Saboreamos Las Palmas, que son mucho más que sus 'papas arrugadas'

La ciudad de Galdós propone un viaje sensorial a través de los fogones, que tienen mucho más que ofrecer que sus famosas papas arrugadas con mojo picón.

Redacción Viajar
 | 
Foto: D.R.

La evolución gastronómica que ha sufrido Las Palmas de Gran Canaria en los últimos tiempos le convierte en un referente a nivel nacional. La ciudad se presenta como una capital gastro de la que están surgiendo grandes ideas y grandes platos que inspiran. Te invitamos a un viaje sensorial por las zonas más icónicas de esta ciudad a través de algunas de las ideas más novedosas y creativas de la cocina de la capital de Gran Canaria, la ciudad de Galdós.

Queremos que en tu próximo viaje descubras nuevas fórmulas y conozcas un poco más esta urbe atlántica, más allá de nuestras queridas papas arrugadas con mojo picón. Para que vayas haciendo boca aquí tienes algunas propuestas:

Neodimio 60

Un lugar con buena química. Y es que los dueños del restaurante, Nayra y Daniel buscaron un elemento de la tabla periódica que contuviera sus iniciales y se ahí salió, Nd60. Un pequeño local de tan solo 4 mesas cerca de la playa de Las Canteras. Neodimio 60 ha conseguido en muy poco tiempo hacerse un hueco entre las mejores propuestas gastronómicas de la ciudad. Su cocina de mercado con productos frescos, de temporada en una carta breve y sencilla a la que incorporan propuestas en coctelería clásica es la clave de su éxito. Su filosofía es minimalista y purista, y expresa al máximo lo que sienten por su profesión, que les apasiona. Y eso se nota en cada cóctel y cada plato que llega a la mesa. Una oferta que sorprende y a la que volver ya que cada 15 días cambian la carta.

D.R.

Lucira gastrobar

Sabores exóticos con base tradicional, así se definen ellos. Lucira es el nombre que recibe el proyecto gastronómico que juntos han creado María y Samuel, dos hermanos que apuestan por una cocina de fusión con los orígenes de cada uno, de su personalidad, de lo vivido y sentido, con toques de Tailandia, que tanto ha influido en ellos. El entorno inmejorable, la playa de Las Canteras. Allí es posible realizar un viaje sensorial y descubrir a través de pequeños bocados los platos que estos dos chefs han descubierto en sus viajes alrededor del mundo.

D.R.

La Butaca de Betty 

Este local se encuentra en el edificio del CICCA en la Alameda de Colón, en una de las zonas más bellas de la ciudad, el barrio de Triana, frente al Gabinete Literario, uno de los edificios más señoriales del entorno y muy cerca del Casa Museo Pérez Galdós (una visita perfecta antes o después de comer aquí). Nacida en Filipinas, Betty ha sabido adaptar productos típicos de la isla al modo de cocinar de su tierra. En su carta puedes encontrar costillas de cochino negro, lumpiang rellenos de ternera de buey y queso con membrillo, trigo meloso con bacalao y langostinos, o mezclas tan sorprendentes como gambas con chorizo. La excusa perfecta para un viaje gastronómico en Las Palmas de Gran Canaria y degustar el encuentro entre Oriente y Occidente.

Qué Leche

También en el barrio de Triana está el restaurante del que todo mundo habla. Qué Leche es el lugar perfecto para probar la cocina canaria con toques internacionales. En sus propuestas presentan una mezcla de sabores e influencia de cocina de distintas partes del mundo con excelente presentación. El local está llevado de forma entusiasta por Jennise y Mario, una joven pareja que apuesta por la cocina actual, personal, detallista... basada en la calidad de las materias primas y con gran parte de los platos pensados para compartir. Tienes que probar su Corvina estilo Nikkei, con caldo ponzu, tobiko-wasabi, maíz y plancton o el sugerente Chipirón sahariano con pistacho, parmesano, emulsión de jengibre y tinta.

D.R.

Bodegón el Pueblo Canario

Se trata sin duda de uno de los restaurantes más históricos de Las Palmas de Gran Canaria. Ofrece distintas estancias para disfrutar de una oferta de restauración con un fuerte acento canario y un concepto moderno y actual de la cocina local tanto en su terraza como en el restaurante interior. El chef José Rojano, ha diseñado una carta de platos tradicionales canarios puestos al día. Su idea es ir cambiando la carta según la temporalidad de los productos, y donde no falten carajacas, quesos, carne de cabrito y baifo, cochino negro, garbanzada de pulpo gratinada con alioli de berros o gazpacho de mango, uno de sus platos más aclamados. Además, el Bodegón ofrece los habituales bailes folclóricos dominicales que durante el proceso de reforma de este espacio de la ciudad se realizaban en el parque Doramas.

D.R.

El Equilibrista 33

El Equilibrista 33 propone una cocina de mercado con sabores inesperados. En esta última parada de nuestro viaje por la ciudad, en el barrio de Alcaravaneras, proponemos degustar platos elaborados con productos canarios, según las recetas más tradicionales, aquéllas heredadas de nuestras abuelas, pero con un giro de tuerca que hará que sorprende en cada bocado. De ambiente moderno-actual, no debes perderte los Huevos moles con el típico gofio canario al natural, uno de los postres más apreciados entre sus clientes y que suele cautivar por su extraordinario e intenso sabor.

D.R.

Estos son tan solo seis de algunas de las apasionantes propuestas gastronómicas que ofrece la ciudad de Las Palmas Gran Canaria. Un destino que se posiciona a la vanguardia y que desde el archipiélago canario invita a viajar por el mundo a través del paladar. Gracias al carácter de la ciudad portuario y su posición como un destino para los nómadas digitales, ha ido adquiriendo y enriqueciéndose de culturas de todo el mundo y eso se siente en su restauración.