Salamanca de barra en barra

Siempre hay una buena razón para volver a la capital charra o, en su defecto, saborear su encanto culinario por primera vez. Esta ruta de tapas por la ciudad de lo nuevo y lo viejo, es una de ellas. Aquí van 7 recomendaciones para abrir el apetito y degustar Salamanca bocado a bocado. 

Beatriz Hernández
 | 
Foto: Matteo Colombo / GETTY

Para aquellos que admiran la cultura de barra y sienten devoción por un vino de Ribera del Duero o una caña bien tirada, las calles salmantinas son parada en el camino. En esta ciudad milenaria, que celebra los 800 años de su Universidad, la gastronomía es un arte a pie de bar que regala a quien la prueba el auténtico sabor de la tierra charra. Al mediodía o cuando el sol se esconde, estas 7 tabernas de Salamanca brindan tapas infalibles con las que se nos hace la boca agua. 

1. Tapas 2.0

Tapas 2.0

Arrancó la aventura hace casi una década con el objetivo de convertir las patatas bravas en un plato de culto. Y lo consiguió. Pero su aventura entre fogones no acabó aquí. Esta gastrotasca capitaneada por Jorge Lozano, a un paso de la imponente Catedral de Salamanca, cocina con mimo y buen hacer una nueva versión de los pinchos más castizos. A través del respeto al sabor, la potencia y la delicadeza presenta una formula gastronómica imprescindible en la escena charra. 

Dirección: Calle Felipe Espino, 10. www.tapastrespuntocero.es

2. Tapas 3.0

Tapas 3.0

Después de que su hermano mayor, Tapas 2.0, se hiciera un -más que merecido- hueco en la ruta de picoteo de la ciudad, Tapas 3.0 abrió sus puertas para seguir marinando la sencilla exquisitez con la buena materia prima de Salamanca. Sin pretensiones, esta cocina de autor, presenta pequeños bocados con guiños viajeros como el estofado de lentejas con foie o las croquetas de cocido de la abuela Manuela.

Dirección: Calle Sánchez Barbero, 9. www.tapastrespuntocero.es

3. La salchichería

La salchichería

Sin etiquetas. Así se define este rincón gastro en pleno corazón del Barrio del oeste, punto neurálgico del arte urbano en Salamanca. Entre 1943 y 2005, el edificio albergó un ultramarinos y una carnicería.

Ahora, es un espacio mutante y flexible donde conviven un bar, una sala de exposiciones, una sala de usos múltiples y un singular espacio para la música en directo, pero ante todo es parada obligada para tapear. Su lenguaje gastronómico funde cuatro términos: moderno, urbano, rústico y tradicional, con una amplia selección de vinos y su propia cerveza artesanal. 

Dirección: Plaza del Oeste, 7. www.lasalchicheria.es

4. Delicatessen&Café

Delicatessen&Café

El selvático patio interior que vertebra a este genuino bar, convierte al Delicatessen&Café en uno de los locales infalibles para merendar en el casco antiguo de Salamanca. En este caso, las elaboraciones dulces, entre ellas sus batidos y tartas, son una buena opción para los paladares más audaces.

Además, sus tapas saladas tampoco se quedan atrás y las inmejorables vistas de su terraza exterior a La Clerecía lo diferencian del resto de tabernas charras.

Dirección: Calle Meléndez, 25. www.eldelicatessen.com

6.  Gran Tasca Bar Manzano

Gran Tasca Bar Manzano

Detrás de la nutrida barra de esta tasca de estilo malasañero se esconde la esencia del clásico Bar Manzano. Los hermanos Gustavo e Iván Silva y su amigo Carlos Lucas, los tres gerentes de la tasca, mantienen vivo el formato del bar de toda la vida con un actualizado proyecto que no renuncia a su identidad castiza, la transforma.

Tapas generosas, una suculenta oferta de casquería -donde destaca la cresta de gallo- y unos grandes ventanales, envuelven el ambiente de esta taberna del alternativo Barrio del Oeste. 

Dirección: Calle Profesor Sáez, 14. Gran Tasca Bar Manzano

7. El minutejo

guilhermethjardim

Con una renovada estética, la calle Van Dyck aloja uno de los bares más concurridos de la ciudad castellana. Los competitivos precios y la indudable calidad y variedad de sus tostas hacen de El Minutejo uno de los puntos de encuentro preferidos por los universitarios. "Bueno, bonito y barato" en una de las zonas por excelencia para tapear en Salamanca.

Dirección: Calle Van Dyck, 55. El Minutejo