La mejor pizza napolitana está en Madrid

La versión más ‘healthy’ del famoso bocado italiano está en Chamberí y, por supuesto, tiene sello napolitano: Frateli Figurato

Noelia Ferreriro
 | 
Foto: Frateli Figurato

Es una pizza artesana de calidad, fina y jugosa como mandan los cánones napolitanos. Es la pizza de los hermanos Riccardo y Vittorio Figurato, que han llegado de la ciudad de Vesubio hasta el madrileño barrio de Chamberí para ofrecernos el más famoso bocado de Italia en una versión healthy y no convencional. Porque la pizza que encontramos en Fratelli Figurato es, pese a su origen popular y su formato tradicional, una pizza completamente innovadora.

Frateli Figurato

La razón está en que se trata, al fin, de una receta ligera cuya masa no engorda en el estómago. Un rasgo que es el fruto un estudiado proceso de  elaboración y selección de ingredientes, entre los que se presta especial atención a la harina. Este polvo que constituye el alma de las pizzas se emplea de manera diferente y alternativa, de tal forma que cada pieza, elaborada con una masa distinta, es un combinación única de sabores. La carta de Fratelli Figurato ofrece tres variedades de masas: la tradicional, la integral y la cinco cereales.

Luego está también su tratamiento, otro de los secretos de estos hermanos con una dilatada carrera en marketing en diferentes países y que un buen día decidieron lanzarse en busca de su sueño: el de reinventar el plato más famoso de su ciudad. Por eso han experimentado con las fermentaciones hasta dar con la fórmula perfecta: cada masa nace tras 36 horas de fermentación.  Un largo periodo de reposo que proporciona una ligereza y sabor especial. La pizza, que entra el horno sólo cuando ha terminado su proceso, ya no sigue engordando en la barriga. Suave como el aire y digerible como el agua, es por ello la pizza más ligera de Madrid.

Si a ello sumamos el innovador horno napolitano elegido tras muchas horas de investigación (un horno de última generación con una piedra refractaria para que los sabores no se oculten tras las cenizas), el resultado solo puede ser magnífico: una pizza con productos de temporada regada con vinos italianos que los hermanos importan de su país para crear originales maridajes.

Entre sus delicias: la Diávola de León (con aceitunas negras de Gaeta, chorizo casero picante de León, láminas de parmesano de Parma y hojas de albahaca), la de mortadela y pistachos (con crema de ricotta y pesto, provola, lonchas de mortadella de Bologna, trocitos de pistachos tostados y hojas de albahaca) o la de calabaza y panceta (con crema de calabaza asada, provola, panceta crujiente, trocitos de nueces y hojas de albahaca), sólo por poner tres ejemplos. Y, por supuesto, la Margherita tradicional de Nápoles y la Margherita con búfala.

Frateli Figurato

Esta carta, que tiene una oferta cambiante ligada a la estacionalidad, se degusta en un entorno típicamente italiano. Porque Fratelli Figurato es una acogedora taberna con apenas un puñado de mesas y con un ambiente fantástico. El marco ideal para lo que sus artífices han definido como “una pizza pop, que gusta a todo el mundo y cuyos precios son aptos para todos los bolsillos. 

El precio medio de las pizzas va de 8,50 a 11 euros.  Ofrecen también ensaladas, buenos postres y varias referencias de vinos italianos.

* Está en Alonso Cano nº 37

 

 

 

 

 

 

// Outbrain