Las Vegas, un sabroso pecado

Capaz de lo más llano y de lo más alto, la ciudad del exceso acoge a los mejores chefs italianos, españoles, franceses, mexicanos y orientales por ser el gran escaparate comercial del planeta ocio.

José Costa
 | 
Foto: Top of the World

La ciudad que nunca duerme vive del dinero y tiene soluciones gastronómicas para quienes triunfan en sus casinos y para quienes lo ahorran todo para apostar. Siempre se puede comer en los buffets de los hoteles (hay pases de 24 horas con acceso ilimitado) y no tiene una cocina autóctona aunque revela el paso por Nevada de los nativos americanos, los españoles y los mexicanos que la ocuparon antes de ser estadounidense.

TOP OF THE WORLD

Espectáculo del espectáculo

(2000 Las Vegas Blvd S)

Lo que cuenta aquí es la diversión de cenar a 250 metros del suelo en el restaurante giratorio del STRAT, que da una vuelta completa cada 80 minutos. El skyline cambiante de la ciudad del pecado con sus luces invita a disfrutar con una atracción lujosa (se exige ropa formal) tras probar suerte en el casino del hotel.

Plato del Top of the World.  | Top of the World

LO MÁS ESPECIAL: Con esa filosofía de entretenimiento, su carta recoge lo más llamativo de cualquier latitud muy bien cocinado, de manera que se puede comenzar con ravioli a la crema de espinacas y ricota, con calamares fritos o con chop suey, y continuar con cangrejo gigante de Alaska, con salmón escocés o con un corte de wagyu criado en Australia.

É by JOSÉ ANDRÉS

Gran lujo español

(The Cosmopolitan. 3708 Las Vegas Boulevard South)

Pegado a su restaurante Jaleo, donde ha popularizado la paella, el chef español más querido en América tiene este reducto para privilegiados (solo nueve asientos a 275 $) que son una embajada muy ad hoc de la cocina española. Varios cocineros preparan a la vista versiones revolucionarias de nuestros platos tradicionales.

Creación de é by José Andrés.  | é by José Andrés

LO MÁS ESPECIAL: El primer milagro será encontrar sitio porque se debe reservar tres meses antes. Logrado esto, el menú degustación de 21 platos permite asistir a la elaboración de una sangría comestible con manzana y cerezas, espárragos al escabeche, txangurro a la donostiarra, veneno de cangrejo, platija, empanadilla y postres como la vasca intxaursaltsa, crema catalana en forma de huevo, o el cóctel rom cremat.

LA FANTASÍA MÁS CARA

La mítica de Las Vegas no existiría sin el reto de cenar en una de las mesas más caras del planeta. Todos los premios imaginables han recaído en el Guy Savoy del no menos legendario Caesars Palace. Allí tiene su altar la mejor cocina francesa y a cambio de un millar largo de dólares se compra el placer de un menú degustación para dos personas con 18 platos. El chef francés no decora con flores su restaurante ni permite que sus empleados se perfumen para que el aroma de sus creaciones llegue intacto al comensal.

Erik Kabik

Presenta los platos bajo la norma de que “lo que es intrínsecamente virtuoso debe ser igualmente bello por fuera”, y son las mismas recetas de su establecimiento parisino, seleccionado como el mejor del mundo en 2020 por LA LISTE, el ranking basado en cientos de guías y millones de opiniones. Guy Savoy ha elegido a Nicolas Costagliola, que antes pasó por su casa en París, para elaborar en Las Vegas esa sopa de alcachofa a la trufa negra, el brioche laminado con champiñón y trufas o el fondant au chocolat que le han encumbrado.

Este mapa muestra los restaurantes con estrella Michelin más baratos del mundo

GORDON RAMSAY STEAK

Una estrella en su salsa

(3655 Las Vegas Blvd. So.)

El inventor británico de la fórmula televisiva Pesadilla en la cocina no podía faltar en la mayor ciudad-espectáculo del mundo. Ha elegido el Hotel Casino Paris Las Vegas, en pleno Strip, para demostrar que su fama no depende de la popularidad mediática, sino que llegó a merecer 17 estrellas Michelin y aún conserva siete.

Solomillo Wellington.  | Martin Poole

LO MÁS ESPECIAL: Considerado un especialista en las carnes, el solomillo Wellington (lomo de buey cocinado al horno cubierto de paté y envuelto en jamón y hojaldre) es su receta más famosa, pero su menú también incluye el pescado japonés hamachi, los huevos de codorniz y postres afrancesados como el sti-cky toffee pudding. Marida sus platos con vinos franceses… ¡y con albariño de las Rías Baixas!

BEST FRIEND

El no va más de la fusión

(3770 S Las Vegas Boulevard)

El chef Roy Choi ha aterrizado en el renovado Hotel Park MGM del Strip (el cogollito de Las Vegas Boulevard entre las avenidas Sahara y Tropicana). Allí rinde homenaje a la Koreatown de Los Ángeles, donde se hizo popular partiendo de un restaurante móvil hasta hacerse un personaje de la iconografía foodie.

Best Friend.  | Audrey Ma

LO MÁS ESPECIAL: En una ciudad de paso y de mezclas ilimitadas, su inusual fusión de barbacoa coreana y cocina mexicana es muy bien recibida. Una fiesta de la diversidad donde se pueden comer alitas coreanas o tacos de carnitas, dumplings y berenjenas empanadas o lomo saltado (doble fusión que combina sabores de México y Perú). Y siempre, bocados que arrancan una sonrisa.

LAS VEGAS EN SIETE BOCADOS Y TRES TRAGOS

Los gustos de la multitud que pisa la ciudad desde 1940 han preferido una sorprendente colección de platos del mundo entero, como sus consumidores… ¿podríamos llamarlos lo mejor de cada casa?

1. El cóctel de gambas. Chocante, sí, pero desde que lo introdujo el casino Golden Gate en 1959 no falta en ninguna boda de Las Vegas.

2. Gofres de bocadillo. Aquí no son un dulce para merendar, sino que se toman con pollo frito y en el desayuno.

3. Tex-Mex. Sudamérica queda representada por el aluvión de tacos y algunas arepas peruanas.

4. Invasión asiática. Chinatown, en Spring Valley, es el epicentro de una pasión por el sushi y el ramen que se extiende a cada rincón de la ciudad.

5. Pizza de Chicago. Gruesa y generosamente rellena de mozzarella y salami, la stuffed deep dish pizza hace furor.

6. Carne en todas sus formas. Proliferan las steakhouses y el ansia carnívora ofrece hot dogs y hamburguesas con ingredientes variados (exquisitas las del Gordon Ramsay Burger en el Planet Hollywood).

7. Cupcakes de máquina. Sacar un pastelito artesanal de una máquina expendedora rosada Sprinkles es un rito habitual.


Cócteles infalibles. En la ciudad de la fiesta permanente son muy aficionados a trasegar estos combinados:

1. Famous breakfast martini: Dulzona mezcla cítrica de licor de naranja, zumo de limón y mermelada de naranja.

2.  Bebida del toro: Los zumos de piña y lima casan al tequila Patrón Silver con el licor Chambord.

3. Crazy hagar: Refrescante trago de menta, zumo de limón y cerveza de jengibre.

BEYHAN YAZAR / ISTOCK

YU-OR-MI

Suave japonés lejos del tumulto

(100 E California Ave.)

Al bajar la afluencia este año en los grandes hoteles del Strip, han revivido vecindarios tranquilos como el Arts District en el downtown, donde surgen iniciativas interesantes como este restaurante de fusión japonesa con chef laosiano y nombre sacado de una película de Jackie Chan. Su menú de platos para compartir incluye opciones vegetarianas.

Yu-or-mi. | Yu-or-mi

LO MÁS ESPECIAL: Partiendo de los clásicos, la delicada elaboración del caldo y los fideos yakisoba dejan la mejor impresión, así como el arroz frito con su aroma de ajo. Las coles de Bruselas crujientes con reducción de vinagre de arroz kurozu o las gyozas de ternera, el tataki de atún y el pollo frito a la karaage devuelven el amor por las recetas clásicas gracias a su nuevo tratamiento.