Terrazas espectaculares en Castilla-La Mancha: desde el cielo hasta su raíz culinaria

Te mostramos otra manera de disfrutar de la cocina de raíz de la región a través de algunos de sus rincones más icónicos que abren terrazas únicas a parajes naturales

Redación Viajar
 | 
Foto: Prisma Blanco Fotografía

Castilla-La Mancha alza la voz para invitar a disfrutar de las posibilidades de una región plagada de ciudades y pueblos cuyas noches de verano son idóneas para llenar de terrazas todas sus calles. Se están aprovechando algunos de los mejores rincones para ello.

D.R.

Desde Raíz Culinaria Castilla-La Mancha, la iniciativa de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo de la Junta de Castilla-La Mancha, se da impulso a chefs y restaurantes para que puedan desarrollar su actividad de forma segura, cumpliendo las medidas sanitarias.

Terrazas y gastronomía, Toledo y su luz nocturna

La situación actual permite disfrutar de la mejor gastronomía de la región al aire libre, por lo que hay numerosos restaurantes que han sacado a las calles sus propuestas.

D.R.

En Toledo, cada verano, la ciudad se ilumina por las noches para presenciar una vista monumental de su arquitectura.

Iván Cerdeño, que atesora la estrella Michelin de la ciudad, y que es uno de los siete embajadores de Raíz Culinaria Castilla-La Mancha, prepara la reapertura de su restaurante gastronómico para septiembre. Mientras tanto, aprovecha los espacios del Cigarral del Ángel Custodio, un espacio idílico con unas vistas impresionantes de la ciudad, para ofrecer una propuesta de picoteo: su croqueta ganadora en Madrid Fusión 2020 o la lubina frita con  mojo rojo, se pueden probar en su terraza.

D.R.

El Cigarral de Las Mercedes, con Javier Medina al frente de su cocina, es otra de las opciones veraniegas para descubrir más acerca de la mejor gastronomía castellanomanchega desde su mirador.

Prisma Blanco Fotografía

La propuesta más desenfadada de Adolfo Muñoz, uno de los referentes gastronómicos de la ciudad, se puede encontrar en los Viñedos Cigarral de Santa María. Una carta donde la tradición que caracteriza a Adolfo se encuentra con la época estival.

Prisma Blanco Fotografía

La azotea del Hotel Carlos V, en pleno corazón de Toledo, ofrece una de las mejores vistas de la ciudad para poder ver la puesta de sol, probar su carta o tomarse un cocktail, a partir del 17 de julio. Al otro lado de la ciudad, en uno de los edificios más emblemáticos, se encuentra el Parador Nacional de Toledo, desde cuya terraza se puede ver la Catedral, el Alcázar y las sinagogas, disfrutando de platos castellanomanchegos. A dos minutos en coche del casco histórico, encontramos otro rincón perfecto para el verano en el Hotel el Bosque, que cuenta con una terraza con vistas de la capital y del Tajo.

David Utrilla Hernandez

Terrazas en el resto de la región

Si nos movemos hacia el norte, en Guadalajara, a orillas del Tajo, en Zorita de los Canes, está el restaurante Abuela Maravillas con una de las terrazas más espectaculares de la región para con una propuesta de cocina casera y pescados. En Marchamalo, el restaurante Las Llaves con un sol Repsol, ofrece una opción de cocina fusión en una terraza rodeada de vegetación. Y si nos desplazamos hasta Sigüenza, en la histórica Casa del Doncel, se encuentra Nöla y su terraza recién estrenada.

D.R.

En Ciudad Real, el restaurante Las Musas en Campo de Criptana, cuenta con una terraza con vistas a los molinos de viento y una propuesta gastronómica de marcado carácter manchego. Si nos movemos a la ciudad, la galardonada pizzería Marquinetti cuenta también con una amplia terraza. En el centro de Albacete, el restaurante Don Gil también se suma a las numerosas terrazas de la región. No pueden faltar en esta lista, las terrazas de Figón del Huecar con unas vistas privilegiadas de la ciudad y su cocina de temporada, así como la del espacio gastronómico La Martina en Tarancón.