¿Te creías un experto en tartas de zanahoria? Seguro que no conocías estas recetas

Celebramos con unas cuantas recetas el Día Internacional de la tarta hecha con esta hortaliza. 

Redacción Viajar
 | 
Foto: jenifoto / ISTOCK

El día 3 de febrero se celebra el Día de la Carrot Cake, una tarta verdaderamente atípica nacida de la escasez y popularizada en plena II Guerra Mundial. En España parece que llevara toda la vida, porque es fácil encontrarla en restaurantes y cafeterías de todo el país,  pero realmente no llegó hace mucho tiempo, lo que sí es cierto es que lo hizo con fuerza y con una amplísima variedad de recetas. 

No puede decirse que la zanahoria y el queso suenen como los ingredientes perfectos para una tarta, sin embargo, todos los que hayan probado la tarta de zanahoria en alguna ocasión saben que funcionan juntos a las mil maravillas.

¿Una tarta de queso con cerveza?

Como buenos amantes de la tarta de zanahoria, sabemos que se trata de una receta que admite innumerables variantes, no sólo en la preparación del propio bizcocho, sino también del frosting o toppings, pero quizás dos de las más originales son las de La Sagrada Fabrica y Blue Moon Taphouse, auténticos templos de la cerveza artesana en Madrid que como no podía ser de otra forma, la acompañan con una reducción de mermelada de cerveza Bohío. 

Marcu Ovidiu

Con naranja confitada

Una variante de la tarta de zanahoria clásica que, en esta ocasión, aromatizamos con un interesante sabor cítrico. Y es que, para su decoración, emplearemos tiras de naranja confitada. Tan solo tenemos que seguir la receta tradicional y añadirle al final los trozos de la piel de la naranja confitada. Y listo para comer. 

bhofack2 / ISTOCK

Y con queso Philadelphia

Es ligera, llena de sabor y una buena manera de que los niños coman verduras. En esta variante de la tarta de zanahoria lo que debes hacer es batir el queso Philadelphia con el azúcar glas, y separarlo en dos mitades. La primera mitad la utilizarás para rellenar la tarta por el medio, partiéndola a la mitad previamente, y con la otra mitad solo debes cubrir por fuera todo el pastel.