Las mejores calles en la que degustar la tapa gratis

Nada hay más typical spanish que esa bonita costumbre de regar las cañas y el vino con un generoso aperitivo. Recorremos los mejores rincones del país para saltar de barra en barra. Aquellos en los que el tapeo es casi una religión.

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: piola666 / GETTY

Calle Navas (Granada)

La ciudad nazarí es la reina indiscutible de la tapas, que ha hecho de la calidad de las mismas su gran seña de identidad. No hay lugar como Granada para darse un festín al calor de estos bocados sabrosos, variados y gratuitos. Y aunque allá donde se vaya no faltará el aperitivo (ni la alegría), algunos de los grandes clásicos se encuentran en esta calle. Mucha gente, mucho jaleo y mucho buen humor en torno a tapas exquisitas tamaño XL… ¿qué más se puede pedir?

Plaza de San Martín (León)

Ostentar el título de Capital Española de la Gastronomía 2018 no sólo es una tentadora carta de presentación sino también un aval fantástico par esta ciudad con unos productos de primera y la mayor concentración de bares por habitantes de toda España. Por ello el tapeo no podía faltar en dos barrios que rivalizan en cantidad y calidad: el Húmedo y el Romántico. Hay decenas de bares en decenas de calles pero esta plaza concentra algunos de los imprescindibles.

NGvozdeva / ISTOCK

Calle Pizarro (Cáceres)

La rica gastronomía extremeña se exhibe en forma de tapas en esta maravillosa ciudad de piedra. Desde la torta del casar y el abanico de embutidos ibéricos hasta las migas y el zorongollo o las contundentes recetas a base de pimentón de la Vera. Por eso, además de apreciar el patrimonio histórico y cultural, se debe guardar hueco en el estómago para las delicias gratuitas de esta calle, que van desde lo más racial hasta las elaboraciones más sofisticadas.

Rúa da Milagrosa (Lugo)

Esta ciudad que es un museo romano al aire libre presume también de animadas tabernas, ideales para tapear mientras se toman os viños. Y es que en Lugo el aperitivo es un deporte que se practica por partida doble: con cada trago, y sin pagar ni un céntimo más, se ofrecen dos tapas, una fría y otra caliente algo más elaborada. Hay muchas zonas para ello, pero esta calle repleta de bares no falla. 

Calle Cerón (Jaén)

El arte del tapeo gratuito tiene también su hueco en esta ciudad. Concretamente en un puñado de callejuelas del centro en torno a la calle Cerón, donde reside un concurrido bar famoso por su morcilla con migas. Discreta y soñolienta, Jaén no sólo es dueña y señora de monumentos históricos y castillos imponentes sino también, para muchos, de las mejores tapas de Andalucía.

Maica / ISTOCK

Calle de la Infanta Isabel (Segovia)

Esta calle aledaña a la Plaza Mayor es conocida popularmente como la calle de los bares, con lo que hay poco que añadir a su jugosa oferta de cañeo. Pero es que, además, en todos ellos se sirven tapas riquísimas a elegir junto con cada consumición, sin que esto suponga necesariamente un aumento de precio. Una reconfortante manera de comprobar que no sólo de judiones y cochinillo asado vive esta bonita ciudad.

Calle Jovellanos (Almería)

Imaginación, esmero y mucha gracia es lo que tienen las tapas por cortesía en esta soleada ciudad del sur. Y esta calle, precisamente, se lleva la palma en lo que a prestigio se refiere, aunque no hay que ocultar que existen otros muchos rincones cultivadores del buen comer. Tradición y modernidad nunca fueron tan de la mano como en los ruidosos bares almerienses con vistas al Mediterráneo.

Plaza Mayor, Cervantes y Pilar (Ciudad Real)

Agrupamos estos tres espacios contiguos para situar el epicentro de las tapas en esta capital a menudo olvidada y que es, sin embargo gastronómicamente interesante. Una ciudad con muy buen ambiente y algunos bares clásicos donde preparan los aperitivos caseros de toda la vida, que son los que más éxito tienen.