Pokes: la primavera, la gastronomía altera

Este reportaje va de comer bien. Y de disfrutarlo. ¿Se puede pedir más? Así que nos vamos a Hawaii. Un paraíso, ya lo decía Mecano. Comer con conciencia es el lema de una comida saludable. Porque la primavera nos ha vuelto a sorprender un año más. (Y a pillar desprevenidos, confesémoslo). Es momento de cuidarnos. Como siempre. Y un poco más. Salimos a la calle a disfrutar de los pokes. Un plato exótico, divertido y económico. También en calorías.

Yolanda Guirado
 | 
Foto: Felipe Aznar

Poke Fish

VIAJAR

Pokes caseros para todos. Para los vegetarianos, foodies, veganos y los que están a dieta. Para los que no huyen de unas calorías extra. Para todos. Aquí entramos para disfrutar de forma saludable. (Sí, se puede). Bowls muy contundentes. Un punto a favor: el producto. Otro: las salsas (son artesanales).

VIAJAR

El best seller es el “Salmón Poke Fish” con salsa Poke Fish, cebollino, cebolla Roja, alga wakame, mango, aguacate, semillas de sésamo y alga nori. Y aunque no se trata de contar calorías, el “Poke en Forma” tiene solo 490. Lo ha creado la health coach de la casa. Nos lo preparan con lechuga, quinoa, salmón, atún, cebolla, cebollino, carne de cangrejo, aguacate, wakame, piña y semillas de sésamo. Fernández de los Ríos, 47. Madrid.

Ohana Poke House

Felipe Aznar

Lo mejor de Ohana Poke House es que conocen las propiedades de cada alimento. Y eso nos encanta de esta fancy fast food. Así la llaman aquí. Los pokes vistos desde un mundo pinky. Muy pinkie. Sugerencias en la carta,  como “Sexy Ohana bowl”. Suena muy bien. Sabe mejor. Lo preparan delante de nosotros con arroz blanco, atún con salsa de naranja trufada, huevas de pescado, edamame, cebolla fina y naranja.

Felipe Aznar

El pescado que ofrecen es sostenible. Las salsas, 100% veganas. (Y sin gluten). Nos encanta el poke “Mi Tuna is on Fire” con atún flambeado y salsa de ponzu. Para customizarlo, fermentados como el jengibre. Nos ayudan a equilibrar el nivel de bacterias beneficiosas en el organismo. ¿Y para beber? Agua embotellada en luna llena con jengibre y lima. Barbieri, 1. Madrid. 

ii Poke

VIAJAR

Cuando pregunto de dónde viene el nombre, surge un juego de palabras. Enrevesado. Imaginación al poder. No solo en el nombre. También en los pokes. Por eso nos engancha tanto. Urban. Vibe. Hawaii. Equilibrium. Harmony. Son pequeñas pistas. De esto va ii Poke. Pedimos la especialidad: el arroz verde de bambú. (Llega directamente de Hawai).

VIAJAR

Un producto exclusivo en España y en Europa. El Spicy Aioli lo preparan con atún picante. Producto de trazabilidad. No. Ii Poke no es un lugar de moda. Es un sitio donde se toman la gastronomía en serio. Eso sí, divirtiéndose. Mientras preparan el bowl, una Kombucha Ginger. (Para vivir el momento.) Argensola, 17. Madrid.

Healthy Poke

VIAJAR

Life style bowls. O lo que es lo mismo. Los bowls como estilo de vida. Con ingredientes frescos. Comer bien para sentirnos mejor. Disfrutando de una rica comida. En menos de un año, se han hecho un hueco en Madrid. Un plato sencillo de elaborar. Y sobre todo, muy nutritivo. Este es uno de esos lugares que te provoca siempre una sonrisa: el aguacate es uno de los ingredientes favoritos.

VIAJAR

Por sus propiedades. Y por su sabor. Zumos saludables. Elaboran también el tan aplaudido cold press. Para acompañar este plato, otras opciones en la carta: sushi, burritos o raws. Sientan tan bien que los acompañamos con un agua de coco. Tienen dos. Nuestro favorito: Toledo, 26. Madrid. 

Ohana Sana

Picasa

Comida, Mente y Alma saludable. Es el lema de Ohana Sana. Pokes sanos y nutrititivos en este espacio de Chueca. Queda claro. No solo miman nuestro cuerpo. Nuestra mente, cuenta. Y mucho. Así que vamos a cuidarla. Como se merece. Con platos healthy. Ingredientes no procesados. Vitaminas. Súper alimentos. Y un estilo de vida saludable.

Picasa

Nos cuentan que el poke Happy está preparado con tataki de atún. Entre sus propiedades; mejora la salud cardiovascular, nos ayuda a perder peso y fortalece los huesos. Hoy pedimos el smoothie Powerboost, elaborado con colágeno, proteína en polvo vegana a base de guisantes, mango, plátano, y fresas. Y después de la comida, una sesión de reiki, meditación o un taller ayurvédico. Ya traen la bebida. Habrá que dejar la escritura para otro día. Están en Barquillo, 34. Madrid.