores. El consumo de carne puede parecer, en principio, extraño entre los japoneses, pero en el último siglo los platos de cerdo, ternera y pollo se han convertido en parte importante de la dieta nacional. La mayoría, sin embargo, prefiere el pescado y el marisco. Desde las algas utilizadas en la sopas (miso-shiro) hasta las rodajas de atún, salmón y chipirón que se colocan sobre los bloques de arroz sushi. Las rodajas de pescado crudo y marisco son sashimi. A los famosos sushi y sashimi conviene añadir la tempura, la sopa de soja o los populares establecimientos de shabu-shabu, donde el comensal prepara su fondue con carne y verduras. Debe incluirse la degustación de un kaiseki, conjunto de platos preparados para ocasiones especiales que seducen tanto o más a la vista que al paladar. El elemento básico es el arroz, siempre presente. Normalmente se sirve en un cuenco y de mil formas diferentes. Para beber, lo típico es la cerveza nacional y el sake, un aguardiente de arroz de alta graduación alcohólica.