¡Vive la France! Nos comemos el país galo en su día

El 14 de julio, Francia celebra su fiesta Nacional rememorando la toma de la Bastilla en 1789 y el inicio de la Revolución Francesa. 

Macarena Escrivá
 | 
Foto: VIAJAR

Hace poco celebrábamos el día de Estados Unidos y ahora, le ha llegado el turno a Francia. Si tú también eres un enamorado del foie, las crêpes, los quesos, el champagne y dulces galos, no puedes perderte nuestras recomendaciones para disfrutar de un día al más puro estilo francés. 

Antoinette Brasserie

VIAJAR

Oh là là! Abrió sus puertas a principios de este año y en poco tiempo, todos caímos rendidos a los pies de esta brasserie très chic. Inspirada en los bistrots franceses, Antoinette destila esencia parisina por los cuatro costados, desde su decoración, hasta su carta de sabores auténticos concebida por el chef Jean-Jacques Payel. Aquí podrás probar platos poco vistos en otros restaurantes de la ciudad, como las ancas de rana, la ensalada niçoise o la Pèrigourdine, con foie gras a la plancha, mollejas confitadas, tiras de magret de pato ahumado, aceite de trufa y canónigos, la sopa de cebolla o recetas propias de la cocina gala como el steak tartar o el Boeuf bourguignon. Además, en su carta no faltan las galettes bretonas, las crêpes y los gofres de mil y un sabores y combinaciones. Presta especial atención a su carta de champagne, sidras y sus más de 90 referencias de cóctelería. Como es fin de semana, podrás disfrutar del suculento brunch que acaban de lanzar.

Creperie La Rue

VIAJAR

La aventura de La Rue empezó con un pequeño local que funcionaba como take-away. Pronto crecieron y este pedacito de París en Madrid, tuvo que mudarse de local para satisfacer a todos sus clientes. Hoy en día cuentan con un local en Malasaña y otro en Argüelles. Abren desde el desayuno hasta la cena y para celebrar el Día de Francia han creado dos crêpes de edición limitada, una salada rellena de queso raclette, pollo y pasas y una dulce con ricotta, limón y mermelada de frambuesa. Si todavía quieres más, puedes decidirte por cualquiera de sus 23 combinaciones, elaboradas de manera artesanal y con masa de trigo sarraceno. Si quieres que el día sea francés al completo, combínalas con platos como la ratatouille, una fondue de queso y tarta casera o macarons de postre.

L'Entrecote Café de París

VIAJAR

Si hay un misterio que muy pocos conocen, esa es la mítica salsa Café de París de Ginebra. Dicen que la inventora fue madame Boubier en los años 30 y que esta receta pasó a su hija que a su vez, la compartió con su marido Monsieur Dumont, propietario del Café de París. Tal era el éxito de esta salsa sin igual, que pronto ideó un menú único para sus comensales. Y hace ya cuatro años que podemos disfrutarlo en Madrid. La carta es harto sencilla: ensalada verde, entrecote de buey acompañado de la famosa salsa y patatas fritas a voluntad. Eso sí, aunque el plato principal esté claro, tendrás que pensarte bien qué postre pedir: crème brulée, crêpe suzette, profiteroles con chocolate, un café gourmand o tabla de quesos, entre otros. ¡Todo muy francés! 

Los quesos de L'Amelie

VIAJAR

Los amantes de los quesos tienen una cita en L'Amelie, una auténtica fromagerie francesa en Madrid. De la mano de Sandrine Naslin y Javier García expertos en el mundo del queso, nació esta coqueta quesería que presenta las mejores muestras de países con gran tradición, especialmente Francia. Entre su paraíso encontrarás referencias como Tricorne o St. Maure de Touraine, quesos de cabra que ahora están en su mejor momento. Para acompañarlos puedes comprar una de sus novedades, los panes de higos y almendras, dátiles y nueces y de orejón con almendras elaborados en Valencia. Y si lo que te apetece es degustarlo allí mismo, acércate a su Cheese Bar, el lugar ideal para disfrutar de una tabla de quesos franceses seleccionados y maridados con los mejores vinos del país. 

Y la parte más dulce... 

VIAJAR

Y ¿qué sería de nosotros sin los dulces y pasteles franceses por excelencia? Si buscas un croissant memorable, dirígete a La Duquesita. Elaborado por el pastelero Oriol Balaguer, este croissant delicado y perfecto, está en los más alto de los ranking de los mejores de España. Los mejores éclairs de la ciudad están en Moulin Chocolat, el paraíso dulce de Ricardo Vélez. Para hacerte con un surtido de macarons, tienes que visitar cualquiera de las boutiques dulces de Mama Framboise, obra del pastelero Alejandro Montes. De arándanos, caramelo, frambuesa, tiramisú, violetas... ¡Un sinfín de sabores!