Guía de Innsbruck

Toda la información que necesitas para viajar a Innsbruck: hoteles, restaurantes y las visitas más interesantes de la ciudad austriaca.

Cómo llegar

No hay vuelos directos a Innsbruck desde España. Austrian Airlines llega desde Madrid y Barcelona vía Viena, adonde también vuela directo airberlin desde Madrid con su filial Niki. Otra opción es volar a Munich y desde la capital bávara tomar un autobús de la compañía Meinfernbus (www.meinfernbus.de) que cubre el trayecto a Innsbruck por 11 euros (cinco trayectos diarios) o alquilar un taxi compartido en la empresa Four Seasons Travel por unos 50 euros (www.tirol-taxi.at/en-munich-airport).

Datos útiles

Cómo moverse

La Innsbruck Card, permite la entrada libre a los museos y lugares de interés en Innsbruck y sus alrededores, viaje de ida y vuelta en los funiculares del área de Innsbruck y traslados gratuitos con los transportes públicos, autobús turístico Sightseer y de los Mundos de Cristal de Swarovski, y visita guiada de la ciudad.

Más información

www.innsbruck.info y www.austriatourism.com

Dónde dormir

Existe una amplia oferta de alojamiento en Innsbruck y alrededores. El Hotel Nala (www.nala-hotel.at) es la última novedad en la capital tirolesa: los clientes pueden escoger su habitación entre 20 categorías, de acuerdo con sus necesidades.

Dónde comer

En la ciudad dejan muy buen sabor de boca Lichtblick, en Maria-Theresien-Strasse; Sitzwohl, famoso por sus platos ligeros llenos de fantasía y sus exquisitos postres; Europastübert, el restaurante del Grand Hotel Europa, y el histórico Ottoburg, en la misma calle del Tejadillo de Oro.

Qué hacer

Trineo nocturno y excursiones con linternas
En los alrededores de Innsbruck hay más de 90 kilómetros de pistas de trineo a disposición del visitante, pero si se busca una excursión emocionante y romántica hay que atreverse con una bajada nocturna a la luz de las velas. Una de las opciones más sugerentes se desarrolla en St. Sigmund, uno de los primeros pueblos del valle que conduce a Kühtai, en la pista de trineo de Rinner Alm. Abre dos días por semana y los descensos nocturnos con la Luna como testigo son inolvidables. También es posible realizar excursiones con linternas en algunos pueblecitos cercanos a la capital tirolesa, como Axams, Mutters, Natters o Götzens.

Esquí en las nueve estaciones que rodean Innsbruck
El Olimpia SkiWorld es un auténtico paraíso para disfrutar del esquí alpino y del snowboard. Patscherkofel, Axamer Lizum y el K-Park de Kühtai han albergado competiciones de las Olimpiadas Blancas de 1964 y 1976 y la más reciente de 2012 con motivo de los primeros Juegos Olímpicos de la Juventud de Invierno. Esta oferta de esquí suma 300 kilómetros de pistas señalizadas que se incluyen en un solo forfait (unos 200 euros para 6 días).

Planes con niños
Tomando el popular tren Patscherkofelbahn, que asciende por las suaves colinas de esta montaña situada en la vertiente sur de Innsbruk, se alcanza la estación de Patsckerkofel, con pistas que maravillan a los aficionados al snowboard y a los freestyle. Junto a este espacio se halla Kinderland, un reino en la nieve donde los más pequeños están atendidos por cuidadores profesionales. Los niños de hasta 10 años, que van acompañados por un adulto con un forfait válido, esquían gratis. Otra estación muy apreciada por las familias es Mutteralm.

El glaciar de Stubai
El Top of Tyrol es el punto más alto del glaciar de Stubai y solo por este dato ya vale la pena subir para descubrirlo. Espera una impresionante panorámica de 109 picos de más de tres mil metros de altura y un sobrecogedor paisaje de hielo. Los esquiadores encuentran aquí la zona de esquí glaciar más grande de Austria, con 110 kilómetros de pistas preparadas y 25 sistemas de remonte.

"Chill out" en un iglú de hielo
Nordkette, la cadena montañosa situada al norte de Innsbruck, resulta muy accesible gracias al funicular que parte del centro de la ciudad y realiza el recorrido en 20 minutos. Por la noche, la zona de la pista de Hafelekar se transforma en un chill-out lounge gracias a Cloud9, el enorme iglú de hielo donde es posible tomar una copa y asistir a una actuación musical en vivo. Hay mantas y pieles para las tumbonas y fogatas y antorchas que ayudan a combatir el frío. El mejor día para subir es el viernes, pues la fiesta (Friday Night Party) se alarga hasta las 12 de la noche, última hora para tomar el funicular de vuelta a Innsbruck.

Spa y medicina Mayr en Igls
El Parkhotel Igls, en uno de los 25 pueblecitos encantadores que rodean Innsbruck, levantado en medio de un gran parque, ofrece uno de los tratamientos más innovadores de salud en este momento, la medicina Mayr, que ha alcanzado fama por su eficacia en la lucha contra la obesidad, las enfermedades dermatológicas y del aparato locomotor y circulatorio, y la fatiga crónica. El hotel dispone también de un laboratorio del sueño (www.parkhotel-igls.at).

El restaurante panorámico Hoadl Haus
Una de las estaciones que componen el Olympia Skyworld es Axamer Lizum. Aquí la nieve virgen está garantizada y gracias al Olympiabahn, el teleférico que permite subir a 12.000 personas cada hora, las esperas son mínimas. Alcanzado el objetivo, la vista de los picos es espectacular y mucho más si se hace desde el restaurante panorámico Hoadl Haus (www.axamer-lizum.at).