Guía de Copenhague

Toda la información que necesitas para viajar a Copenhague: hoteles, restaurantes y las visitas más interesantes de la ciudad.

Cómo llegar

La companía Scandinavian Airlines (www.flysas.com) tiene varias frecuencias diarias desde los aeropuertos de Madrid y Barcelona hasta Copenhague. También a diario vuela Iberia (www.iberia.com) desde Madrid.
Por su parte, Air Berlin (www.airberlin.com) ofrece un vuelo desde Palma de Mallorca todos los días. Dependiendo de la temporada, varios días a la semana vuela la aerolínea Cimber Sterling (www.cimber.com) desde Barcelona, Málaga, Gran Canaria y Tenerife. También Norwegian (www.norwegian.com), desde Barcelona, Málaga y Alicante. Y a partir del 7 de mayo la low cost Easyjet (www.easyjet.com) vuela directo desde Madrid con una frecuencia de hasta cinco vuelos semanales con precios a partir de 22,99 euros el trayecto (tasas incluidas).

Cómo moverse

Las dimensiones del centro histórico y la proximidad de los principales atractivos de la capital danesa la hacen muy recomendable tanto para el paseo a pie como para la bicicleta. De hecho, Copenhague cuenta con una extensa red de carriles-bici. Se puede utilizar alguna de las bicicletas de City Bike de forma gratuita: solo se paga una moneda de 20 coronas, cantidad que se recupera al depositarla de nuevo en cualquiera de los puntos distribuidos por toda la ciudad. Los menos animosos pueden hacer uso de los autobuses y trenes de cercanías, algo caros aunque más ventajosos si se utilizan los pases semanales o la Copenhaguen Card. Esta tarjeta, para 24 o 72 horas, permite el uso libre de todos los transportes públicos de la ciudad y el acceso a 60 museos, así como descuentos en otros medios de transporte. Quien prefiera moverse en taxi, debe saber que resultan bastante caros.

Moneda y documentación

Pese a ser miembro de la Unión Europea, Dinamarca no ha querido integrarse en el euro, conservando su propia moneda, la corona (DKK). 1 € equivale aproximadamente a 7,5 DKK. Para entrar en el país solo es necesario el DNI en vigor.

Cuánto cuesta
• Un café: unos 3 €, bastante más en los sitios de moda.
• Una cerveza: mínimo 2,5 €, aunque lo normal es a partir de 3,5.
• Un taxi desde el aeropuerto al centro: unos 25 €.
• Un viaje en autobús: 2,4 €, aunque permite utilizar otros transportes durante un tiempo determinado.
• Alquilar una bici en la calle: Gratis. Los dispensadores de bicis funcionan con una moneda de 20 coronas que se recupera al dejar de usarla.
• Una cena en un restaurante de moda: desde 100 €, bebidas aparte (hay que tener en cuenta que el alcohol es muy caro).
• Una comida rápida (un menú): 25-30 €. Una alternativa son los puestos callejeros de comida, donde se come por menos de 15 €.

Dónde dormir

Radisson Blu Royal Hotel (Hamme-richsgade, 1. Tlf. 00 45 33 42 60 00. www.radissonblu.com/royalhotel-copenhagen). Arne Jacobsen, el más célebre arquitecto danés del siglo XX, es el autor del que probablemente sea el primer hotel de diseño del mundo. Si se lo puede permitir, reserve la habitación 606, con la decoración y el mobiliario original de 1960.

Copenhagen Island Hotel (Kalvebod Brygge, 53. Tlf. 00 45 33 38 96 00. www.copenhagenisland.com). Un alojamiento especialmente recomendado para amantes de la nueva arquitectura y de la tecnología de vanguardia. El agua, que rodea por completo el hotel, es una protagonista más de la decoración. Dispone de 325 habitaciones.

Hotel Fox (Jarmers Plads, 3. Tlf. 45 33 13 30 00. www.hotelfox.dk). Cada una de sus 61 habitaciones tiene una decoración diferente, encargada a 21 artistas internacionales y con estilos que van desde el surrealismo hasta el manga japonés. El ambiente resultante es muy moderno y confortable.

Copenhagen Admiral (Toldbodgade, 24-28. Tlf. 45 33 74 14 14. www.admiralhotel.dk). Uno de los clásicos de la capital danesa, situado en un edificio de finales del siglo XVIII que originalmente fue un almacén portuario. El estilo resulta bastante suntuoso.

Twenty Seven (Løngansraede, 27. Tlf. 00 45 70 27 56 27. www.hotel27.dk). Una de las experiencias de alojamiento más originales: no se deje engañar por sus tres estrellas oficiales. Tampoco hay que dejar pasar la oportunidad de tomar un vino o una copa en su Wine Room o en el Cocktail Lounge. Los más valientes pueden hacerlo en el Icebar.

First Hotel (Vesterbrogade, 23-29. Tlf. 00 45 33 78 80 00. www.firsthotels.com). Diseño nórdico en uno de los barrios de moda: Vesterbro. Otro de sus atractivos es ver esta zona desde los amplios ventanales de las habitaciones.

Avenue Hotel (Aboulevard, 29. Tlf. 00 45 353 731 11. www.avenuehotel.dk). Un elegante hotel ubicado en un edificio clásico del siglo XIX, muy cerca de la estación de metro Forum.

Dónde comer

Herman (En Tivoli. Tlf. 00 45 88 70 00 20. www.tivoli.dk/composite-8373.htm). Está situado en el complejo Nimb (al estilo de los palacios de Las mil y una noches) del parque de atracciones Tivoli. Es muy recomendable para degustar platos de la alta cocina tradicional danesa. Ha sido galardonado con una estrella Michelin.

Salt (Hotel Admiral, Toldbodgade, 24-28. Tlf. 00 45 33 74 1414. www.admiralhotel.dk). Cocina francesa con ingredientes daneses de temporada. El toque galo se percibe no solo en la mesa sino también en la decoración, al estilo de una brasserie parisina.

Kong Hans Kaelder (Vingårdsstraede, 6. Tlf. 00 45 33 11 68 68. www.konghans.dk). Los mejores mariscos y pescados del Báltico, aderezados con deliciosas verduras, son la especialidad de este establecimiento, que pertenece a la marca Relais Châteaux y está situado en los sótanos de uno de los edificios más antiguos de la capital danesa.

Formel B (Verterbrogade, 182. Tlf. 00 45 33 25 10 66. www.formel-b.dk). Cocina de inspiración francesa, pero, como suele ser habitual en Copenhague, usando ingredientes locales. El espacio del restaurante parece un catálogo de diseño nórdico: desde la decoración o las sillas hasta la vajilla, la cristalería y la cubertería.

Paustian (Kalkbraenderiløbskaj, 2. 00 45 39 18 55 01. restaurantpaustian.dk). Este restaurante es una opción bastante asequible para acercarse a lo más representativo de la cocina danesa, con predominio de pescados y mariscos. También hay aquí una interesante yuxtaposición entre la gastronomía y el diseño.

Qué ver

La Sirenita (Langelinie, Havfrue)
Pese a su emplazamiento, no del todo atractivo y junto al puerto, la foto junto a ella es el recuerdo más solicitado de la capital danesa. Obra de Edvard Eriksen, desde el año 1913 ha sobrevivido a todo tipo de ataques a su integridad.

Castillo de Rosenborg (Øster Voldgade 4A)
Fortaleza-palacio de estilo renacentista, que fue construida en el siglo XVII por Christian IV. Fue residencia de la monarquía danesa y hoy alberga las colecciones reales.

Nyhavn
Este canal se construyó hace tres siglos para facilitar el acceso al centro de la ciudad de los comerciantes que llegaban en barco. Sus casas de colores, frente a los barcos de madera, albergan bares, hoteles y restaurantes para turistas. Es muy recomendable al atardecer.

Strøget (desde la pza. del Ayuntamiento, Rådhuspladsen)
Los folletos turísticos la venden como la calle peatonal más larga del mundo. Difícil comprobar el dato, sobre todo porque no es una sola calle sino varias, separadas por plazas. Sea como sea, la tentación de entrar y comprar en sus cientos de tiendas resulta irresistible.

Amalienborg (Plaza de Amalienborg)
No se trata de un solo palacio sino de un complejo de cuatro, simétricos y distribuidos en torno a una plaza octogonal. Todos de estilos rococó, construidos entre los años 1750 y 1768 para familias prominentes de la Corte danesa. Desde 1794 es la residencia real de invierno. Es muy llamativo el cambio de la guardia, aunque solo se produce cuando la reina Margarita II está en palacio.

Parque de atracciones Tivoli (Vesterbrogade, 3)
Con el buen tiempo, es una delicia cenar en este lugar, tal y como hacen muchos habitantes de la capital. Plagado de terrazas, restaurantes y de atracciones para todos los públicos, muchas de un conmovedor aire retro.

Ny Carlsberg Glypotek (Dantes Plads, 7)
Es el museo más relevante de la ciudad. Fue fundado en el año 1882 por el hijo del célebre fabricante de cervezas. La colección se centra en las culturas mediterráneas antiguas -con un amplio muestrario de esculturas egipcias, griegas y romanas- y, sobre todo, en las obras de artistas franceses tan relevantes como Pissarro, Gauguin, Degas, Toulouse-Lautrec o Rodin.

Vor Frue Kirke (Nørregade, 8)
El aspecto exterior de la Catedral de Santa María puede no llamar demasiado la atención por su sobriedad, pero este templo, levantado a principios del siglo XIX, alberga uno de los conjuntos escultóricos más importantes del país, que fue realizado por Bertel Thorvaldsen.

Royal Opera House (Ekvipagemestervej, 10)
Uno de los últimos hitos arquitectónicos (se inauguró en 2005) de la ciudad. El arquitecto Henning Larsen situó en el islote de Holmen esta construcción, casi etérea, que alberga las mejores representaciones musicales de la capital.

Museo Karen Blixen (En Rungsted)
A unos kilómetros de la capital danesa se encuentra la casa donde la célebre escritora vivió sus últimos años. Transformada en un museo, preserva algunos de los objetos personales y recuerdos de su estancia en Kenia.

De compras

Como puerta de entrada a Escandinavia, Copenhague es un magnífico escaparate del diseño nórdico, expresado en los más diversos productos. Entre los más clásicos destacan las cerámicas, las vajillas y los objetos de uso cotidiano de Royal Copenhagen, una manufactura ligada a la monarquía danesa desde el siglo XVIII y cuyos objetos pueden adquirirse en un bonito showroom: Amagertorv, 6. Tlf. 00 45 33 13 71 81. www.royalcopenhagen.com

Tecnología y objetos de diseño muy actual es lo que se puede adquirir en la tienda de Dansk Designer Center (HC Andersens Boulevard, 27. Tlf. 00 45 33 69 33 69. en.ddc.dk/visit), donde también existe una curiosa sección de artículos para viaje.

Diseño, tecnología, decoración y moda (no solo danesa y nórdica sino también reconocidas marcas globales) se ofrecen en las decenas de tiendas de Fisketorvet Shopping Center (Kalvebod Brygge, 59. Tlf. 00 45 33 36 64 00. fisketorvet.dk/en).

En cuanto a las compras gastronómicas, los productos más típicamente daneses son las galletas de mantequilla, un onmnipresente souvenir de casi todas las tiendas de la ciudad. También resultan deliciosos los arenques, en sus variadas formas de conserva, y los deliciosos quesos del país.

De copas

Cada fin de semana miles de jóvenes suecos cruzan en tren el puente de Øresund para disfrutar de la noche de la capital danesa, una de las más activas del norte de Europa. El epicentro de la diversión es el barrio de Vesterbro y la discoteca Vega (Enghavevej, 40), con tanto éxito que ha extendido su dominio a otros tres locales (Lille Vega, Ideal Bar y Natklub). Muy atractivo es el programa de conciertos de KB18 (Kødboderne, 18. Tlf. 00 45 33 31 39 33. kb18.net). Y sin salir de ese mismo barrio, Karriere Bar (Flaesketorvet, 57. Tlf. 00 45 33 21 55 09. www.karrierebar.com), es ideal para quienes busquen un ambiente sofisticado y tranquilo, con una surtida barra de cócteles.

Más información

Turismo de Copenhague.
Vesterbograde, 4A. Tlf. 00 45 70 22 24 42. www.visitcopenhagen.com

Turismo de Dinamarca.
www.visitdenmark.com

Copenhague

Con un millón y medio de habitantes y una superficie de 455 kilómetros cuadrados Copenhague es la ciudad más grande de Dinamarca, además de su capital. Es por esto por lo que alberga las instituciones más importantes del país como el Parlamento, el Gobierno Central o el Palacio de Amalienborg, sede de la familia real danesa.

Los orígenes de Copenhague, situada al este de la isla de Selandia, se remontan al año 800 d.C. con el asentamiento de un pequeño pueblo de pescadores. No fue hasta el año 1300 cuando se convirtió en la capital del país, estatus que ha mantenido desde entonces.

Copenhague, sin duda, se caracteriza por sus espacios verdes y por sus calles peatonales. De hecho, existe una política por la que, para 2015, todo ciudadano podrá llegar a un parque o una playa en menos de 15 minutos.

Además, la apertura en el 2000 del Puente Oresund que une Copenhague con Malmo (Suecia) ha convertido a la ciudad danesa en referencia de la zona y ha cambiado el mapa de Europa.