Tres experiencias gastronómicas que no puedes perderte en Sevilla

Desde una taquería y mezcalería donde sentirse como en México, hasta una sofisticada propuesta andaluza con la esencia de Triana, pasando por una elegante brasería en una casa palaciega.

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: Daniel Gonzalez Acuna

Del mismo modo que Sevilla es mucho más que volantes y lunares, su oferta gastronómica va más allá de las tapas típicas (por cierto) tan ricas y tan imprescindibles. Y aunque el ritual de las tabernas auténticas formará siempre parte de su esencia, se agradece la eclosión de otras propuestas atrevidas, que convierten a la capital andaluza en un caudal de saber culinario.

He aquí unos restaurantes donde degustar, sentados en la mesa, insólitas delicatessen.

Mano de Santo o el México lindo

Carmen Martinez

Plantarse, de pronto, en el país del mariachi es lo que se logra en Mano de Santo, el lugar donde vivir una auténtica experiencia mexicana. Y es que todo en esta taquería, emplazada en la Alameda de Hércules, transporta al sonido de los mercados, a los carteles guasones, a los sabores auténticos… Una tradición culinaria que recoge todas las versiones de su lugar de origen: la callejera (el taco), la costeña (aguachiles y tostadas) o la de interior (mole, pipián...). 

Carmen Martinez

En Mano de Santo saben lo que hacen y por ello se han ganado un puesto entre los mejores restaurantes mexicanos de Europa. Por sus guisos caseros y clásicos como los tacos al pastor, la cochinita pibil o el taco de carnitas. Por su amplia carta de pescados cocinados a la mexicana y presentados en tostadas, aguachile o ceviche. Por su sopa azteca, su taco de hongos con mole de setas, su tostada de atún. 

Pero ocurre, además, que este establecimiento es también una mezcalería, la única en Andalucía dedicada al mezcal, el tequila y otros derivados del agave como el sotol o el bacanora. Su amplia carta de cócteles para maridar con sus bocados deliciosos pone la guinda a esta experiencia. Como dice su lema “Vive sabroso, come picante”.

De la O: alma andaluza  

PEPE-NIETO

Cocina de origen, ingredientes de temporada, productores locales. Con estas premisas, el arquitecto y chef Manuel Llerena ha ideado este peculiar restaurante en un rincón de Triana, con una terraza junto al Guadalquivir.

Unas vistas maravillosas para acompañar al disfrute de una materia prima cercana (sin intermediarios) y con una elaboración deliciosa. Andalucía entera se sirve en la mesa a través de platos en los que prima la carne ibérica de la sierra de Huelva, el pescado de los esteros de Cádiz, el marisco de Isla Cristina, las verduras de los valles sevillanos… todo maridado, claro, con aceites y vinos de la comunidad.

Daniel Gonzalez Acuna

Ejemplos de su gastronomía puramente local son los mini molletes de ciervo en manteca con hinojo, rúcula y queso de cabra payoya, el arroz rojo de cangrejo de río de Isla Mayor o la salchicha montanera con patatas risoladas y puré de manzana. Y ello, además, en un local que es una maravilla del interiorismo con guiños a la ribera (agua, vegetación, un jardín vertical y hasta un estanque suspendido) y que recoge la tradición alfarera del barrio con una vajilla de cerámica elaborada en su propio horno. ¿Qué más se puede pedir?

Más información enwww.delaorestaurante.com

La Quinta Brasería

Carmen Martinez

Una casa-palacio del siglo XX en el barrio de Santa Catalina, en pleno centro histórico de Sevilla. Este es el marco elegante y sofisticado que envuelve a La Quinta Brasería, donde se puede elegir entre sus cinco salones o su encantador patio interior bajo el cielo limpio de Sevilla. Ideal tanto para una velada íntima como para una celebración (un aniversario, una pedida de mano, una reunión de trabajo…) 

En sus fogones, al mando de los cuales se encuentra Gonzalo Villalba, la receta confesa es la pasión, aplicada a un producto de proximidad con un toque de brasas. Croquetas de pollo de corral y trufa con manzanilla de Sanlúcar, alcachofa a la brasa con rabo de toro deshuesado y trompetas negras, y tataki de corvina a la brasa con risotto de espinacas y queso idiazábal son solo algunos de los platos que pueden degustarse, además de un rico cuchareo y unos arroces excelentes.

Más información en: reservas@grupopanot.com