Mercabañal, Valencia abre un mercado gastronómico en El Cabañal

La ciudad del Turia estrena nuevo espacio gastronómico al aire libre, Mercabañal

Macarena Escrivá
 | 
Foto: Miguel Ángel Calvo Payá

Si hace nada te contábamos cuál iba a ser el place to be valenciano, sí, su nueva piscina de agua salada en la Marina, hoy volvemos con otra novedad en una ciudad que está imparable. Si la gastronomía valenciana ya nos fascina, ¿cómo no enamorarnos de su nueva propuesta? Y es que abre sus puertas un inédito mercado gastronómico al aire libre, Mercabañal.

Miguel Ángel Calvo Payá

Seguramente habrás oído hablar de El Cabañal. Se trata del barrio marinero por excelencia de Valencia. Durante muchos años, estuvo amenazado con ser destruido para prolongar una gran avenida hasta el mar. Con ello, se hubiesen borrado de un plumazo más de 1000 viviendas, muchas de ellas de gran interés cultural, propio de la arquitectura marinera valenciana. Finalmente, este plan se detuvo y el barrio, desde hace un par de años, vive un auge que no había conocido hasta ahora. De ser un lugar que muchos evitaban, ahora vuelve a estar de moda. ¿Cómo no iba a estarlo un escaparate perfecto junto al Mediterráneo?

Miguel Ángel Calvo Payá

Y es precisamente allí, donde nace una nueva propuesta gastronómica, el nuevo mercado al aire libre Mercabañal. Así, en lo que fuera la discoteca Gandhara, renace un nuevo lugar muy a tener en cuenta en el barrio pesquero. En un espacio de más de 1200 metros cuadrados brota Mercabañal, un mercado que ha sido remodelado con materiales reciclados, contenedores de barcos mercantes...

Miguel Ángel Calvo Payá

Todo ello diseñado por el artista local Mutan, que ha tomado como inspiración principal la arquitectura del barrio y los azulejos que visten las casas. Así, en un espacio lleno de blancos y azules en la calle Eugenia Viñes 225, podrás degustar productos de temporada y proximidad, a tan solo unos metros de la playa de la Malvarrosa.

Miguel Ángel Calvo Payá

Aquí han apostado por dar una vuelta de tuerca los mercados tradicionales. ¿Cómo? Cogiendo lo mejor de ellos y llevándolo a propuestas de lo más apetecible. En su interior te esperan varias terrazas en altura -con vistas al mar y desde las que ver las puestas de sol valencianas- y buen puñado de propuestas gastronómicas para todos los gustos.

Miguel Ángel Calvo Payá

“Este espacio está vivo. Seguirá creciendo y ampliando su oferta. Todavía queda mucho por desvelar”, asegura José Miralles, uno de los impulsores del espacio, que ha unido fuerzas con Hugo Cerverón y Nacho Medina, dos súper viajeros que han ayudado con su visión de lo que se hace en otros sitios. “La decisión de ubicar la puerta de entrada en la calle Astilleros, 48 no es casual. Nos encanta tener el mar a 30 metros, pero queremos mirar al barrio”, concluye.

Miguel Ángel Calvo Payá

En Mercabañal reivindican la tradición y la vida de barrio, pero todo ello visto a través de un prisma contemporáneo. Precisamente por esta vocación popular, han diseñado una propuesta culinaria sencilla, a la par que asequible, pero sin ello renuncia a la máxima calidad. ¿Cuándo ir entonces a Mercabañal? Sus fogones empezarán a dar caña desde la tradicional hora del 'esmorzaret', una parada antes del mediodía para reponer fuerzas, hasta las comidas, el tapeo por las tardes y las primera horas de la noche, que además, ahora en verano, se alargan hasta cuando tú quieras. 

Miguel Ángel Calvo Payá

¿Qué encontraremos en Mercabañal? Varios espacios diferenciados. Por ejemplo, en El Bar, podrás tomarte un vermú fresquito o una caña bien tirada de cerveza El Águila, que vuelve a casa, porque precisamente en El Cabañal estuvo su primera fábrica.

Miguel Ángel Calvo Payá

Luego puedes pasar por El Ultramarinos, para probar embutidos, quesos, tomates y ensaladas y por La Freiduría, un espacio de frituras hechas con pescado de la lonja y del Mercado de El Cabañal, para seguir en Ostras Frescas, que como su nombre indica, ofrecerá ostras maridadas con vino blanco y terminar en La Paraeta o en Pizza Lab, que ofrece pizzas no convencionales, preparadas con ingredientes autóctonos. 

Miguel Ángel Calvo Payá

Figúrate el plan: bañarte en la primera piscina natural de la ciudad, pasear por la playa de la Malvarrosa y terminar disfrutando de las propuestas del nuevo hit gastronómico de la ciudad, Mercabañal. Así, el verano se presenta perfecto.