La gastronomía de puerto del Loco Antonelli toma Chamberí

Madrid se embarca en nueva aventura culinaria, y lo hace sin perder su esencia más castiza. ¿Cómo? En un viaje que trae del mar a la mesa icónicas cocinas marineras de todo el mundo.

Beatriz Hernández
 | 
Foto: La Taberna del Loco Antonelli

La Taberna del Loco Antonelli. Este es el nombre con el que el chef mexicano Sergio Mange presenta su segundo local en la capital. Tras el éxito cosechado por La Chipería, su primer espacio gastro en el Mercado de Chamberí, vuelve a sorprender con una cocina viajera a dos pasos de Ponzano. La esencia de unir culturas en sus elaboraciones sigue describiendo su buen hacer culinario, que en esta ocasión explora, llevando al comensal a características cocinas de puerto a nivel mundial. Destinos nacionales como las aguas de Galicia, Canarias, País Vasco o Cádiz aparecen en sus platos, a la vez que la sección internacional está abanderada por materias primas de los puertos de Singapur o del sur de México

Taberna El Loco Antonelli

Sin embargo, el Madrid más castizo no aparece difuminado por los productos del mar, ya que uno de los objetivos del chef, era precisamente el de provocar un armonioso encuentro ente ambos. Para ello revisa los platos más característicos del imaginario español, como por ejemplo las cocochas de merluza con salsa de callos y huevo frito o las bravas de merluza. Dotando a la Taberna del Loco Antonelli de ese aspecto atrevido y valiente del que su nombre presume. Que por cierto, no es casual. Ya que hace referencia a la disparatada idea del ingeniero Juan Bautista Antonelli, de transformar Madrid en un puerto de mar (del que aún se conservan restos arquitectónicos en la capital). Proyecto que finalmente no llegó a buen puerto -nunca mejor dicho- y al que hoy da vida en forma de conexión gastronómica el nuevo restaurante del chef mexicano. 

La Taberna del Loco Antonelli

En este local, decorado por Flavia Castaño, conviven dos espacios bañados de azul y blanco: la sala y la barra. Una esencia marinera que no se pierde tampoco en la selección de bebidas, con cervezas de agua marina entre sus opciones, y una batería de vinos que maridan a la perfección con la fusión de mar y montaña creada por Sergio Menga. Por último, aunque la exquisita selección de platos de su carta de transportará al auténtico sabor marinero, como las gildas (la mejor opción para empezar), las carrilleras de ternera con espuma de cangrejo y curry o su imprescindible ceviche, no dejes de dejarte guiar por las sugerencias fuera de esta, ya que cada día hay elaboraciones nuevas. Como ves, un rincón culinario que navega en el corazón de Chamberí, con sede en la Calle Olid, 15, del que puedes encontrar más información aquí: www.tabernalocoantenolli.com