Roostiq, el asador que estabas esperando en Madrid

¿Pensando en el otoño? ¿Con ganas de fresco, mantita y cocina caliente? ¿Qué tal si conocemos el último grito en asadores de la ciudad? Bienvenidos a Roostiq.

Macarena Escrivá
 | 
Foto: Maximiliano Polles

Piensa en un asador. Ahora, olvídate del concepto que tienes arraigado. Sí, ese que sabe a antiguo mesón castellano. Llega Roostiq, un restaurante de finca en el corazón de Chueca (Augusto Figueroa, 47) ¿Su mejor eslogan? El fuego como pasión. Y es que aquí se ponen de manifiesto, por una parte la materia prima y por otra, la forma de prepararla.

Empecemos por el principio. Los dueños de Roostiq tienen una finca de 150 hectáreas en la localidad de Palazuelos (Ávila). Y, teniendo la mejor materia prima, cuidada por ellos mismos, ¿cómo no iban a aprovecharla? Es así como este restaurante se autoabastece con sus propias hortalizas, pollos de corral y cerdos de bellota. Pero aún hay más, lo que ellos no producen -carne de vaca- lo obtienen de proveedores locales del País Vasco, por lo que el origen en ambos casos está asegurado. ¡Ah! Otro punto a tener en cuenta, estos proveedores son los mismos que abastecen las cocinas de los grandes chefs Pedro Subijana y Martín Berasategui. La segunda premisa que has de tener clara es, que si tienes un buen producto pero no lo tratas bien, no tienes nada. Y eso lo tienen claro en este restaurante ya que importa tanto lo que cocinan, como la manera de hacerlo. Culto al fuego como pasión gastronómica. Por eso aquí todo pasa por tres formas diferentes de fuego: un parrilla para cocinar al carbón, un horno napolitano -traído ladrillo a ladrillo de Italia- para cocinar a la leña y el fuego directo, ese con el que saltean los alimentos a la llama. Y lo mejor es que podrás verlo todo a través del cristal que separa las mesas de la cocina.

Chuletón de vaca a la brasa. | Roostiq

En la carta encontrarás siempre productos de temporada y hortalizas como rúcula, acelgas, lechugas baby, cebolletas... Todo ello procedente de su dehesa. ¿Te mueres de hambre ya? Seguimos.

¿Sus platos estrella? 'La Bella y la Bestia' Y no, no hablamos del cuento de Disney. Sino de un maridaje creado exclusivamente en el restaurante. El primero y el que más ha gustado a todo el mundo son sus torreznos -la Bestia-. Lejos de quedar grasientos o bastos, aquí son algo 'de verdad' que se prepara a la brasa y se cortan súper finos. Y ¿quién es la Bella en esta historia? El champagne con el que lo maridan. No deja indiferente. Si seguimos hablando de sus brasas, no podemos olvidarnos de las carnes que allí se preparan como la hamburguesa de buey, el entrecot y chuletón de vaca o una delicadísima picanha, así como un plato verde y rico, las espinacas baby con rúcula, vinagreta de bacon y un huevo frito.

Pizza de Champiñón Portobello. | Maximiliano Polles

Mención aparte merece su horno napolitano. ¿Recordáis que os contábamos que lo habían traído ladrillo a ladrillo desde Italia? La maestría con la que se ha construido hace que mantenga una temperatura homogénea de 485 grados. ¿Qué se consigue con ella? Elaborar una serie de pizzas deliciosas como la de rúcula con tomate, fior di latte, rúcula, balsámico y parmesano, además de apuestas más cañeras como la pizza de enchilada de carne de buey o una calzone con sorpresa: delicados torreznos en su interior. En el horno también se preparan dos estrellas de la casa, el lomo de salmón con cebolleta y tomates cherry confitados y el pollo Roostiq, un animal creado en libertad en la finca de Ávila, que se cocina a la brasa con una salsa de tomate. El hecho de hacerlo al horno napolitano le confiere un carácter muy especial.

Cuidando todo como lo hacen, no podían dejar pasar por alto sus postres caseros. Nunca sabemos si decidirnos por el brownie elaborado con chocolate Valhorna y tahín, el maravilloso bizcocho de queso y chocolate con avellanas o su tarta de manzana artesana con crema inglesa. ¡Qué difícil elegir!

Brownie de Chocolate Valhrona. | Roostiq

No te olvides de probar alguno de sus cócteles, creación de Joel Jamal, proclamado el mejor coctelero de España en 2015 y el mejor de Madrid en 2018. Margaritas con un twist, Green Mint, Black Rose... Son solo alguno de los sugerentes nombres que encontrarás en su carta.

Del 1 al 10, ¿cuántas ganas te han entrado de probarlo todo?