Tres pizzerias de autor para chuparse los dedos

Será la sal. Por algo dicen que es la salsa de la vida. Será la harina. O el agua. Ellos conforman el alimento más deseado del mundo. Si el Amor de pizza te corre por las venas, aquí van tres pizzerías que no puedes perderte.

Yolanda Guirado
 | 
Foto: D.R

La Balmesina

D.R

Pizzas de masa madre e ingredientes ecológicos. ¿Hay mejor carta de presentación para una pizzería? Bueno, sí. Que al frente haya tres italianos locos por difundir su cultura gastronómica. Eso es lo que pasa en La Balmesina. Y claro, el resultado no podía ser otro: cocina 100% italiana. Pizzas deliciosas. Fermentaciones de 72 horas y masas sin prisas. Que no son buenas consejeras. Qué bien le sienta el vino a una porción de pizza. Y si es natural, para qué queremos más. El sabor se nota en los ingredientes. “Nada de latas”, nos dice Max.

D.R

Desde las alcachofas hasta los cherry confitados o las setas. El producto es protagonista. 3 años llevan abiertos. Y 3 es el número de masas que trabajan. Hay que probar la Clásica, una napolitana crujiente con el sello de la casa. Y por supuesto, La Pala, una masa típica de Roma poco conocida en España. La reconocerás porque es alta, muy hidratada,  crujiente y alveolada. ¿Y si probamos La Cabrona? Con mozzarella, cherrys confitados, alcachofas salteadas, aceitunas y Sarró de Montbrú, el queso de cabra premiado en los Cheese Awards 2019 como el mejor del mundo. Vale, pero deja sitio para el postre. ¿Adivinas lo que viene ahora?

D.R

Calle de Balmes, 193. Barcelona.

Grosso Napoletano

D.R

“Si quieres saber si estás en una buena pizzería, pide una Margarita. La pizza más sencilla de todas te dará muchas pistas sobre lo que aquí se cuece. (Y hornea).” En Grosso Napoletano pasan la prueba. Y con nota. Pizzas artesanas. Doble fermentación de 48 horas. Pidamos la Salsiccia Popolare, con base de tomate San Marzano, mozzarella, salchicha napolitana e hinojo asado. O la pizza Vegana Botella. O cualquiera de ellas que preparan los pizzaioli en directo. Pidamos la que pidamos, acertaremos siempre. Y no solo lo pensamos nosotros. Más de 700.000 pizzas han vendido en sus tres años de vida.

D.R

En este tiempo les ha dado tiempo de levantar hasta 7 locales en Madrid. Nos enamoran tanto que ocupan el puesto number 1 de España y el 21 de Europa en la lista “50 Top Pizzas”. Sí, hablamos del prestigioso ranking que puntúa las mejores pizzerías fuera de Italia. El horno de leña, vuela. Literalmente. A 500 ºC hornean la pizza y en solo 90 segundos está lista. Así lo manda la auténtica tradición napolitana. Y así se hace en Grosso Napoletano. Del postre hablamos otro día. Vamos pidiendo la crema de nata semihelada con polvo de galleta. Para derretirse.

D.R

Varios locales en Madrid. Entramos en el local de la calle Ventura Rodríguez, 5.

Piur 

D.R

En una cava fermentan cada día las masas. Te atraparán si eres de base fina. Pizzas artesanas y horneadas en un horno de piedra refractaria. La fermentación de la masa nunca baja de las 72 horas. También amasan integrales y sin gluten. Todas originales. Todas especiales. En este espacio, cada una tiene su momento. Como La Coca. Inspirada en la Coca valenciana. Pura lógica. Si nos dan a elegir, nos quedamos con la de costilla. La terminan en nuestra mesa, justo ahí.

D.R

Un jugoso costillar de cerdo extendido sobre la masa suave, gratinado con queso cheddar y cebolla morada. Y como en la variedad está el gusto, en Piur podemos saborear la pizza con menos calorías de España. Es la 505. Lleva queso light y ligeros vegetales. El sabor es 10. Como el de la salsa de tomate. Made in Piur. Y como se trata de disfrutar, nos tiramos a la piscina y pedimos uno de los cócteles. El Dragón Piur es la recomendación. Lo elaboran con ginebra, vodka de melocotón, pomelo rosa, clara de huevo, puré de fruta del dragón y tónica de frambuesa. Terminamos con el Piura Magia de chocolate. Y ya estamos deseando volver a empezar.

D.R

Calle Pascual i Genís, 19. Valencia.

D.R